AriaHealth.com

1-877-808-ARIA

Síndrome urémico hemolítico en los niños

¿Qué es el síndrome urémico hemolítico (HUS, por sus siglas en inglés)?

Ilustración de la anatomía del sistema urinario. Vista frontal
Haga clic sobre la imagen para ampliar

El HUS es un trastorno poco común que puede provocar insuficiencia renal en los niños. La insuficiencia renal se desarrolla como resultado de la destrucción de pequeñas estructuras funcionales y vasos que se encuentran en el interior del riñón. Este síndrome es una enfermedad grave y potencialmente mortal. Sin embargo, más del 85 por ciento de los pacientes con la forma más común de HUS recupera la función renal por completo.

¿Cuáles son las causas del síndrome urémico hemolítico?

El HUS se desarrolla con mayor frecuencia en los meses de verano, y suele presentarse en brotes epidémicos. Se ha denunciado que estos brotes han tenido lugar en guarderías, parques acuáticos y restaurantes de comida rápida debido a la mala cocción de la carne de las hamburguesas.

El HUS tiene muchas causas conocidas, y algunas desconocidas. Típico en niños, el HUS se desarrolla luego de una infección por la bacteria E. coliLa E. coli se encuentra en alimentos contaminados, como por ejemplo carne o productos lácteos. El HUS también puede desarrollarse como resultado de la ingesta de ciertos medicamentos, o por cáncer presente en el cuerpo, aunque estas causas son menos frecuentes. Algunos casos poco comunes de HUS son familiares, lo que sugiere una predisposición genética.

¿Cuáles son los síntomas del síndrome urémico hemolítico?

A continuación, se enumeran los síntomas más comunes del síndrome urémico hemolítico. Sin embargo, cada niño puede experimentarlos de forma diferente.

Los síntomas iniciales del HUS a menudo duran entre uno y 15 días, y pueden incluir síntomas en el tubo digestivo como los siguientes:

  • Dolor abdominal

  • Diarrea acuosa o con sangre

  • Vómitos

  • Fiebre

En algunos casos pueden desarrollarse problemas severos en el intestino y el colon. En estos casos, incluso cuando los síntomas digestivos hayan desaparecido, el niño todavía puede manifestar los siguientes síntomas:

  • Irritabilidad

  • Fatiga

  • Pequeños moretones inexplicables visibles en el revestimiento de la cavidad bucal

  • Palidez

  • Deshidratación

Ilustración de la anatomía del riñón
Haga clic sobre la imagen para ampliar

El niño puede producir poca orina, debido a que los glóbulos rojos dañados y otros factores podrían obstruir los diminutos vasos sanguíneos de los riñones, o provocar lesiones renales, lo que hace que los riñones trabajen con más intensidad para eliminar los desechos y el exceso de líquido.

La incapacidad del cuerpo para eliminar por sí mismo el exceso de líquido y desechos puede, a su vez, causar los siguientes síntomas:

  • Presión arterial alta

  • Hinchazón de manos y pies

  • Acumulación de fluido en los tejidos generalizada (edema)

Los síntomas del síndrome urémico hemolítico pueden parecerse a los de otras enfermedades o problemas médicos. Siempre consulte al médico de su hijo para obtener un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica el síndrome urémico hemolítico?

Además del examen físico y la historia clínica completa, los procedimientos para diagnosticar el síndrome urémico hemolítico pueden incluir lo siguiente:

  • Exámenes de sangre. Para determinar el recuento de células sanguíneas, el nivel electrolitos y la función renal

  • Exámenes de orina. Para detectar la presencia de sangre y proteínas

  • Análisis de las heces. Para detectar la presencia de sangre

  • Radiografía abdominal. Un examen de diagnóstico que utiliza rayos invisibles de energía electromagnética para producir imágenes de tejidos internos, huesos y órganos en una placa radiográfica.

¿Cuál es el tratamiento del síndrome urémico hemolítico?

El médico determinará el tratamiento específico basado en lo siguiente:

  • Edad, estado de salud general e historia clínica del niño

  • Gravedad de la enfermedad

  • Tolerancia de su hijo a medicamentos, procedimientos o terapias específicos

  • Expectativas para la evolución de la enfermedad

  • Su opinión o preferencia

No se conoce ningún tratamiento que pueda detener el avance del síndrome una vez que ha comenzado. Inicialmente, el tratamiento puede ser de apoyo, lo que significa que no hay cura para esa enfermedad específica y, por lo tanto, es necesario tratar los síntomas. Si su hijo presenta signos de deshidratación e irregularidades en los electrolitos, se tratarán estos trastornos en primera instancia. Otros tratamientos pueden incluir los siguientes:

  • Cuidados intensivos. Pueden llegar a ser necesarios una observación y control rigurosos en una unidad de cuidados intensivos (UCI o ICU, por sus siglas en inglés).

  • Transfusiones de sangre. Las transfusiones de sangre pueden ser necesarias para tratar los casos de anemia leves a graves (bajo recuento de glóbulos rojos).

  • Nutrición. Es probable que su hijo necesite alimentación por vía intravenosa (IV) si tiene complicaciones graves en el tubo digestivo.

  • Diálisis. Aproximadamente la mitad de todos los niños que desarrollan HUS puede llegar a necesitar diálisis. La diálisis es un procedimiento médico utilizado para eliminar desechos y fluido adicional de la sangre luego de que los riñones han dejado de funcionar.

  • Medicación. Se pueden necesitar medicamentos para tratar la presión arterial de su hijo, que probablemente sea alta.

¿Cómo prevenir el síndrome urémico hemolítico?

La cocción completa de todos los alimentos que puedan contener carne de hamburguesas puede prevenir el HUS, que es causado por la bacteria La E. coli. Otras posibles fuentes de E. coli incluyen los jugos y leche no pasteurizados.

Si su hijo tiene HUS, es importante informar a la guardería u otras personas cercanas a su hijo (es decir, compañeros de juegos, escuela). El HUS no es contagioso, pero la propagación de la bacteria E. coli sí lo es.

Quick Find