AriaHealth.com

1-877-808-ARIA

Dilatación y Curetaje (D. y C.)

(Dilatación y Curetaje, D. y C.)

Descripción general del procedimiento

¿Qué es la dilatación y curetaje (D. y C.)?

El procedimiento de dilatación y curetaje, también denominado D. y C., es un procedimiento quirúrgico en el que se dilata (o expande) el cuello uterino (parte inferior y angosta del útero) de manera tal que se pueda raspar el canal cervical y el revestimiento uterino (endometrio) con una cureta (instrumento con forma de cuchara) a fin de eliminar los tejidos anormales en el útero. Una D. y C. con succión utiliza la succión para sacar los contenidos del útero. A veces esto se denomina dilatación y evacuación (D. y E.).

Otros procedimientos relacionados que se utilizan para diagnosticar y tratar el endometrio incluyen la ablación endometrial, la histeroscopía y la histerectomía. Consulte estos procedimientos para obtener información adicional.

Ilustración de la anatomía del área pélvica femenina
haga clic en la imagen para agrandar

¿Cuáles son los órganos de la pelvis femenina?

Los órganos y las estructuras de la pelvis femenina son los siguientes:

  • Endometrio. Revestimiento del útero.

  • Útero. También llamado matriz, el útero es un órgano hueco, en forma de pera, ubicado en la parte inferior del abdomen de las mujeres, entre la vejiga y el recto. Cada mes, durante la menstruación, se elimina el tejido que recubre el interior del útero, a menos que se implante un óvulo fertilizado y prosiga el embarazo.

  • Ovarios. Dos órganos reproductores femeninos ubicados en la pelvis, donde se desarrollan y almacenan los óvulos, y donde se producen las hormonas sexuales femeninas estrógeno y progesterona.

  • Cuello uterino. La parte más baja y estrecha del útero ubicada entre la vejiga y el recto; forma un canal que desemboca en la vagina, la que a su vez se conecta con el exterior.

  • Vagina. Conducto a través del cual salen los fluidos durante los períodos menstruales. La vagina, también llamada ?canal de parto?, conecta el cuello uterino y la vulva (genitales externos).

  • Vulva. Parte externa de los órganos genitales femeninos.

  • Trompas de Falopio. Dos tubos delgados que se extienden desde cada lado del útero hacia los ovarios como una vía de paso para los huevos y el esperma.

Ilustración del ciclo menstrual
haga clic en la imagen para agrandar

El ciclo menstrual

Con cada ciclo menstrual, el endometrio se prepara para alimentar al feto, mientras el aumento en los niveles de estrógeno y progesterona le ayudan a engrosar sus paredes. Si la fertilización no se produce, el endometrio, acompañado de sangre y mucosidad de la vagina y el cuello uterino (la parte más baja y estrecha del útero ubicada entre la vejiga y el recto), constituyen el flujo menstrual (también llamado menstruación) que sale del cuerpo a través de la vagina. Después de la menopausia, la menstruación se interrumpe y la mujer ya no tendrá ningún sangrado.

Razones para realizar el procedimiento

La D. y C. se puede usar como procedimiento diagnóstico o terapéutico para el sangrado anormal. Este procedimiento puede determinar la causa del sangrado uterino anormal o excesivo, detectar un cáncer, o servir como parte de una investigación de infertilidad (incapacidad para quedar embarazada).

Las causas del sangrado anormal incluyen la presencia de tejidos anormales tales como tumores fibroides (tumores benignos que se desarrollan en el útero, también denominados miomas), pólipos o cáncer de endometrio o de útero. Los tejidos que se obtienen de la D. y C. se pueden examinar con un microscopio. El sangrado uterino anormal también puede deberse a un desequilibrio o trastorno hormonal (en especial del estrógeno o la progesterona), sobre todo en mujeres que se acercan a la menopausia o después de ésta.

Es posible que se utilice la D. y C. después de un aborto espontáneo para extraer el feto y otros tejidos, en caso de que no se hayan eliminado en forma natural. Es posible que haya una infección o sangrado abundante si estos tejidos no se eliminan por completo. Este tipo de D. y C. también podría denominarse evacuación quirúrgica del útero.

En ciertas ocasiones, después del parto quedan adheridas al endometrio pequeñas partes de placenta (secundinas) que no se eliminan. Esto puede causar sangrado o infección. Se puede utilizar D. y C. para eliminar estos fragmentos, para que el endometrio pueda sanar adecuadamente.

El médico puede recomendarle una D. y C. por otros motivos.

