AriaHealth.com

1-877-808-ARIA

Espiral endovascular

Embolización con espirales, embolización con espiral desmontable, embolización endovascular, reparación endovascular de aneurisma intracraneal)

Descripción general del procedimiento

¿Qué es el espiral endovascular?

El espiral endovascular, también llamado embolización con espirales o embolización endovascular, es un procedimiento realizado para obstruir el flujo sanguíneo en un aneurisma (un área debilitada en la pared de una arteria). Un aneurisma en el cerebro puede llamarse aneurisma cerebral o aneurisma intracraneal.

Ilustración de un procedimiento con espiral para un aneurisma cerebral
Haga clic en la imagen para ampliarla.

Detener el flujo sanguíneo en un aneurisma ayuda a evitar que éste se rompa (estalle). La inserción del espiral no requiere un procedimiento quirúrgico. En cambio, se inserta un catéter (tubo largo y delgado) en una arteria de la ingle y se lo hace avanzar hacia la arteria afectada del encéfalo. Se utilizan rayos X para guiar el catéter a la arteria.

La inserción del espiral también se usa para tratar una afección llamada malformación arteriovenosao MAV. Una MAV es una comunicación anómala entre una arteria y una vena que puede ocurrir en el cerebro, en la médula espinal o en cualquier otra parte del cuerpo.

Los espirales usados en este procedimiento se fabrican con platino blando y tienen forma de resorte. Estos espirales son muy pequeños y delgados, con medidas desde el doble del ancho de un cabello humano (el más grande) a menos del ancho de un cabello (el más pequeño).

Ilustración de un clipaje de aneurisma cerebral
Haga clic en la imagen para ampliarla.

Los aneurismas pueden tratarse de diferentes formas, de acuerdo con el tipo de aneurisma, el lugar del cerebro en el que se ubica y de la condición clínica del paciente. El método estándar para tratar un aneurisma cerebral se llama clipaje de aneurisma. En este procedimiento se usa un pequeño clip metálico para detener el flujo sanguíneo hacia el aneurisma, después de lograr una abertura en el cráneo para llegar al aneurisma del cerebro. El clip es muy parecido a un broche para la ropa. Se coloca en el cuello (apertura) del aneurisma para obstruir el flujo sanguíneo y permanece dentro del encéfalo.

La inserción del espiral es el procedimiento más reciente que se encuentra disponible desde mediados de los 90. Tiene ventajas con respecto al clipaje quirúrgico de aneurisma, porque no implica abrir el cráneo y el tiempo de hospitalización y de recuperación en general es más breve. Sin embargo, no todas las personas con un aneurisma cerebral o MAV se adecuan a la inserción de un espiral.

Otros procedimientos relacionados que pueden usarse para diagnosticar o tratar trastornos cerebrales incluyen la angiografía cerebral, la tomografía computarizada (TC) del cerebro, el electroencefalograma (EEG), las imágenes por resonancia magnética (IRM) del cerebro, la tomografía por emisión de positrones (TEP), los eco-Doppler, las radiografías del cráneo y la craneotomía. Para más información, vea cada procedimiento.

¿Qué es un aneurisma?

Haga clic para ampliar

Un aneurisma cerebral es un área protuberante y debilitada en la pared de una arteria del cerebro que produce ensanchamiento o distensión anormal. Debido a la existencia de una zona debilitada en la pared de la arteria, existe riesgo de ruptura (estallido) del aneurisma.

Por lo general, un aneurisma cerebral se produce en una arteria situada en la parte frontal del cerebro que provee sangre rica en oxígeno al tejido cerebral. Una pared normal de una arteria consta de tres capas. La pared del aneurisma es fina y débil debido a la pérdida o ausencia anormal de la capa muscular de la pared de la arteria, con lo que sólo quedan dos capas.

Haga clic para ampliar

El tipo más común de aneurisma cerebral se denomina aneurisma sacular o baya y representa entre el 80 % y el 90 % de los aneurismas cerebrales. Este tipo de aneurisma se asemeja a una "baya" con un tallo estrecho. Puede existir más de un aneurisma al mismo tiempo.

Los otros dos tipos de aneurismas cerebrales son el fusiforme y el disecante. Un aneurisma fusiforme sobresale por todos lados (en forma de circunferencia). Por lo general se lo asocia con la aterosclerosis.

