AriaHealth.com

1-877-808-ARIA

Electromiografía (EMG)

(Miograma)

Descripción general del procedimiento

¿Qué es la EMG?

La electromiografía (EMG) mide la respuesta muscular o la actividad eléctrica en respuesta a la estimulación nerviosa del músculo. El análisis se usa para ayudar a detectar anomalías neuromusculares.

Durante el análisis, se colocarán una o más agujas pequeñas (denominados electrodos) en la piel del músculo. La actividad eléctrica detectada por los electrodos se mostrará en un osciloscopio (un monitor que muestra actividad eléctrica en forma de ondas). Se usa un amplificador de sonido para escuchar la actividad.

La EMG mide la actividad eléctrica del músculo en estado de reposo y durante contracciones leves y fuertes. El tejido del músculo no suele producir señales eléctricas cuando está en reposo. Cuando se coloca un electrodo, puede verse un breve período de actividad en el osciloscopio, pero luego de eso, no debería verse ninguna señal.

Luego de que se coloquen todos los electrodos, es posible que se le pida que contraiga el músculo, por ejemplo, levantando o doblando la pierna. El potencial de acción (tamaño y forma de la onda) que esto crea en el osciloscopio proporciona información sobre la capacidad del músculo para responder cuando se estimulan los nervios. A medida que el músculo se contrae con más fuerza, se activan más y más fibras musculares, lo que produce potenciales de acción.

Es posible que se realice un procedimiento relacionado llamado análisis de velocidad de conducción nerviosa ("NVC", por sus siglas en inglés). El análisis de NVC es una medición de la velocidad de conducción de un impulso eléctrico a través de un nervio. El análisis de NVC puede determinar la destrucción y el daño de un nervio, y suele realizarse al mismo tiempo que la EMG. Ambos procedimientos ayudan a detectar la presencia, la ubicación y el alcance de enfermedades que dañan los nervios y los músculos.

Interpretación de los resultados del análisis

Un músculo sano no mostrará actividad eléctrica (sin signos de potencial de acción) cuando está en reposo, sino solo cuando se contrae. Sin embargo, si el músculo está dañado o perdió contacto de los nervios, puede producir actividad eléctrica cuando está en reposo. Cuando se contrae, la actividad eléctrica puede producir patrones anormales.

Un resultado de EMG anormal puede ser signo de una variedad de trastornos musculares o nerviosos, como la polimiositis (una enfermedad muscular inflamatoria que causa la pérdida de energía muscular), la distrofia muscular (una enfermedad genética crónica que progresivamente afecta la función muscular), la miastenia gravis (un trastorno inmunológico o genético que se produce en el punto en que el nervio se conecta con el músculo) y la miotonia muscular (rigidez).

Razones para realizar el procedimiento

La EMG suele usarse junto con el análisis de la velocidad de conducción nerviosa (NVC) para diferenciar un trastorno muscular de uno nervioso. El análisis de NVC detecta un problema con el nervio, mientras que la EMG detecta enfermedades que provienen de problemas musculares, así como otros problemas que surgen de la influencia de otros sistemas en el músculo, como el sistema nervioso.

La EMG puede realizarse para identificar la causa de los síntomas, tales como rigidez, atrofia, espasticidad, deformidad y debilidad muscular. Puede usarse para detectar si la persona experimenta debilidad muscular real o una debilidad producto de un dolor o por motivos psicológicos.

La EMG puede usarse, además, para evaluar muchos problemas y trastornos que incluyen, entre otros, los siguientes:

  • Enfermedades neuromusculares, como la miastenia gravis

  • Problemas motrices, como tirones musculares involuntarios

  • Compresión del nervio o lesiones, como el síndrome de túnel carpiano

  • Lesiones en la raíz del nervio, como la ciática

  • Degeneración muscular, como la distrofia muscular

Es posible que haya otros motivos por los que su médico le recomendará una EMG.

Riesgos del procedimiento

Es posible que el paciente sienta un poco de molestia, similar al pinchazo de una aguja de acupuntura o de una inyección, cuando se colocan las agujas de los electrodos en el músculo. Luego, el músculo puede doler por unos días y es posible que se forme un hematoma en el lugar donde se colocó la aguja.

También es posible que la colocación de electrodos produzca resultados falsos en una biopsia muscular o durante los análisis de sangre en los que se midan las enzimas musculares.

La EMG suele contraindicarse en personas que reciben tratamiento anticoagulante (con medicamentos anticoagulantes, como el Coumadin) porque las agujas de los electrodos pueden producir hemorragias en el músculo.

También puede contraindicarse en personas con infecciones extensivas en la piel debido al riesgo de que la infección se propague de la piel al músculo.

Según su afección médica específica, pueden existir otros riesgos. Antes de someterse al procedimiento, asegúrese de consultar a su médico por cualquier duda o preocupación.

