AriaHealth.com

1-877-808-ARIA

Enfermedad del Reflujo Gastroesofágico, su sigla en inglés es GERD / Acidez

Dibujo que demuestra el reflujo gastroesofagal
Click Image to Enlarge

¿Qué es la GERD?

La enfermedad del reflujo gastroesofágico (su sigla en inglés es GERD) es un trastorno digestivo causado por el ácido gástrico que sube desde el estómago al esófago.

"Gastroesofágico" se refiere al estómago y al esófago, y "reflujo" significa "subir o regresar". El reflujo gastroesofágico (su sigla en inglés es GER) es el regreso de los jugos ácidos del estómago, o alimentos y líquidos, al esófago.

¿Cuáles son los síntomas de la GERD?

A continuación se enumeran los síntomas más comunes de la GERD. Sin embargo, cada individuo puede experimentarlos de una forma diferente.

Acidez, llamada también indigestión ácida, es el síntoma más común de la GERD. La acidez se describe como un ardor en el pecho que empieza detrás del esternón y sube hasta el cuello y la garganta. Puede durar hasta dos horas y a menudo empeora después de comer. Acostarse o doblarse puede también provocar acidez gástrica.

La mayoría de los niños menores de 12 años de edad, y algunos adultos, con diagnóstico de GERD experimentan una tos seca, síntomas de asma o dificultad para tragar, en lugar de acidez estomacal. 

Es menos probable que el dolor de la acidez se asocie con la actividad física.

Los síntomas de la GERD pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Siempre consulte a su médico para el diagnóstico.

¿Qué causa la GERD?

La causa típica de la GERD es el regreso del ácido del estómago al esófago. El esfínter esofágico inferior, un músculo situado en la base del esófago, se abre para permitir que entren los alimentos y se cierra para mantenerlos en el estómago. Cuando este músculo se relaja demasiado a menudo o por demasiado tiempo, el ácido regresa al esófago, provocando acidez.

Otros estilos de vida que contribuyen a la GERD pueden incluir los siguientes:

  • El sobrepeso.

  • Comer en exceso.

  • Consumir ciertos alimentos como las frutas cítricas, el chocolate, y las comidas grasas y picantes.

  • La cafeína.

  • El alcohol.

  • Fumar.

  • El uso de medicamentos antiinflamatorios no esteroides (su sigla en inglés es NSAID) como la aspirina y el ibuprofeno.

Otras causas médicas de la acidez pueden incluir las siguientes:

  • Gastritis (inflamación del revestimiento del estómago).

  • Enfermedad ulcerosa.

¿Cómo se diagnostica la GERD?

Además del examen y la historia médica completa, los procedimientos para el diagnóstico de la GERD pueden incluir los siguientes:

  • Serie gastrointestinal (GI) superior (también llamada trago bario).  Examen de diagnóstico que examina los órganos de la parte superior del sistema digestivo: el esófago, el estómago y el duodeno (la primera sección del intestino delgado). Se ingiere un líquido denominado bario (un producto químico metálico [líquido yesoso] utilizado para recubrir el interior de los órganos de forma que aparezcan en una placa de rayos X). Después se toman los rayos X para evaluar los órganos digestivos.

  • Esofagogastroduodenoscopia (también llamada EGD o endoscopia superior).  Una EGD (endoscopia superior) es un procedimiento que le permite al médico examinar el interior del esófago, el estómago y el duodeno. Un tubo con luz, delgado y flexible, llamado endoscopio, se pasa por la boca y la garganta, y luego por el esófago, el estómago y el duodeno. El endoscopio le permite al médico ver dentro de este área del cuerpo, así como introducir instrumentos a través del endoscopio para tomar muestras de tejido y realizar una biopsia (si es necesario).

  • Examen de Bernstein.  Examen que ayuda a confirmar que los síntomas son el resultado de ácido en el esófago. El examen se realiza goteando un ácido leve a través de un tubo colocado en el esófago.

  • Manometría esofágica.  Este examen ayuda a determinar la fortaleza de los musculos del esófago. Es útil en la evaluación del reflujo gastroesofágico y las anomalías relacionadas con la deglución. Se introduce un tubo pequeño en la nariz, y luego se pasa por la garganta y finalmente al esófago. A continuación se mide la presión que los músculos del esófago producen en reposo.

  • Monitorización del pH.  Mide la acidez dentro del esófago. Es de ayuda para evaluar el reflujo gastroesofágico (su sigla en inglés es GERD). Se coloca un tubo delgado de plástico en una fosa nasal, se pasa por la garganta y luego por el esófago. El tubo se detiene exactamente por encima del esfínter esofágico inferior, que es la conexión entre el esófago y el estómago. Al final del tubo dentro del esófago hay un sensor que mide el pH o la acidez. El otro extremo del tubo fuera del cuerpo está conectado a un monitor que registra los niveles de pH por un período de 24 a 48 horas. Durante el estudio se recomienda la actividad normal, y se lleva un diario de los síntomas experimentados, o de la actividad que podría ser indicio de reflujo, como las náuseas o la tos. También se recomienda llevar un registro de las hora, tipo, y cantidad de la comida. Las lecturas del pH se evalúan y se comparan con la actividad del paciente durante ese período.

Tratamiento de la GERD

El tratamiento específico de la GERD será determinado por su médico basándose en:

  • Su edad, su estado general de salud y su historia médica.

  • Qué tan avanzada está la condición.

  • Su tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.

  • Sus expectativas para la trayectoria de la condición.

  • Su opinión o preferencia.

En muchos casos, la GERD puede aliviarse a través de cambios en la dieta y en el estilo de vida, bajo la dirección de su médico. Algunas maneras de controlar la acidez incluyen las siguientes:

  • Supervisar los medicamentos que toma, ya que algunos pueden irritar el revestimiento del esófago o del estómago.

  • Dejar de fumar.

  • Controlar la ingestión de alimentos y limitar las comidas grasas o fritas, la menta, el chocolate, el alcohol, el café, las frutas y los jugos cítricos, así como los productos derivados del tomate, bebidas gaseosas y energéticas.

  • Comer porciones más pequeñas.

  • Evitar comer en exceso.

  • Controlar el consumo de alcohol.

  • No acostarse o irse a la cama inmediatamente después de una comida. En lugar de eso, esperar un par de horas.

  • Bajar de peso, si es necesario.

  • Elevar la cabecera de la cama 6 pulgadas mediante la colocación de ladrillos o bloques de cemento bajo las patas de la cama.

  • Tomar un antiácido, según lo recomiende su médico.

  • Consulte con su médico acerca de los medicamentos de venta sin receta médica llamados "bloqueadores H2" y los inhibidores de la bomba de protones. Estos medicamentos, que anteriormente se vendían sólo con receta médica, pueden tomarse antes de comer para prevenir la acidez. También, los medicamentos procinéticos, que ayudan a vaciar alimentos del estómago, pueden ser recetadas por su médico. 

  • Ocasionalmente, puede realizarse un procedimiento quirúrgico llamado fundoplicación para ayudar a mantener el esófago en la posición correcta y evitar el reflujo aumentar la presión en el esófago.

Quick Find