Riesgos del procedimiento

Al igual que con cualquier procedimiento quirúrgico, pueden surgir complicaciones. Algunas complicaciones posibles de una D. y C. pueden incluir, entre otras, las siguientes:

  • Sangrado abundante

  • Infección

  • Perforación de la pared uterina o el intestino

  • Adherencias (tejido de la cicatriz) se pueden desarrollar adentro del útero 

Las pacientes con alergia o sensibilidad a ciertos medicamentos, yodo o al látex deben informarlo a su médico.

Si está embarazada o sospecha que puede estarlo, debe informárselo a su médico.

Es posible que existan otros riesgos dependiendo de su estado de salud específico. Recuerde consultar todas sus dudas con su médico antes del procedimiento.

Una infección vaginal, cervical o pélvica puede interferir con una D. y C.

Antes del procedimiento

  • El médico le explicará el procedimiento y le ofrecerá la oportunidad de formular todas las preguntas que pueda tener al respecto.

  • Se le pedirá que firme un formulario de consentimiento mediante el cual autoriza la realización del procedimiento. Lea el formulario atentamente, y pregunte si hay algo que no le resulta claro.

  • Además de una historia clínica completa, su médico puede necesitar realizar un examen físico completo para asegurarse de que usted se encuentra en buen estado de salud antes de someterse al procedimiento. Es posible que le hagan análisis de sangre y otras pruebas de diagnóstico.

  • Si su procedimiento requiere anestesia general, espinal o epidural, se le pedirá que ayune durante ocho horas antes del procedimiento, por lo general después de la medianoche. Si su procedimiento se llevará a cabo con anestesia local, el médico le dará las instrucciones sobre el ayuno.

  • Si está embarazada o sospecha estarlo, debe informárselo a su médico. Su médico puede recomendarle un prueba de embarazo antes del procedimiento.

  • Informe al médico si tiene sensibilidad o alergia a algún medicamento, yodo, látex, cinta adhesiva o agentes anestésicos (locales y generales).

  • Informe a su médico sobre todos los medicamentos (con receta y de venta libre) y suplementos de hierbas que esté tomando.

  • Avísele al médico si tiene antecedentes de trastornos hemorrágicos o si está tomando medicamentos anticoagulantes (diluyentes sanguíneos), aspirina u otros medicamentos que afecten la coagulación de la sangre. Quizás sea necesario dejar de tomar estos medicamentos antes de practicar el procedimiento.

  • Si se administra un sedante antes del procedimiento, necesitará prever que alguien le lleve a su hogar.

  • Si desea puede llevar una toalla higiénica para usar cuando vuelva a su hogar después del procedimiento.

  • En función de su estado clínico, su médico puede solicitar otra preparación específica.

Durante el procedimiento

Ilustración del procedimiento de dilatación y curetaje
haga clic en la imagen para agrandar

La D. y C. se puede realizar de forma ambulatoria en un consultorio médico, o como parte de su internación en un hospital. Los procedimientos pueden variar en función de su estado y las prácticas de su médico.

El tipo de anestesia dependerá del procedimiento específico que se realizará. Algunos procedimientos de D. y C. pueden realizarse mientras usted está dormida con anestesia general, o bien estando despierta con anestesia espinal o epidural. Si se emplea anestesia espinal o epidural, no tendrá sensibilidad de la cintura hacia abajo. El anestesiólogo controlará continuamente la frecuencia cardíaca, la presión arterial, la respiración y la concentración de oxígeno en la sangre durante la cirugía.

Normalmente, una D. y C. sigue este proceso:

  1. Se le pedirá que se quite la ropa y se le entregará una bata para que se la ponga.

  2. Se le indicará vaciar la vejiga.

  3. Se la ubicará en una mesa de operaciones o de examen, con las piernas y los pies apoyados como para un examen pélvico.

  4. Se le podrá colocar una vía intravenosa (IV) en el brazo o la mano.

  5. Quizás le inserten una sonda urinaria.

  6. El médico le introducirá un instrumento llamado espéculo en la vagina para separar las paredes y exponer el cuello uterino.

  7. Puede limpiar el cuello uterino con una solución antiséptica.

  8. Para la anestesia local, el médico puede adormecer el área utilizando una pequeña aguja para inyectar el medicamento.

  9. Si se utiliza anestesia general o regional, el anestesiólogo le controlará continuamente la frecuencia cardíaca, presión arterial, respiración y concentración de oxígeno en la sangre durante la cirugía.

  10. Puede utilizarse un tipo de fórceps, llamado tenáculo, para mantener el cuello uterino firme para el procedimiento.

  11. Es posible que se raspa el interior del canal cervical con una pequeña cureta si es necesario examinar el tejido cervical. 

