AriaHealth.com

1-877-808-ARIA

Cortes y heridas en la boca y los labios

Los niños suelen tener cortes, heridas y laceraciones leves en la boca y los labios cuando juegan, escalan o participan en actividades deportivas. La mayoría de estas lesiones puede tratarse en el hogar con un tratamiento simple de primeros auxilios. Las encías, la lengua y los labios son una rica fuente de sangre, por lo que, cuando se producen cortes, estas áreas pueden sangrar en exceso.

Primeros auxilios para cortes y heridas superficiales:

  • Calme a su hijo y asegúrele que puede ayudarlo

  • Aplique presión con una venda o un paño limpio durante varios minutos para detener la hemorragia

  • Lávese bien las manos

  • Si la herida se encuentra en los labios o la zona fuera de la boca, lávela bien con agua y jabón, pero no frote la herida. Retire cualquier partícula de suciedad de la zona y deje correr agua del grifo sobre el corte durante varios minutos. Un corte o una raspadura sucia que no se limpie bien pueden dejar cicatrices:

    • aplique una crema o loción antiséptica;

    • dele a su hijo un helado o un cubo de hielo para que succione y así disminuya el sangrado y la inflamación;

    • revise la zona a diario y manténgala limpia y seca;

    • evite soplar sobre la herida, ya que puede desarrollar gérmenes;

    • use un protector solar (factor de protector solar mínimo de 15) en las heridas y los cortes curados para ayudar a evitar cicatrices.

  • Si la herida se encuentra dentro de la boca, enjuague la zona con agua fría durante varios minutos. Retire cualquier partícula de polvo del área:

    • dele a su hijo un helado o un cubo de hielo para que succione y así disminuya el sangrado y la inflamación;

    • revise la zona a diario y manténgala limpia.

  • Incluso las laceraciones pequeñas en los labios pueden producir una diferencia notoria en el borde o contorno de los labios. Estas heridas pueden requerir puntos de sutura para mantener los bordes parejos y disminuir la posibilidad de cicatrices. Es posible que las laceraciones que se producen en el rincón de la boca donde se unen los labios superiores e inferiores sangren mucho.

  • Los moretones, las ampollas o la inflamación de los labios, producto de un traumatismo, pueden tratarse con la succión de helados o cubos de hielo, o aplicando un paquete de hielo en la zona cada una o dos horas, durante 10 a 15 minutos, durante las primeras 24 horas.

¿Cuándo debo llamar al médico de mi hijo?

El médico de su hijo determinará el tratamiento específico para las heridas y los cortes de la boca que requieran más que un tratamiento leve en el hogar. En general, comuníquese con el médico de su hijo si las heridas y los cortes en la boca del niño tienen las siguientes características:

  • sangran y la hemorragia no se detiene luego de cinco a diez minutos de presión directa. Si el sangrado es copioso, mantenga la presión de cinco a diez minutos sin detenerse a ver la herida. Si el paño se empapa de sangre, coloque un nuevo paño sobre el usado. No levante el primer paño. Tenga en cuenta que las heridas en el rostro suelen sangrar mucho, incluso en circunstancias normales; comuníquese con el médico si una herida o un corte no deja de sangrar luego de 10 minutos;

  • tiene más de 1/2 pulgada de longitud o profundidad;

  • es un corte grande en el rostro;

  • fue causada por una herida punzante o con un objeto oxidado o sucio;

  • tiene desechos como tierra, piedras o grava;

  • tiene los bordes separados o es irregular;

  • fue causada por una mordedura de animal o humano;

  • causa dolor excesivo o sospecha que hay una fractura o una lesión en los huesos o la cabeza;

  • muestra signos de infección, como calor en aumento, enrojecimiento, inflamación o supuración.

También comuníquese con el médico de su hijo si:

  • su hijo no recibió la vacuna antitetánica en los últimos cinco años o no está seguro de cuándo la recibió;

  • está preocupado por la herida o tiene alguna pregunta.

Evitar lesiones en la boca

Las siguientes son algunas pautas para evitar lesiones en las bocas de los niños:

  • enseñe a su hijo que nunca camine o corra mientras tiene un objeto en la boca;

  • enseñe a su hijo que no succione ni mastique objetos puntiagudos, filosos o duros, como los lápices;

  • haga que su hijo use un protector bucal si practica actividades deportivas que podrían lesionarlo.

Quick Find