AriaHealth.com

1-877-808-ARIA

Dolor de la Pelvis

¿Qué es el dolor pélvico (o de la Pelvis)?

El dolor pélvico es una queja común entre las mujeres. Su naturaleza e intensidad pueden variar, y su causa es frecuentemente oculta. En algunos casos, no hay evidencia de alguna enfermedad. El dolor puede ser categorizado como agudo, que significa que el dolor es súbito y severo, o crónico, es decir, el dolor va y viene o es constante, durando por un periodo de meses o más. De acuerdo con el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos, dolor pélvico que dura más que 6 meses que no mejora con tratamiento es conocido como dolor pélvico crónico. El dolor pélvico puede originarse en los órganos genitales o extragenitales, en o alrededor de la pelvis, o puede ser sicológico, lo cual hace que el dolor se sienta peor o en efecto, causar una sensación de dolor, cuando no hay un problema físico presente. 

¿Qué causa el dolor pélvico?

El dolor pélvico puede tener causas múltiples, las cuales incluyen:

  • Inflamación o irritación directa de los nervios causado por un trauma agudo o crónico, fibrosis, presión, o inflamación intraperitoneal.

  • Contracciones musculares o calambres de los músculos tanto los estriados como los lisos.

  • Los factores sicogénicos, los cuales pueden causar o agravar el dolor.

Algunas de las fuentes más comunes del dolor pélvico agudo, o dolor que ocurre súbitamente, pueden incluir:

  • El embarazo ectópico - un embarazo que ocurre afuera del útero.

  • La enfermedad pélvica inflamatoria (su sigla en inglés es PID) - una infección de los órganos reproductivos.

  • La torsión o ruptura de un quiste del ovario.

  • El aborto espontáneo o la amenaza de un aborto expontáneo.

  • La infección del tracto urinario.

  • La apendicitis.

  • La ruptura de una trompa de Falopio.

Algunas de las condiciones que pueden llevar al dolor pélvico crónico, pueden incluir los siguientes:

  • Los calambres menstruales.

  • La endometriosis.

  • Los fibroides uterinos - crecimientos anormales sobre, o en la pared uterina.

  • Las adhesiones - tejido cicatrizante entre los órganos internos en la cavidad pélvica.

  • Los pólipos endometriales - protuberancias pegadas por un tallo pequeño en la cavidad uterina.

  • Los cánceres del aparato reproductor.

Este dolor de largo plazo y frecuentemente implacable puede causar que las defensas de una mujer colapsen, dando como resultado cambios emocionales y de la conducta. Cuando esto ocurre, se le da el término de "síndrome crónico de dolor pélvico".

¿Cuáles son los diferentes tipos de dolor pélvico?

Los siguientes son ejemplos de los diferentes tipos de dolor pélvico más comúnmente descritos por las mujeres, y sus posibles causas u origen. Siempre consulte con su médico para su diagnóstico.

Tipo de Dolor

Posible causa

Dolor localizado

Puede deberse a una inflamación.

Dolor como de cólicos

Puede ser causado por un espasmo en un órgano blando, como el intestino, la uretra o el apéndice.

Comienzo súbito de dolor

Puede ser causado por una deficiencia temporal en el abastecimiento de la sangre, debido a una obstrucción en la circulación de la sangre.

Dolor que se desarrolla lentamente

Puede deberse a una inflamación del apéndice o a una obstrucción intestinal.

Dolor que envuelve todo el abdomen

Puede sugerir una acumulación de sangre, pus o contenidos intestinales.

Dolor agravado por el movimiento o durante el examen

Puede ser como resultado de una irritación en el revestimiento de la cavidad abdominal.

¿Cómo se diagnostica el dolor pélvico?

Los procedimientos de diagnóstico y los exámenes se realizarán para determinar la causa del dolor pélvico. Además, su médico puede hacerle preguntas acerca del dolor como:

  • ¿Cuándo y dónde ocurre el dolor?

  • ¿Cuánto dura el dolor?