Un aneurisma disecante puede producirse por un desgarro en la capa interna de la pared de la arteria, lo que permite el ingreso de la sangre a las capas. Esto puede distender un lado de la pared de la arteria o puede bloquear u obstruir el flujo sanguíneo a través de ella. Los aneurismas disecantes pueden producirse por lesiones traumáticas. La forma y la ubicación del aneurisma pueden influir en el tipo de tratamiento.

La mayoría de los aneurismas cerebrales se presenta sin síntomas y tienen un tamaño pequeño (menor a 10 milímetros de diámetro, o sea, menos que 4/10 de pulgada). Los aneurismas más pequeños tienen un riesgo de ruptura menor.

Aunque un aneurisma cerebral puede ser asintomático, el síntoma inicial más común de un aneurisma cerebral sacular es una hemorragia subaracnoidea (HSA). La HSA sangra en el espacio subaracnoideo (el espacio que existe entre el cerebro y las membranas que lo recubren). Un aneurisma cerebral sacular roto es la causa más común de las HSA. La HSA constituye una emergencia médica y pueden producir un derrame cerebral hemorrágico (sangrante).

Los derrames cerebrales hemorrágicos suceden cuando se produce la ruptura de un vaso sanguíneo que abastece el cerebro con la consiguiente hemorragia. Cuando una arteria sangra dentro del cerebro, las células y los tejidos de éste no reciben oxígeno ni nutrientes. Además, aumenta la presión en los tejidos circundantes y se produce irritación e hinchazón.

El aumento en el riesgo de ruptura se relaciona con los aneurismas mayores a 10 milímetros (menor a 4/10 de pulgada) de diámetro, en una localización en particular (circulación posterior en el cerebro) y/o una ruptura anterior de otro aneurisma. La ruptura de un aneurisma cerebral está asociada a un riesgo de muerte significativo.

¿Cómo se realiza la inserción del espiral?

La inserción del espiral es realizada por un neurocirujano, un médico que se especializa en la cirugía y el tratamiento del sistema nervioso, y/o un radiólogo intervencionista, un médico que se especializa en métodos de diagnóstico y tratamientos con técnicas radiológicas.

La fluoroscopia (un tipo especial de radiografía, como fuera a una "película" de radiografías) ayuda en este procedimiento. Se inserta un catéter en una arteria de la ingle. Un pequeño cable dentro del catéter lo guía por el vaso sanguíneo hasta llegar al área del aneurisma. El médico utiliza la fluoroscopia para guiar el catéter hasta el lugar del aneurisma en el encéfalo.

Se introduce un microcatéter por el catéter anterior. El espiral está unido al microcatéter. Cuando el microcatéter llega y se introduce en el aneurisma, se usa una corriente eléctrica para separar el espiral del catéter. El espiral cierra la abertura del aneurisma. Pueden necesitarse varios espirales para cerrar el aneurisma. El espiral queda en el aneurisma en forma permanente. Según el tamaño del aneurisma, puede necesitarse más de un espiral para cerrar totalmente el aneurisma.

Razones para realizar el procedimiento

La inserción del espiral se realiza mayormente para tratar aneurismas cerebrales que todavía no se rompieron. Sin embargo, puede utilizarse para tratar aneurismas que ya se rompieron.

Su médico puede recomendarle también la inserción de un espiral por otros motivos.

Riesgos del procedimiento

Si está embarazada o sospecha estarlo, debe informárselo a su proveedor de atención médica.

Existe el riesgo de tener una reacción alérgica a la tinción. Los pacientes alérgicos o con sensibilidad a ciertos medicamentos, medios de contraste o iodo deben informárselo al radiólogo o al tecnólogo. Asimismo, los pacientes con insuficiencia renal u otros problemas renales deben informarlo al radiólogo.

Los pacientes que toman anticoagulantes (diluyentes sanguíneos) como aspirinas, warfarina (Coumadin), clopidogrel (Plavix) u otros diluyentes, deben avisarle al médico antes del procedimiento, debido a que puede ser necesario interrumpir estos medicamentos con uno o más días de anticipación.

Dado que el procedimiento involucra los vasos sanguíneos y el flujo sanguíneo del cerebro, existe un riesgo de complicaciones relacionadas con el cerebro. Estas complicaciones pueden incluir, entre otras, las siguientes:

  • Pérdida del conocimiento

  • Accidente isquémico transitorio (un trastorno breve similar a un accidente cardiovascular)

  • Hemiplejia (parálisis de la mitad del cuerpo)

  • Émbolo (coágulo en el vaso sanguíneo)

  • Hemorragias (sangrado)

  • Hematoma (un área inflamada por acumulación de sangre)

  • Accidente cerebrovascular

  • Afasia (pérdida de la capacidad para hablar o la capacidad para entender el lenguaje)

  • Infecciones

  • Ruptura de un aneurisma que no se había roto previamente

  • Posibilidades más elevadas de que el aneurisma sea recurrente

Según estado de salud específico, pueden existir otros riesgos. Asegúrese de consultar a su médico antes de la cirugía por cualquier duda o preocupación.

