AriaHealth.com

1-877-808-ARIA

Ejercicio y la persona que envejece

El ejercicio beneficia a las personas de todas las edades

Hay numerosos beneficios de seguir un programa de ejercicios regulares -incluso para individuos que sufren condiciones como dolor de articulación, dolor de espalda, artritis o osteoporosis- o individuos que se están recuperando de una lesión o cirugía (por ejemplo, reemplazo de articulaciones o artroscopia). También se ha demostrado que el ejercicio es beneficioso para las personas de todas las edades ya que ayuda a bajar la presión sanguínea, disminuir los riesgos de caídas y lesiones graves (tales como fracturas de caderas o muñecas), y lentifica la pérdida de masa muscular y ósea del cuerpo. Además, el ejercicio ayuda a lograr lo siguiente:

  • Aumentar la flexibilidad

  • Tonificar los músculos

  • Desarrollar huesos más fuertes

  • Mejorar la movilidad y el equilibrio

  • Mejorar la imagen propia

  • Aliviar el insomnio

  • Aliviar la tensión y el estrés

  • Contrarrestar sentimientos de ansiedad y depresión

  • Mantener un peso saludable

  • Mejorar la aptitud cardiovascular

  • Aumentar los niveles de colesterol de lipoproteina de alta densidad (HDL) (el colesterol "bueno")

  • Reducir los riesgos de enfermedades crónicas (por ejemplo, diabetes tipo 2 de ciertos tipos de cáncer, tales como cáncer de mama o cáncer de colon)

  • Proporcionar diversión y entretenimiento

  • Proporcionar una vida más larga y más sana

  • Reducir el dolor de articulaciones y de músculos

Foto de dos personas mayores caminando por el vecindario

Ejercicio y la persona que envejece

Nunca es demasiado tarde para empezar un programa de ejercicios. Con los avances actuales científicos y en tecnología médica, la expectativa de vida promedio para hombres y mujeres está aumentando. Además de esto, con vidas más largas, las personas están buscando mayor calidad de vida y le dan mayor importancia a una vida independiente y saludable. El ejercicio es una gran forma de mantener activa a las personas mayores, pero debe ser encarado con precaución. El ejercicio no tiene que ser vigoroso para ser beneficioso. Incluso una caminata por el parque o 30 minutos de trabajo en el jardín pueden ayudar a un cuerpo y mente mayor. Además, si 30 minutos de ejercicio en forma continua parece demasiado, las investigaciones sugieren que tres intervalos de 10 minutos distribuidos en el día son igualmente efectivos.

Si tiene una condición médica existente, o está comenzando un programa de ejercicio, asegúrese de consultar con su proveedor de salud antes de iniciar el programa para asegurarse de que el programa de ejercicios que eligió está diseñado con su salud y bienestar en mente.

Quick Find