AriaHealth.com

1-877-808-ARIA

Dolores de Cabeza

¿Qué es un dolor de cabeza?

El dolor de cabeza es un dolor o malestar en una o más áreas de la cabeza o la cara que pueden ser de naturaleza única o recurrente.

Datos acerca de los dolores de cabeza en los niños:

  • El cuarenta por ciento (o más) de todos los niños sufren un dolor de cabeza antes de los 7 años de edad.

  • Entre los niños de 7 años de edad, aproximadamente el 4 por ciento sufre de dolores de cabeza frecuentes.

  • Antes de los 15 años de edad, el 75 por ciento de los niños ha sufrido de dolor de cabeza.

  • Sólo en uno de cada 40.000 niños se determina que el dolor de cabeza es provocado por un tumor cerebral.

  • Aproximadamente, entre el 2 y el 10 por ciento de los dolores de cabeza se deben a una anomalía cerebral subyacente.

  • Entre el 5 y el 29 por ciento de los niños se quejan de dolores de cabeza.

  • El tres por ciento de los niños sufre de migrañas.

¿Cuáles son las causas de un dolor de cabeza?

No se comprende aún por completo la causa exacta de los dolores de cabeza. Se cree que muchos de ellos se producen como resultado de tensión muscular y de vasos sanguíneos dilatados en la cabeza. Otros pueden tener su origen en un problema real en el encéfalo, como por ejemplo, un tumor o una malformación encefálica, aunque esto es mucho menos frecuente.

La forma en la que un niño presenta un dolor de cabeza puede estar relacionada con muchos factores como por ejemplo, la genética, las hormonas, el estrés, la dieta, los medicamentos y la deshidratación. Los dolores de cabeza recurrentes de cualquier tipo pueden afectar el desempeño escolar, la conducta y, o provocar depresión.

¿Cuáles son los distintos tipos de dolores de cabeza?

Existen muchas formas diferentes de clasificar los dolores de cabeza. Por ejemplo, se los puede dividir en dos categorías:

  • dolores de cabeza primarios  -  en general provocados por tensión muscular, vasos sanguíneos dilatados o inflamación de las estructuras encefálicas. Entre estos tipos de dolores de cabeza se incluyen los siguientes:

    • migrañas
      Es posible que se presenten por primera vez durante la niñez, cuando el niño alcanza una edad promedio de entre 5 y 8 años y, generalmente, existen antecedentes familiares del trastorno. También, algunas niñas pueden sufrir de migrañas que se relacionan con sus ciclos menstruales. Aunque cada niño puede experimentarlos de forma diferente, a continuación se enumeran los síntomas más comunes de la migraña:

      • dolor en uno o ambos lados de la cabeza (algunos niños más pequeños pueden quejarse de dolor en toda la cabeza)

      • dolor que puede ser pulsante o martilleante (aunque es probable que los niños de corta edad no sepan describir su dolor)

      • sensibilidad a la luz o al ruido

      • náuseas y, o vómitos

      • malestar abdominal

      • sudoración

      • posiblemente, el niño se mantenga en silencio y se ponga pálido

      • algunos tienen un aura antes de la migraña, como por ejemplo, una sensación de destellos de luz, un cambio en la visión u olores raros

    • dolores de cabeza tensionales
      Los dolores de cabeza tensionales constituyen el tipo más común de cefalea. Es una clase de dolor de cabeza donde el estrés es un factor frecuente y que se presenta más a menudo entre los 9 y los 12 años de edad. Aunque cada niño puede experimentarlos de forma diferente, a continuación se enumeran los síntomas más comunes del dolor de cabeza tensional:

      • comienzo lento del dolor

      • generalmente, duelen ambos lados de la cabeza

      • dolor sordo o que se siente como una banda alrededor de la cabeza

      • dolor que puede afectar la parte posterior (trasera) de la cabeza o del cuello

      • dolor de leve a moderado, pero no intenso

      • cambio en los hábitos de sueño del niño


      Los niños que sufren de dolores de cabeza tensionales normalmente no padecen náuseas, vómitos ni sensibilidad a la luz.

    • dolores de cabeza en brotes
      Normalmente, aparecen por primera vez en niños mayores de 10 años de edad y afectan con mayor frecuencia a los varones adolescentes. Los dolores de cabeza en brotes a menudo se presentan en series que pueden durar semanas o meses, las cuales pueden reiterarse cada año o cada dos años. Aunque cada niño puede experimentarlos de forma diferente, a continuación se enumeran los síntomas más comunes de los dolores de cabeza en brotes:

      • dolor intenso en un lado de la cabeza, a menudo detrás de un ojo

      • puede observarse el párpado caído, la pupila pequeña o enrojecimiento e hinchazón del párpado del ojo afectado

      • goteo nasal o congestión

      • hinchazón de la frente

  • dolores de cabeza secundarios  -  tienen un origen orgánico en el encéfalo (problemas en su estructura) y constituyen el tipo menos frecuente de dolor de cabeza.

¿Cuáles son los síntomas del dolor de cabeza?

