AriaHealth.com

1-877-808-ARIA

Reparación de aneurisma de aorta abdominal

(Aneurisma abdominal - reparación abierta, reparación AAA, reparación triple A, aneurismectomía abdominal, reparación endovascular de aneurisma, EVAR)

Descripción general del procedimiento

¿Qué es la reparación de aneurisma de aorta abdominal?

La reparación de aneurisma de aorta abdominal (AAA) es un procedimiento que se utiliza para tratar un aneurisma (dilatación anormal) de la aorta abdominal. La reparación de un aneurisma de aorta abdominal se puede realizar quirúrgicamente a través de una incisión abierta o con un procedimiento mínimamente invasivo llamado reparación endovascular del aneurisma (EVAR, por sus siglas en inglés).

¿Qué es un aneurisma de aorta abdominal?

Ilustración de la anatomía de la aortatitle=

El aneurisma de aorta abdominal, también llamado AAA o triple A, es un abultamiento debilitado en la pared de la aorta (la arteria más grande del cuerpo) que causa una dilatación anormal o distensión superior al 50 por ciento del diámetro normal (ancho).

La aorta se extiende hacia arriba desde la parte superior del ventrículo izquierdo del corazón en el tórax (aorta torácica ascendente), luego hace una curva como un báculo (arco aórtico) hacia abajo a lo largo del tórax (aorta torácica descendente) hasta el abdomen (aorta abdominal). La aorta transporta sangre oxigenada bombeada desde el corazón al resto del cuerpo.

La localización más frecuente de la formación del aneurisma arterial es en la aorta abdominal, específicamente, el segmento de la aorta abdominal debajo de los riñones. El aneurisma abdominal localizado debajo de los riñones se llama aneurisma infrarrenal. Los aneurismas se clasifican por su ubicación, su forma y su causa.

Ilustración del aneurisma de aorta abdominal infrarrenal
Haga clic en la imagen para agrandar

El aneurisma tiene una forma fusiforme o sacular, característica que permite identificar un verdadero aneurisma. El aneurisma fusiforme más frecuente forma una protuberancia o se hincha en todos los lados de la aorta. El aneurisma sacular muestra una protuberancia o un globo en un solo lado.

El ensanchamiento únicamente de la capa externa de la pared del vaso sanguíneo se conoce como pseudoaneurisma, o falso aneurisma. Un falso aneurisma puede ser consecuencia de una cirugía o un traumatismo anterior. En algunas ocasiones, puede producirse un desgarro en la capa interna del vaso sanguíneo que da lugar a la acumulación de sangre entre las capas de las paredes del vaso, con lo que se forma un pseudoaneurisma.

La aorta está expuesta a una presión constante debido a la sangre que expulsa el corazón. Con cada latido del corazón, las paredes de la aorta se distienden (expanden) y luego se repliegan (contraen), movimiento que ejerce presión o esfuerzo continuo en la ya debilitada pared del aneurisma. Por consiguiente, existe la posibilidad de ruptura (explosión) o disección (separación de las capas de la pared aórtica) de la aorta, que puede causar una hemorragia (sangrado incontrolable) que pone en riesgo la vida y que incluso podría ocasionar la muerte. Cuanto más grande sea el aneurisma, mayor será el riesgo de ruptura.

Ilustración de tipos de aneurismas
Haga clic en la imagen para agrandar

Dado que el aneurisma puede seguir creciendo de tamaño, a medida que la pared de la arteria se debilita, puede ser necesaria una intervención quirúrgica. Uno de los objetivos del tratamiento es evitar la rup tura del aneurisma.

Tipos de reparación de aneurisma abdominal

Existen dos métodos para reparar un aneurisma de aorta abdominal. El procedimiento quirúrgico estándar para la reparación AAA se llama reparación abierta. Un procedimiento más nuevo es la reparación endovascular del aneurisma (EVAR).

  • Reparación abierta de aneurisma de aorta abdominal. La reparación abierta de un aneurisma de aorta abdominal consiste en una incisión del abdomen para visualizar directamente el aneurisma de la aorta. El procedimiento se realiza en una sala de operaciones con anestesia general. El cirujano hará una incisión en el abdomen, ya sea longitudinal, desde abajo del esternón hasta justo por debajo del ombligo, o bien horizontal, que cruza el abdomen y baja por el centro. Una vez abierto el abdomen, se reparará el aneurisma utilizando un tubo largo cilíndrico llamado injerto. Los injertos pueden ser de diferentes materiales, como el Dracón (injerto sintético de tejido poliéster) o el politetrafluroetileno (PTFE, injerto sintético que no es de tejido). El injerto se sutura a la aorta, conectando un extremo de la aorta en el sitio del aneurisma con el otro extremo de la aorta. La reparación abierta sigue siendo el procedimiento estándar para la reparación de un aneurisma de la aorta abdominal.