  12. Es posible que se inserte un instrumento delgado con forma de vara, llamado sonda uterina, por la abertura cervical a fin de determinar la longitud del útero. Si recibe anestesia local, esto puede causar algunos cólicos. Luego se quitará la sonda.

  13. Se dilatará el cuello uterino insertando una serie de varas delgadas. Cada vara tendrá un diámetro mayor que la anterior. Mediante este proceso se agrandará gradualmente la abertura del cuello uterino para que se pueda insertar la cureta (instrumento con forma de cuchara).

  14. La cureta se insertará por la abertura cervical hasta el útero y se pasarán los bordes filosos con forma de cuchara por el revestimiento del útero, para raspar y quitar los tejidos. En algunos casos, se puede utilizar succión para extraer los tejidos. Si recibe anestesia local, esto puede causar cólicos.

  15. Se quitarán los instrumentos.

  16. Los tejidos extraídos con el procedimiento se enviarán al laboratorio para su análisis. Los tejidos del embarazo (llamados productos de la concepción) se pueden enviar al laboratorio para efectuar cultivos o pruebas a fin de detectar anomalías cromosómicas o genéticas.

Después del procedimiento

El proceso de recuperación variará en función del tipo de procedimiento realizado y del tipo de anestesia que se haya administrado.

Si recibió anestesia regional o general, la trasladarán a la sala de recuperación donde permanecerá en observación. Una vez que la presión arterial, el pulso y la respiración estén estables y que usted esté alerta, la llevarán a la habitación o le darán el alta para que regrese a su hogar. Si este procedimiento se realizó en forma ambulatoria, necesitará prever que otra persona la lleve a su hogar.

Después de una D. y C. en la que se haya utilizado anestesia local, puede reposar durante alrededor de dos horas antes de regresar a su hogar.

Quizá desee usar una toalla higiénica para el sangrado. Es normal tener algo de manchado o un ligero sangrado vaginal durante algunos días después del procedimiento.

Es posible que experimente cólicos durante los primeros días después de una D. y C.

Es posible que le indiquen no hacerse lavados vaginales, no usar tampones ni tener relaciones sexuales durante dos o tres días después de una D. y C., o durante el tiempo que el médico le recomiende.

También puede tener otras restricciones sobre sus actividades, como no realizar actividades agotadoras ni levantar objetos pesados.

Dado que una D. y C. remueve el revestimiento del útero, éste debe volver a generarse. Es posible que su próximo período menstrual comience más tarde o más temprano que lo habitual.

Puede seguir con su dieta normal, a menos que el médico le indique lo contrario.

Tome un analgésico para los cólicos o el dolor, de acuerdo con las recomendaciones del médico. La aspirina u otros medicamentos contra el dolor pueden aumentar las probabilidades de sangrado. Asegúrese de tomar sólo los medicamentos que su médico le haya recomendado.

Su médico le indicará cuándo debe regresar para un tratamiento posterior o cuidado.

Si tiene algunos de los cuadros que mencionamos a continuación, informe a su médico:

  • Sangrado abundante

  • Secreción de la vagina con mal olor

  • Fiebre y/o escalofríos

  • Dolor abdominal intenso

Es posible que su médico le brinde instrucciones adicionales o alternativas después del procedimiento, en función de su situación específica.

Los Recursos en la Red

El contenido proveído aquí tiene un propósito informativo únicamente, y no está diseñado para diagnosticar o tratar un problema de salud o una enfermedad ni reemplazar el consejo médico que usted reciba de su médico. Por favor, consulte a su médico para aclarar cualquier pregunta o preocupación que usted pueda tener acerca del trastorno que padece.

Esta página contiene enlaces a otros sitios Web con información sobre este procedimiento y condiciones de salud relacionadas. Esperamos que estos sitios le sean útiles, pero recuerde que nosotros no controlamos ni avalamos la información presentada en ellos, así como ellos tampoco avalan la información presentada en nuestro sitio.

American Cancer Society (Asociación Americana del Cáncer)

American College of Obstetricians and Gynecologists (Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos)

American Society for Reproductive Medicine (Sociedad Americana de Medicina Reproductiva)

National Cancer Institute (NCI) (Instituto Nacional del Cáncer)

National Institutes of Health (NIH) (Institutos Nacionales de la Salud)

National Library of Medicine (Biblioteca Nacional de Medicina)

National Women's Health Information Center (Centro Nacional de Informaciín de Salud de Mujeres)

Quick Find