Algunos factores o condiciones pueden interferir con los resultados del análisis de EMG. Una inflamación, una hemorragia o la obesidad pueden interferir con la transmisión de ondas eléctricas a los electrodos y, en consecuencia, pueden afectar los resultados de la EMG. Los medicamentos como los anticolinérgicos, los colinérgicos y los relajantes de los músculos esqueléticos también pueden interferir con los resultados del análisis de EMG.

Antes del procedimiento

  • Su médico le explicará el procedimiento y le ofrecerá la oportunidad de formular las preguntas que tenga al respecto.

  • Se le pedirá que firme un formulario de consentimiento en el cual autoriza a que le realicen el procedimiento. Lea atentamente el formulario y pregunte si hay algo que no le queda claro.

  • Por lo general, no se requiere hacer ayuna antes de análisis. En algunos casos, es posible que se prohíban cigarrillos y bebidas con cafeína, como el café, el té y las bebidas cola, de dos a tres horas antes del análisis.

  • Notifíquelo también sobre todos los medicamentos (con receta y de venta libre) y suplementos herbarios que esté tomando.

  • Notifique a su médico si tiene un marcapasos.

  • Vístase con ropa que permita acceder al área que se analizará o que pueda quitarse con facilidad.

  • Deje de usar lociones o aceites para la piel algunos días antes del procedimiento, o al menos deje de usarlos el día que se realizará el análisis.

  • Es posible que se recete un sedante o un calmante antes del procedimiento. Si se administra un sedante antes del procedimiento, es posible que necesite que alguien lo lleve a su hogar cuando el análisis termine.

  • Según su afección, su médico puede solicitarle otra preparación específica.

Durante el procedimiento

Una EMG puede realizarse en forma ambulatoria o como parte de su internación. Los procedimientos pueden variar en función de su afección y de las prácticas de su médico.

Un neurólogo (médico especializado en trastornos nerviosos y del cerebro) realizará la EMG, aunque es posible que algunas partes del análisis las realice un técnico auxiliar.

La EMG suele realizarse inmediatamente después de un estudio de conducción nerviosa (un análisis que mide el flujo de corriente a través del nervio antes de que llegue al músculo, en lugar de medir la respuesta del músculo).

Por lo general, un procedimiento de EMG sigue el siguiente proceso:

  1. Se le pedirá que se quite la ropa, las joyas, los broches de pelo, los anteojos, los audífonos u otros objetos metálicos que puedan interferir con el procedimiento.

  2. Si le piden que se quite la ropa, le entregarán una bata para que se ponga.

  3. Se le solicitará que se siente o se acueste para realizar el análisis.

  4. Un neurólogo ubicará el o los músculos que se estudiarán.

  5. Se limpiará la piel con una solución antiséptica. Luego, se colocará en el músculo una aguja delgada y esterilizada. También se colocará una placa metálica debajo de usted.

  6. Es posible que deban colocarse diez o más agujas para el análisis. Puede experimentar un dolor leve cuando se coloque el electrodo, pero, por lo general, no provoca dolor.

  7. Si el análisis es muy doloroso debe avisarle al examinador, ya que esto puede interferir con los resultados.

  8. Se le pedirá que relaje el músculo y que luego realice contracciones musculares leves y con toda su fuerza.

  9. La actividad eléctrica del músculo que se trabaja se medirá y mostrará en el osciloscopio.

  10. Es posible que también se use un amplificador de sonido para que puedan evaluarse tanto la apariencia como el sonido de los potenciales eléctricos. Si la grabadora se coloca junto a un amplificador de sonido, es posible que escuche un sonido de granizo cayendo en un techo de chapa cuando contraiga el músculo.

Después del procedimiento

Es posible que se administren medicamentos para el dolor y que se apliquen compresas tibias en el área afectada inmediatamente después del procedimiento.

El dolor en algunos músculos puede durar un día o más después del procedimiento. Notifique a su médico si experimenta un aumento en el dolor, la sensibilidad, la inflamación o pus en los lugares donde se colocaron las agujas.

Es posible que su médico le brinde instrucciones adicionales o alternativas después del procedimiento, en función de su situación específica.

Recursos en línea

El contenido brindado aquí tiene únicamente un propósito informativo y no está diseñado para diagnosticar o tratar un problema de salud o una enfermedad ni reemplazar el consejo profesional que usted reciba de su médico. Consulte a su médico ante cualquier duda o preocupación que tenga en relación con su afección.

Esta página contiene enlaces a otros sitios web con información sobre este procedimiento y afecciones de salud relacionadas. Esperamos que estos sitios le sean de ayuda, pero ecuerde que no controlamos ni avalamos la información que se presenta en esos sitios web, así como esos sitios tampoco avalan la información que se encuentra aquí.

Asociación de Esclerosis Lateral Amiotrófica

Asociación para la Distrofia Muscular

Fundación Estadounidense de Miastenia Gravis

Instituto Nacional de las Enfermedades Neurológicas y del Derrame Cerebral

Institutos Nacionales de la Salud ("NIH", por sus siglas en inglés)

Biblioteca Nacional de Medicina

Quick Find