  • Reparación endovascular del aneurisma (EVAR). La EVAR es un procedimiento mínimamente invasivo (sin necesidad de una gran incisión abdominal) que se realiza para reparar un aneurisma de la aorta abdominal. La EVAR se puede realizar en una sala de operaciones, departamento de radiología o en un laboratorio de cateterización. Es posible que el médico utilice anestesia general o regional (epidural o espinal). El médico hará una pequeña incisión en cada ingle para visualizar las arterias femorales de cada pierna. Con el uso de instrumentos endovasculares especiales, junto con las imágenes radiológicas como guía, se insertará un injerto endovascular (stent-graft) a través de la arteria femoral y se avanzará hasta el aneurisma en la aorta. El injerto endovascular es un cilindro largo semejante a un tubo compuesto por una delgada malla metálica (endoprótesis vascular o stent) y un injerto, compuesto por diferentes materiales como el dracón o el politetrafluroetileno (PTFE) y puede cubrir la endoprótesis vascular. La endoprótesis vascular ayuda a sujetar el injerto en el lugar correspondiente. El injerto endovascular se inserta por la aorta en una posición colapsada y se coloca en el lugar del aneurisma. Una vez colocada, se expandirá el injerto endovascular (como si fuese un resorte) y se adherirá a la pared de la aorta para sostener su pared. Con el tiempo, el aneurisma se reducirá hasta el lugar del injerto endovascular.

El médico determinará cuál es la intervención quirúrgica más apropiada, ya sea la reparación abierta o la EVAR.

Razones para realizar el procedimiento

Las razones por las que se puede realizar una reparación de aneurisma de aorta abdominal incluyen, entre otras, las siguientes:

  • Para prevenir el riesgo de ruptura

  • Para aliviar los síntomas

  • Para restaurar un buen flujo sanguíneo

  • Tamaño del aneurisma mayor a 5 centímetros de diámetro (aproximadamente 2 pulgadas)

  • Velocidad de crecimiento del aneurisma superior a 0.5 centímetro (alrededor de 0.2 pulgadas) al cabo de un año

  • Cuando el riesgo de ruptura supera al riesgo quirúrgico

  • Hemorragia (sangrado descontrolado) de emergencia con peligro de muerte

Su médico puede recomendarle la reparación de un aneurisma de aorta abdominal por otros motivos.

Riesgos del procedimiento

Al igual que con cualquier procedimiento quirúrgico, pueden surgir complicaciones. Algunas complicaciones posibles pueden incluir, entre otras, las siguientes:

Reparación abierta:

  • Infarto de miocardio (ataque cardíaco)

  • Frecuencia cardíaca irregular (arritmias)

  • Sangrado durante la cirugía o después

  • Lesión en los intestinos

  • Isquemia periférica (pérdida de flujo sanguíneo en las piernas o en los pies)

  • Émbolo (coágulo) hacia otras partes del cuerpo

  • Infección del injerto

  • Problemas pulmonares

  • Daño renal

  • Lesiones de la médula espinal

EVAR:

  • Daño a los vasos sanguíneos, los órganos u otras estructuras contiguas por el uso de los instrumentos

  • Daño renal

  • Isquemia periférica (pérdida de flujo sanguíneo en las piernas o en los pies) por coágulos

  • Infección en la herida de la ingle

  • Hematoma inguinal (gran contusión llena de sangre)

  • Sangrado

  • Sangrado interno (sangrado continuo hacia fuera del injerto y adentro del saco del aneurisma con potencial ruptura)

  • Lesiones de la médula espinal

Los pacientes que tienen alergia o sensibilidad a medicamentos, colorantes de contraste, yodo, mariscos, o al látex deben informárselo a su médico.

Es posible que existan otros riesgos dependiendo de su estado de salud específico. Recuerde consultar todas sus dudas con su médico antes del procedimiento.