Antes del procedimiento

  • Su médico le explicará el procedimiento y le ofrecerá la oportunidad de formular las preguntas que tenga al respecto.

  • Se le pedirá que firme un formulario de consentimiento mediante el que autoriza la realización del procedimiento. Lea el formulario atentamente y no dude en consultar sobre los puntos que no le resulten claros.

  • Infórmele al médico si alguna vez sufrió una reacción a cualquier tinción de contraste o si tiene alergia al iodo.

  • Informe a su médico si tiene sensibilidad o alergia a medicamentos, látex, cintas adhesiva o agentes anestésicos (locales o generales).

  • Deberá ayunar durante un período determinado antes del procedimiento. Su médico le avisará cuánto tiempo deberá ayunar, ya sea por algunas horas o durante toda la noche.

  • Si está embarazada o sospecha estarlo, debe informárselo a su proveedor de atención médica.

  • Informe a su médico sobre todos los medicamentos (con receta y de venta libre) y suplementos de hierbas que tome.

  • Informe a su médico si tiene antecedentes de trastornos hemorrágicos o si está tomando medicamentos anticoagulantes (diluyentes sanguíneos), aspirinas u otros medicamentos que afecten la coagulación de la sangre. Puede ser necesario que deje de tomar estos medicamentos antes del procedimiento.

  • Su médico puede solicitar un análisis de sangre antes del procedimiento para determinar cuánto tarda la coagulación. También pueden realizarse otros análisis de sangre.

  • Según su estado clínico, el médico puede solicitar otra preparación específica.

Durante el procedimiento

El procedimiento de inserción del espiral requiere una internación. Los procedimientos pueden variar según su estado y de las prácticas de su médico.

Este procedimiento generalmente se realiza mientras usted permanece dormido bajo anestesia general; sin embargo, en algunos casos, puede realizarse bajo anestesia local.

En general, la inserción del espiral sigue este proceso:

  1. Se le pedirá que se quite la ropa, alhajas, broches para el pelo, dentaduras u otros objetos que puedan interferir con el procedimiento y se le entregará una bata.

  2. Se le dará tiempo para que vacíe la vejiga antes de comenzar el procedimiento.

  3. Se lo acostará boca arriba en la mesa de radiología.

  4. Se le colocará una línea intravenosa (IV) en el brazo o en la mano.

  5. Estará conectado a un monitor de electrocardiograma (ECG) que registra y controla la actividad eléctrica del corazón durante el procedimiento a través de unos pequeños electrodos adhesivos. Durante el procedimiento se controlarán sus signos vitales (frecuencia cardíaca, presión arterial y frecuencia respiratoria) y sus signos neurológicos.

  6. Se le puede insertar un catéter en la vejiga para drenar la orina.

  7. El radiólogo o el neurocirujano le tomará las pulsaciones debajo del lugar en la ingle donde se insertará el catéter y las marcará para poder verificar la circulación en la extremidad debajo de esa zona luego del procedimiento.

  8. Se limpiará la piel sobre el lugar de la inyección. Se inyectará un anestésico local.

  9. Se hará una pequeña incisión en la piel para exponer la arteria de la ingle.

  10. Se insertará un catéter en la arteria de la ingle con un cable guía. El médico guiará el catéter por el vaso sanguíneo hasta el cerebro basado en la fluoroscopia.

  11. Una vez guiado el catéter hasta la arteria del cerebro afectada, se inyectará un colorante de contraste para que el aneurisma y los vasos sanguíneos circundantes sean visibles a los rayos X.

  12. Se medirá el aneurisma y se determinará y registrará su forma y otras características.

  13. Una vez que se obtenga suficiente información sobre el aneurisma, se insertará un microcatéter (catéter más pequeño) dentro del catéter inicial. El espiral estará unido al microcatéter. Se usará la fluoroscopia para verificar la localización del catéter en el cuerpo.