El niño puede tener grados variables de síntomas asociados con la gravedad del dolor de cabeza según del tipo de dolor que lo afecta. Algunos dolores pueden ser muy intensos, lo que podría sugerir síntomas de una causa subyacente más seria, entre los cuales se pueden incluir los siguientes:

  • niños muy pequeños que sufre de dolor de cabeza

  • niños que se despiertan por el dolor de cabeza

  • dolores de cabeza que empiezan por la mañana muy temprano

  • dolores que empeora con el esfuerzo, como por ejemplo, al toser o estornudar

  • vómitos sin náuseas

  • inicio repentino del dolor y el "peor dolor de cabeza" que haya tenido nunca

  • dolores de cabeza que se intensifican o que se vuelven más frecuentes

  • cambios de personalidad

  • cambios en la visión

  • debilidad en los brazos o las piernas

  • convulsiones o epilepsia

Los síntomas del dolor de cabeza pueden parecerse a los de otros trastornos o problemas médicos. Siempre consulte al médico de su hijo para obtener un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostican los dolores de cabeza?

Es posible que no se comprenda la magnitud del problema de inmediato, pero puede ponerse de manifiesto al realizar una evaluación médica completa y pruebas de diagnóstico. El diagnóstico de este tipo de dolor se lleva a cabo mediante el estudio de los antecedentes médicos, un examen físico y las pruebas antes mencionadas. Durante el examen, el médico obtiene los antecedentes médicos completos del niño y de la familia.

Entre las preguntas que comúnmente se formulan se pueden incluir las siguientes:

  • ¿Cuándo se presentan los dolores de cabeza?

  • ¿Dónde se localiza el dolor de cabeza?

  • ¿Cómo son los dolores de cabeza?

  • ¿Cuánto duran los dolores de cabeza?

  • ¿Se produjo algún cambio en la forma de caminar, en la conducta o en la personalidad?

  • ¿Suelen los cambios de posición o la forma de sentarse provocar dolor de cabeza?

  • ¿Tiene su hijo problemas para dormir?

  • ¿Tiene su hijo antecedentes de estrés?

  • ¿Tiene su hijo antecedentes de traumatismo en la cabeza o en la cara?

Si los antecedentes son compatibles con un dolor de cabeza tipo migraña o tensional y el examen neurológico es normal, no es necesarios realizar exámenes de diagnóstico adicionales.

Entre otros exámenes de diagnóstico se pueden incluir los siguientes:

  • análisis de sangre

  • radiografía  -  estudio de diagnóstico que utiliza rayos de energía electromagnética invisible para obtener imágenes de los tejidos, los huesos y los órganos internos en una placa radiográfica.

  • imágenes por resonancia magnética (IRM)  -  procedimiento de diagnóstico que utiliza una combinación de imanes grandes, radiofrecuencias y una computadora para producir imágenes detalladas de los órganos y las estructuras internas del cuerpo.

  • tomografía computarizada (También llamada TC o TAC.)  -  procedimiento de diagnóstico por imágenes que utiliza una combinación de radiografías y tecnología computarizada para obtener imágenes de cortes transversales (a menudo llamadas "rebanadas") del cuerpo, tanto horizontales como verticales. Una TC muestra imágenes detalladas de cualquier parte del cuerpo, incluidos los huesos, los músculos, el tejido adiposo y los órganos. Las tomografías computarizadas muestran más detalles que las radiografías generales.

Tratamiento para los dolores de cabeza

El tratamiento específico para los dolores de cabeza será determinado por el médico de su hijo basándose en lo siguiente:

  • la edad de su hijo, su estado general de salud y sus antecedentes médicos

  • la gravedad de los dolores de cabeza

  • el tipo de dolor

  • la tolerancia de su hijo a determinados medicamentos, procedimientos o terapias

  • su opinión o preferencia

El objetivo principal del tratamiento es evitar que se desencadene un dolor de cabeza. El tratamiento clínico se basa en la identificación correcta del tipo de dolor y puede incluir los siguiente:

  • descanso en un ambiente tranquilo y oscuro

  • medicamentos, según lo recomendado por el médico de su hijo

  • tratamiento del estrés

  • atención a los desencadenantes conocidos, como por ejemplo, ciertos alimentos o bebidas, la falta de sueño y el ayuno

  • cambios en la dieta

  • ejercicio

Las migrañas pueden requerir un tratamiento específico con medicamentos, entre los que se incluyen los siguientes:

  • medicamentos abortivos  -  medicamentos, recetados por el médico de su hijo, que actúan sobre receptores específicos en los vasos sanguíneos de la cabeza y que pueden detener un dolor de cabeza.

  • medicamentos de rescate  -  medicamentos de venta libre, como por ejemplo, analgésicos (que alivian el dolor), para detener el dolor de cabeza.

  • medicamentos preventivos  -  medicamentos, recetados por el médico de su hijo, que se toman todos los días para reducir la aparición de migrañas intensas.

Algunos dolores de cabeza pueden requerir atención médica inmediata, hospitalización para observación, exámenes de diagnóstico e incluso cirugía. El tratamiento es individualizado y depende de la gravedad del trastorno subyacente que ocasiona el dolor. El grado de recuperación de cada niño depende del tipo de dolor de cabeza y de otros problemas médicos que pudieran existir.

Quick Find