Antes del procedimiento

  • Su médico le explicará el procedimiento y le ofrecerá la oportunidad de formular las preguntas que tenga al respecto.

  • Se le pedirá que firme un formulario de consentimiento mediante el que autoriza la realización del procedimiento. Lea el formulario atentamente, y pregunte si hay algo que no le resulta claro.

  • Además de una historia clínica completa, su médico puede necesitar realizar un examen físico para asegurarse de que usted se encuentra en buen estado de salud antes de someterse al procedimiento. Es posible que también le realicen análisis de sangre y otras pruebas de diagnóstico.

  • Se le pedirá que ayune ocho horas antes del procedimiento, generalmente, después de la medianoche.

  • Si está embarazada o sospecha estarlo, debe informárselo a su médico.

  • Infórmele al médico si tiene sensibilidad o alergia a algún medicamento, látex, yodo, cinta adhesiva, colorantes de contraste y agentes anestésicos (locales o generales).

  • Informe a su médico sobre todos los medicamentos (con receta y de venta libre) y suplementos de hierbas que esté tomando.

  • Avísele al médico si tiene antecedentes de trastornos hemorrágicos o si está tomando medicamentos anticoagulantes (diluyentes sanguíneos), aspirina u otros medicamentos que afecten la coagulación de la sangre. Quizás sea necesario dejar de tomar estos medicamentos antes de practicar el procedimiento.

  • Si fuma, debe dejar de hacerlo lo más pronto posible antes del procedimiento, para mejorar sus posibilidades de tener una recuperación exitosa tras la cirugía y para mejorar su estado de salud general.

  • Tal vez le administren un sedante antes del procedimiento para ayudarlo a relajarse.

  • En función de su estado clínico, el médico puede solicitar otra preparación específica.

Durante el procedimiento

La reparación de aneurisma de aorta abdominal requiere una internación en el hospital. Los procedimientos pueden variar en función de su estado y de las prácticas de su médico.

Por lo general, la reparación de aneurisma de aorta abdominal sigue este proceso:

  1. Se le pedirá que se quite las joyas u otros objetos que puedan interferir con el procedimiento.

  2. Se le pedirá que se quite la ropa y se le entregará una bata para que se la ponga.

  3. Se le pedirá que vacíe la vejiga antes del procedimiento.

  4. Si hay mucho vello en el sitio de la cirugía, puede ser recortado. 

  5. Se le colocará una vía intravenosa (IV) en el brazo o la mano. Se introducirán catéteres adicionales en el cuello y la muñeca para controlar el estado de la presión cardíaca y arterial, así como para obtener muestras de sangre. Los lugares alternativos para los catéteres adicionales incluyen el área subclavicular (debajo de la clavícula) y la ingle.

Reparación abierta de aneurisma de aorta abdominal:

Ilustración de la reparación abierta de aneurisma de aorta abdominal
Haga clic en la imagen para agrandar

  1. Se acostará boca arriba en la mesa de operaciones.

  2. El anestesiólogo controlará continuamente la frecuencia cardíaca, la presión arterial, la respiración y la concentración de oxígeno en la sangre durante la cirugía. Una vez que haya sido sedado, se le introducirá un tubo respiratorio a través de la garganta hasta los pulmones y se lo conectará a un respirador, que respirará por usted durante la cirugía.

  3. Se le insertará una sonda en la vejiga para drenar la orina.

  4. Se limpiará la piel con una solución antiséptica, en la zona donde se realizará la cirugía.

  5. Una vez que todos los tubos y monitores estén colocados, el médico realizará una incisión (corte) por el centro del abdomen, justo por debajo del esternón hasta por debajo del ombligo, o bien cruzando el abdomen desde abajo del brazo izquierdo hasta el centro del abdomen y bajando hasta abajo del ombligo.

  6. El médico colocará una abrazadera en la aorta por encima y por debajo del lugar del aneurisma. Esto interrumpirá temporariamente el flujo sanguíneo.

  7. El médico abrirá con un corte el saco del aneurisma y suturará en su lugar un tubo largo llamado injerto. Ésto conectará los extremos de la aorta.

  8. Se quitarán las abrazaderas y el médico envolverá la pared del aneurisma alrededor del injerto, volviendo a unir la aorta con suturas.

Reparación endovascular del aneurisma (EVAR):

Stent graft repair of abdominal aneurysm
Haga clic en la imagen para agrandar

  1. Se colocará en una posición supina (boca arriba) sobre la mesa de operaciones, o en una mesa de procedimientos en la sala de radiología.