  14. Una vez que el microcatéter haya llegado al aneurisma, el médico manipulará el espiral para que entre al aneurisma.

  15. Cuando el espiral se haya insertado totalmente en el aneurisma, se usará una pequeña corriente eléctrica para separar el espiral del catéter.

  16. El médico insertará la cantidad de espirales requeridos para cerrar totalmente el aneurisma. Los espirales formarán una especie de malla dentro del aneurisma.

  17. Después que el aneurisma esté "repleto" de espirales, se tomarán más radiografías para asegurarse que se el aneurisma se encuentre cerrado.

  18. Una vez cerrado el aneurisma, se quitará el catéter. Para evitar una hemorragia, el lugar de la inserción del catéter se puede cerrar con un dispositivo, por medio de suturas o mediante presión manual sobre la zona. El médico determinará el método adecuado según su estado.

  19. Después que se detenga el sangrado en el lugar de la inserción, se aplicará un apósito. Es posible que se le coloque un saco de arena u otro elemento pesado como una bolsa de líquido IV sobre el lugar durante un tiempo para prevenir el sangrado o la formación de un hematoma.

Luego del procedimiento

En el hospital

Después del procedimiento, es posible que lo lleven a la sala de recuperación o a la unidad de cuidados intensivos para permanecer en observación, según su estado particular. Si se realizó el procedimiento de inserción del espiral por la ruptura de un aneurisma, probablemente lo llevarán a la unidad de cuidados intensivos para su recuperación y observación. Si se realizó el procedimiento de inserción del espiral por un aneurisma sin ruptura y su estado es estable, es posible que le den el alta un día o dos después del procedimiento.

Permanecerá acostado en la cama durante 12 a 24 horas después del procedimiento. Una enfermera controlará el lugar de la inserción y sus signos vitales y neurológicos, además de la circulación y la sensibilidad en la pierna o el brazo afectado.

Se le podrán administrar medicamentos para el dolor o las molestias relativas al procedimiento o como consecuencia de estar acostado y sin moverse durante un tiempo prolongado.

Puede reanudar su dieta habitual después del procedimiento, a menos que su médico decida lo contrario.

Una vez finalizado el período de recuperación, es posible que le den el alta, a menos que su médico decida otra cosa. En algunos casos, después de un procedimiento por la ruptura de un aneurisma puede ser necesario el traslado a un centro de rehabilitación para ayudar a continuar la recuperación de los posibles daños producidos por la ruptura.

En su casa

Posiblemente se le aconseje que no realice ninguna actividad agotadora. Su médico le indicará cuándo puede volver al trabajo y reanudar las actividades habituales.
Informe a su médico ante cualquiera de los siguientes cuadros:

  • Fiebre o escalofríos

  • Aumento del dolor, enrojecimiento, hinchazón, sangrado u otra secreción en el lugar de la inserción

  • Sensación de frío, entumecimiento, hormigueo u otros cambios en la extremidad afectada

  • Cambios en las funciones corporales o cambios neurológicos, como dolores de cabeza muy fuertes, convulsiones o pérdida del conocimiento

Por lo general, se realizará un angiograma cerebral en forma periódica después del procedimiento para evaluar la eficacia de la inserción del espiral. El primer angiograma puede realizarse aproximadamente un mes después del procedimiento. Pueden realizarse otros angiogramas cerebrales u otros procedimiento de diagnóstico por imágenes como una IRM o una angiografía por resonancia magnética según los intervalos que el médico determine en base a su estado y a los resultados de los procedimientos de diagnóstico por imágenes previos que se hubieren realizado después de la inserción del espiral.

Es posible que el médico le dé instrucciones adicionales o alternativas después del procedimiento según su situación particular.

Recursos en línea

El presente contenido es meramente informativo y no está diseñado para diagnosticar o tratar un problema de salud o una enfermedad ni reemplazar las indicaciones que usted reciba de su médico. Consulte a su proveedor de atención médica ante cualquier duda o preocupación que tenga en relación con esta enfermedad.

Esta página contiene enlaces a otros sitios Web con información sobre este procedimiento y condiciones de salud relacionadas. Esperamos que estos sitios le sean útiles, pero recuerde que nosotros no controlamos ni avalamos la información presentada en ellos, así como ellos tampoco avalan la información presentada en nuestro sitio.

Asociación Estadounidense de Neurocirujanos

Asociación Americana del Ataque Cerebral

Fundación del Aneurisma Cerebral

Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares

Institutos Nacionales de la Salud (NIH)

Biblioteca Nacional de Medicina

Asociación Nacional del Ataque Cerebral

Quick Find