AriaHealth.com

1-877-808-ARIA

Desorden bipolar en adolescentes

¿Qué es el desorden bipolar?

El desorden bipolar, también llamado síndrome maníaco-depresivo, se clasifica como un tipo de desorden afectivo (también llamado trastorno afectivo) que va más allá de las cosas positivas o negativas ordinarias del día y se ha convertido en una afección médica seria y una preocupación de salud importante en este país. El desorden bipolar se caracteriza por episodios periódicos de extrema felicidad, euforia, buen humor o irritabilidad (también llamado manía) contrapuesto a síntomas clásicos de la depresión clínica, es por esto que hay dos "polos" o síntomas del desorden.

¿Quiénes se ven afectados por el desorden bipolar?

El desorden bipolar afecta al 2,6 por ciento de los estadounidenses adultos todos los años. La edad promedio de aparición son los 25 años. Cuando los síntomas están presentes antes de los 12 años, con frecuencia se los confunde con el desorden de déficit de atención/hiperactividad (ADHD, por sus siglas en inglés): un síndrome que habitualmente se caracteriza por dificultades serias y continuas que dan como consecuencia la falta de atención, la distracción, la impulsividad y la hiperactividad.

El desorden bipolar afecta a las mujeres y a los hombres por igual (aunque es más probable que las mujeres experimenten más síntomas depresivos que maníacos) y con frecuencia comienza en la adolescencia o a principios de la edad adulta. El desorden bipolar se está empezando a reconocer mejor en los niños pequeños, aunque el diagnóstico sigue resultando difícil.

Es probable que haya familias más propensas al desorden bipolar y, en algunos casos, se considera hereditario. Los investigadores aún están intentando identificar un gen (o genes) que puedan ser responsables de este desorden.

¿Cuáles son los síntomas del desorden bipolar?

A continuación, se enumeran los síntomas más comunes del desorden bipolar. Sin embargo, cada persona puede experimentar los síntomas de una forma diferente.

Los síntomas depresivos pueden incluir:

  • Sentimientos continuos de tristeza

  • Sentimiento de desesperanza o impotencia

  • Baja autoestima

  • Sentimiento de inadecuación

  • Culpa excesiva

  • Sentimientos de querer morir

  • Pérdida de interés en las actividades usuales o las actividades que antes disfrutaban

  • Dificultad para las relaciones

  • Perturbaciones del sueño (por ejemplo, insomnio o hipersomnia)

  • Cambios en el apetito o en el peso

  • Falta de energía

  • Dificultad para concentrase

  • Disminución de la capacidad de tomar decisiones

  • Pensamientos suicidas o intentos de suicidio

  • Molestias físicas frecuentes (por ejemplo, dolores de cabeza, de estómago o fatiga)

  • Irse de la casa o amenazar con irse de la casa

  • Hipersensibilidad al fracaso o al rechazo

  • Irritabilidad, hostilidad, agresión

Los síntomas maníacos pueden incluir:

  • Autoestima excesivamente alta

  • Disminución de la necesidad de descasar y dormir

  • Aumento de la capacidad de distracción y la irritabilidad

  • Participación excesiva en actividades placenteras y/o de alto riesgo que pueden tener consecuencias dolorosas: esto puede incluir comportamiento provocativo agresivo, destructivo o antisocial (por ejemplo,promiscuidad sexual, manejo imprudente, gastos desmedidos, abuso de alcohol y/o drogas).

  • Aumento de la locuacidad (puede incluir aumento de la velocidad para hablar, cambios rápidos de tema, no soporta las interrupciones).

  • Exceso de sentimientos de euforia o felicidad, por momentos grandiosos 

  • Cambios de humor severos e impredecibles incluido feliz o ridículo, o inusualmente enojado, agitado o agresivo

  • Aumento del impulso sexual

  • Aumento del nivel de energía

  • Falta inusual de discernimiento

Algunos adolescentes en etapa maníaca experimentan síntomas psicóticos incluidas las alucinaciones y/o delirios.

Para que se realice un diagnóstico de desorden bipolar, un individuo debe presentar síntomas maníacos y depresivos en distinto grado, de acuerdo con la gravedad del desorden. Los síntomas del desorden bipolar, en especial en adolescentes, pueden parecerse a otros problemas (como por ejemplo, el abuso de drogas, el desorden de déficit de atención/hiperactividad o la delincuencia). Siempre consulte al proveedor de atención médica de su hijo para obtener un diagnóstico preciso.

¿Cómo se diagnostica el desorden bipolar?

Buscar un diagnóstico y un tratamiento tempranos es esencial para la recuperación. Con frecuencia se realiza un diagnóstico después de una meticulosa evaluación psiquiátrica y una historia clínica realizada por un psiquiatra u otro profesional de salud mental.

Tratamiento para el desorden bipolar

El tratamiento específico para el desorden bipolar será determinado por el proveedor de atención médica de su hijo según lo siguiente:

  • la edad de su hijo, su estado general de salud y su historia clínica

  • la gravedad de los síntomas

  • la tolerancia de su hijo a determinados medicamentos o terapias

  • las expectativas respecto de la evolución del trastorno

  • su opinión o preferencia

Los trastornos afectivos, incluido el desorden bipolar, con frecuencia se pueden tratar con éxito. El tratamiento siempre debe basarse en una evaluación exhaustiva del adolescente y la familia. El tratamiento puede incluir alguna o varias de las siguientes:

  • Medicamentos (por ejemplo estabilizadores del estado de ánimo y/o antidepresivos)

  • Psicoterapia (con más frecuencia cognitivo-conductual, de apoyo, psicoeducacional y/o interpersonal)

  • Terapia familiar

  • Consultas con la escuela del adolescente

Los padres desempeñan un papel de apoyo esencial en cualquier proceso de tratamiento.

El hecho de reconocer los variados y extremos cambios de estado de ánimo relacionados con el desorden bipolar es esencial para obtener tratamiento eficaz y evitar las consecuencias potencialmente dolorosas del comportamiento imprudente y maníaco.

Quick Find