  2. El anestesiólogo controlará continuamente la frecuencia cardíaca, la presión arterial, la respiración y la concentración de oxígeno en la sangre durante la cirugía. Una vez que haya sido sedado, se le introducirá un tubo respiratorio por la garganta hasta los pulmones y se lo conectará a un respirador, que respirará por usted durante la cirugía.

  3. Es posible que el médico elija aplicar anestesia regional en lugar de anestesia general. La anestesia regional es un medicamento que se administra por vía epidural (en la espalda) para adormecer el área donde se operará. Recibirá medicamentos para ayudarlo a relajarse y analgésicos para aliviar el dolor. El médico podrá hablar con usted durante el procedimiento. El médico determinará qué tipo de anestesia es el adecuado.

  4. El médico hará una incisión en cada ingle para exponer las arterias femorales. Utilizando fluoroscopía (tipo de "película" de rayos-X que transmite imágenes a un monitor parecido a una TV), el médico insertará una aguja dentro de la arteria femoral a través de la cual pasará un alambre guía hasta el lugar del aneurisma. Se quitará la aguja y se pasará una vaina por el alambre guía.

  5. Se realizará un aortograma (inyección de colorante de contraste para visualizar la posición del aneurisma y de los vasos sanguíneos adyacentes).

  6. El médico utilizará instrumentos endovasculares especiales e imágenes radiológicas para guiarse. Se insertará un injerto endovascular a través de la arteria femoral y se lo pasará por la aorta hasta el lugar del aneurisma.

  7. Se pasará el injerto endovascular, que permanecerá colapsado hasta después de su inserción, hasta la aorta y se lo ubicará en el lugar del aneurisma. Luego se expandirá el injerto endovascular (como si fuese un resorte) y se adherirá a la pared de la aorta.

  8. Se repetirá el aortograma para ver si hay sangrado interno (sangre que se filtra adentro del saco del aneurisma) del injerto endovascular.

  9. Cuando se haya determinado que no hay filtración, se quitarán los instrumentos.

Finalización del procedimiento, ambos métodos:

  1. Se volverán a unir las incisiones con suturas.

  2. Se aplicará una venda o un vendaje estéril.

  3. Después de un procedimiento abierto, es posible que le inserten un tubo por la boca o la nariz hasta el estómago para drenar los líquidos estomacales.

  4. Se lo trasladará de la mesa de operaciones a una cama, y luego se lo llevará a la unidad de cuidados intensivos (UCI) o unidad de cuidados post-anestésicos (PACU).

Después del procedimiento

En el hospital - reparación abierta:

Después del procedimiento, es posible que lo lleven a la sala de recuperación antes de ser llevado a la unidad de cuidados intensivos (UCI) para un control estricto. Alternativamente, pueden llevarlo directamente a la UCI desde la sala de operaciones. Estará conectado a monitores en los que se mostrarán constantemente el trazado del electrocardiograma (ECG), la presión arterial y otras lecturas de presión, frecuencia respiratoria y nivel de oxígeno.

Es posible que usted tenga un tubo en la garganta para ayudarlo a respirar por medio de un respirador mecánico (máquina respiratoria) hasta que esté lo suficientemente estabilizado para respirar por sí mismo. A medida que vaya despertándose de la anestesia y comience a respirar por su cuenta, se ajustará el respirador para permitirle retomar su respiración. Cuando esté lo suficientemente despierto como para respirar totalmente por su cuenta y pueda toser, se le quitará el tubo de respiración.

Después de extraerle el tubo respiratorio, la enfermera lo ayudará a toser y a respirar profundamente cada dos horas. Esto puede ser incómodo debido al dolor, pero es muy importante que lo haga para evitar que se acumule mucosidad en los pulmones, lo cual podría provocar una neumonía. La enfermera le mostrará cómo abrazar una almohada con firmeza contra su pecho mientras tose, para ayudar a aliviar el dolor.

Es posible que se le administren medicamentos para el dolor; se los podrá administrar una enfermera, mediante un catéter epidural, o usted mismo, mediante un dispositivo conectado a la vía intravenosa.

Es posible que le administren medicamentos intravenosos especiales para ayudar a la presión arterial y al corazón, y para controlar cualquier problema con el sangrado. Cuando se estabilice, estos medicamentos se reducirán gradualmente o se interrumpirán, según lo permita su estado.