  • ¿Está el dolor relacionado a su ciclo menstrual, al orinar y, o la actividad sexual?

  • ¿Cómo se siente el dolor (por ejemplo, agudo, sordo, etc.)?

  • ¿Bajo que circunstancias comenzó el dolor?

  • ¿Qué tan de repente comenzó el dolor?

Información adicional acerca del momento en que el dolor ocurre y su duración así como la presencia de otros síntomas relacionados con algunas actividades como comer, dormir, actividades sexuales y el movimiento pueden también ayudarle a su médico a determinar un diagnóstico.

Además de una historia médica completa y los exámenes físico y pélvico, los procedimientos de diagnóstico para el dolor pélvico pueden incluir:

  • Exámenes de sangre.

  • Examen de embarazo.

  • Urinálisis.

  • Cultivo de células del cerviz.

  • Ultrasonido.  Una técnica diagnóstica de imágenes que usa ondas sonoras de alta frecuencia para crear una imagen de los órganos internos.

  • Tomografía computarizada (su sigla en inglés es CT).  Un procedimiento no invasor que toma imágenes usando una combinación de radiografías y tecnologías de rayos X y computadoras para obtener imágenes transversales (a menudo llamadas "rebanadas") del cuerpo, tanto horizontales como verticales para detectar cualquier anormalidad que no pueda verse en un rayo X corriente.

  • Imágenes de resonancia magnética (su sigla en inglés es MRI).  Un procedimiento no invasor que produce una vista bidimensional de un órgano interno o estructura.

  • Laparoscopia.  Un procedimiento de cirugía menor en el cual un laparoscopio, un tubo pequeño con un lente y una luz, se inserta dentro de una incisión en la pared abdominal. Usando el laparoscopio para ver dentro del área pélvica, el médico puede determinar las localizaciones, que tan avanzados están y el tamaño de los crecimientos endometriales.

  • Los rayos X.  Energía electromagnética usada para producir imágenes de los huesos y de los órganos internos en una fotografía.

  • Colonoscopia. Procedimiento que le permite al médico ver la longitud completa del intestino grueso y a menudo puede ayudar a identificar crecimientos anormales, tejido inflamado, úlceras y hemorragia. Consiste en la introducción de un colonoscopio, un tubo con luz, largo y flexible, a través del recto hasta el colon. El colonoscopio le permite al médico ver el revestimiento del colon, extirpar tejido para exámenes adicionales y posiblemente tratar algunos problemas que se descubran.

  • Sigmoidoscopia. Procedimiento de diagnóstico que le permite al médico examinar la parte interior de una porción del intestino grueso, y ayuda a identificar las causas de la diarrea, el dolor abdominal, el estreñimiento, los crecimientos anormales y la hemorragia. Un tubo con luz, flexible y corto, llamado sigmoidoscopio, se introduce en el intestino a través del recto. El sigmoidoscopio sopla aire dentro del intestino para inflarlo y hacer más fácil la visión interna. 

Tratamiento para el dolor pélvico

El tratamiento específico para el dolor pélvico será determinado por su médico basándose en:

  • Su estado general de salud y su historia médica.

  • Que tan avanzada está la condición.

  • La causa de la condición.

  • Su tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.

  • Sus expectativas para la trayectoria de la condición.

  • Su opinión o preferencia.

Los tratamientos pueden incluir:

  • Medicinas antibióticas.

  • Medicamentos antiinflamatorios y, o para el dolor.

  • Ejercicios de relajación.

  • Anticonceptivos orales (inhibidores de la ovulación).

  • Cirugía.

  • Terapia física.

Si no se puede encontrar la causa física, el dolor pélvico puede ser diagnosticado como una defensa sicológica o un mecanismo para acoplarse a algún tipo de trauma. En algunos casos, la sicoterapia es recomendada. En otros casos, los médicos pueden recomendar un tratamiento multidisciplinario utilizando un número de planteamientos diferentes incluyendo modificaciones nutricionales, cambios en su medio ambiente, la terapia física y el manejo del dolor.

Quick Find