Una vez que le hayan quitado los tubos de respiración, y que se haya estabilizado, podrá comenzar a tomar líquidos. Su dieta cambiará gradualmente de líquidos a alimentos más sólidos, a medida que los tolere.

Si tiene un tubo de drenaje en el estómago, no podrá beber ni comer hasta que le quiten el tubo. Se quitará el tubo de drenaje cuando su funcionamiento intestinal haya vuelto a la normalidad, por lo general dos a tres días después del procedimiento.

Cuando el médico determine que está listo, será trasladado desde la UCI a una unidad de cuidados posquirúrgicos. Usted continuará recuperándose. Aumentará su actividad gradualmente a medida que se levanta de la cama y camina durante períodos más prolongados. Su dieta se cambiará a alimentos sólidos a medida que los tolere.

Se concertará una consulta de seguimiento con su médico.

En el hospital - EVAR:

Es posible que lo trasladen o que no lo trasladen, a la unidad de cuidados intensivos (UCI); también podría ser trasladado a una unidad de cuidados post-anestésicos (PACU). Estará conectado a monitores en los que se mostrarán constantemente el trazado del electrocardiograma (ECG), la presión arterial y otras lecturas de presión, frecuencia respiratoria y nivel de oxígeno.

Permanecerá en la UCI o PACU durante un tiempo determinado y luego se lo transferirá a una unidad de cuidados post-operatorios común.

Le administrarán analgésicos para el dolor en la incisión o bien puede haber recibido una epidural (tipo de anestesia que consiste en infundir anestesia, de manera continua a través de un catéter delgado -tubo hueco-, en el espacio que rodea la médula espinal de la zona lumbar, lo que provoca adormecimiento de la parte inferior del cuerpo, el abdomen y/o el pecho), que se haya colocado durante la cirugía y que le aliviará el dolor post-operatorio.

Aumentará su actividad gradualmente a medida que se levanta de la cama y camina durante períodos más prolongados. Su dieta se cambiará a alimentos sólidos a medida que los tolere.

Se concertará una consulta de seguimiento con su médico.

En su hogar

Una vez que esté en su hogar, será importante que mantenga la zona de la cirugía limpia y seca. El médico le dará indicaciones precisas acerca de cómo bañarse. Se le retirarán los puntos o las grapas quirúrgicas durante una consulta de seguimiento, en caso de que no se hayan retirado antes de dejar el hospital.

La incisión quirúrgica puede estar sensible o adolorida durante varios días después de un procedimiento de reparación de aneurisma. Tome un analgésico para el dolor, de acuerdo con las recomendaciones del médico.

No podrá conducir un automóvil hasta que su médico se lo permita. Pueden aplicarse otras restricciones de actividades.

Avise al médico ante cualquiera de los siguientes cuadros:

  • Fiebre y/o escalofríos

  • Enrojecimiento, hinchazón, sangrado u otra secreción de la zona de la incisión

  • Aumento del dolor en la zona de la incisión

Es posible que su médico le brinde instrucciones adicionales o alternativas después del procedimiento, en función de su situación específica.

Los Recursos en la Red

El contenido proveído aquí tiene un propósito informativo únicamente, y no está diseñado para diagnosticar o tratar un problema de salud o una enfermedad ni reemplazar el consejo médico que usted reciba de su médico. Por favor, consulte a su médico para aclarar cualquier pregunta o preocupación que usted pueda tener acerca del trastorno que padece.

Esta página contiene enlaces a otros sitios Web con información sobre este procedimiento y condiciones de salud relacionadas. Esperamos que estos sitios le sean útiles, pero recuerde que nosotros no controlamos ni avalamos la información presentada en ellos, así como ellos tampoco avalan la información presentada en nuestro sitio.

American Heart Association (Asociación Americana del Corazón)

National Heart, Lung, and Blood Institute (NHLBI) (Instituto Nacional del Corazón, Pulmón y la Sangre)

National Institutes of Health (NIH) (Institutos Nacionales de la Salud)

National Library of Medicine (Biblioteca Nacional de Medicina)

Society for Vascular Surgery - VascularWeb (Sociedad de Cirugía Vascular - VascularWeb)

Society of Interventional Radiology (Sociedad de Radiología Intervencionista)

Society of Thoracic Surgeons (Sociedad de Cirujanos Torácicos)

Quick Find