AriaHealth.com

1-877-808-ARIA

Estreñimiento en niños

Ilustración de la anatomía del sistema digestivo de un adulto
Haga clic en la imagen para ampliarla.

¿Qué es el estreñimiento?

El estreñimiento se define como:

  • Una disminución en la frecuencia de las evacuaciones, en comparación con el patrón usual de un niño (algunos proveedores de atención médica definen el estreñimiento como menos de 3 evacuaciones por semana).

  • El paso de evacuaciones duras, secas, muchas veces de gran calibre.

  • Evacuaciones difíciles o dolorosas de expulsar.

Sin embargo, la eliminación normal de heces puede consistir de evacuaciones 3 veces al día o 3 veces a la semana, según la persona. El estreñimiento es una de las quejas gastrointestinales más comunes, la cual resulta en 2,5 millones de visitas anuales al proveedor de atención médica.

¿Qué causa el estreñimiento?

Algunas veces, no hay causa que identifique la razón del estreñimiento en niños. Sin embargo, algunas de las causas pueden incluir las siguientes:

  • Dieta

    • Algunos niños comen demasiados alimentos ricos en grasas y bajos en fibras (como comidas rápidas, comida "chatarra" y refrescos).

    • Algunos niños no beben suficiente agua y líquidos.

    • Los bebés que cambian de la leche materna a fórmula o cuando se introducen alimentos sólidos.

  • Falta de ejercicio. Los niños que permanecen dentro, que miran TV y juegan videojuegos, no hacen suficiente ejercicio. El ejercicio ayuda a mover los alimentos digeridos a través de los intestinos.

  • Problemas emocionales

    • Los niños en edad preescolar y escolar algunas veces se sienten avergonzados de usar baños públicos y retienen sus evacuaciones, lo cual causa estreñimiento.

    • Los niños pequeños pueden sentirse agobiados por el entrenamiento para ir al baño, especialmente cuando el padre o la madre está más ansioso por que el niño deje de usar pañales que el niño mismo.

    • Los niños pequeños también pueden verse involucrados en luchas de poder con sus padres a medida que aprenden a afirmar su independencia, y pueden contener las evacuaciones de manera intencional.

    • Algunos niños que sufren estrés en la escuela, con sus amigos, o en la familia, pueden tener estreñimiento.

  • Niños ocupados

    • Algunos niños ignoran las señales que dan sus intestinos para tener una evacuación. Esto puede suceder cuando los niños están demasiado ocupados jugando y olvidan ir al baño.

    • El estreñimiento también puede ser un problema cuando los niños comienzan un nuevo año escolar, ya que ya no pueden ir al baño cuando la urgencia aparece y tienen que cambiar su rutina intestinal.

    • Una vez un niño se estriñe, puede desarrollarse un ciclo vicioso. Puede resultar doloroso expulsar las heces duras y secas, y el niño puede dejar de ir el baño para evitar la incomodidad. Con el tiempo, el intestino no podrá sentir la presencia de heces.

Los problemas físicos que pueden causar estreñimiento incluyen los siguientes:

  • anomalías en el tracto intestinal, recto o ano;

  • problemas del sistema nervioso, como parálisis cerebral;

  • problemas endocrinos, como el hipotiroidismo;

  • ciertos medicamentos (por ejemplo, preparaciones de hierro, algunos antidepresivos y narcóticos como la codeína).

¿Por qué el estreñimiento es una preocupación?

Las heces duras pueden irritar o romper el revestimiento del ano (fisura), por lo que la evacuación será dolorosa. El niño puede evitar tener una evacuación, lo que puede causar estreñimiento posterior.

¿Cuáles son los síntomas del estreñimiento?

A continuación, se enumeran los síntomas más comunes del estreñimiento. Sin embargo, cada individuo puede experimentar los síntomas de manera diferente. Los síntomas pueden incluir los siguientes:

  • no tener una evacuación durante varios días, o evacuar heces duras y secas;

  • distensión, calambres o dolor abdominales;

  • disminución del apetito;

  • rechinar los dientes, cruzar las piernas, apretar los glúteos, enrojeciéndose su cara cuando el niño trata de contener una evacuación para evitar la incomodidad;

  • manchas líquidas pequeñas o de heces blandas que manchan la ropa interior del niño.

Los síntomas del estreñimiento pueden ser similares a los de otras afecciones o problemas médicos. Siempre consulte al proveedor de atención médica de su hijo para obtener un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica el estreñimiento?

Un proveedor de atención médica examinará a su hijo y obtendrá su historia clínica completa. Según la edad de su hijo, a usted le podrían hacer preguntas como las siguientes:

  • ¿Qué edad tenía su bebé cuando tuvo su primera evacuación?

  • ¿Con qué frecuencia su hijo tiene una evacuación?

  • ¿Se queja su hijo de dolor cuando tiene una evacuación?

  • ¿Ha estado usted tratando de enseñarle a su niño pequeño a usar el baño recientemente?

  • ¿En qué consiste la dieta de su hijo?

  • ¿Han ocurrido recientemente algunos eventos estresantes en la vida de su hijo?

  • ¿Con qué frecuencia su hijo ensucia sus pantalones?

En ocasiones, además de un examen físico, el proveedor de atención médica de su hijo puede querer realizar otras pruebas de diagnóstico para determinar si hay algún problema. Entre estas pruebas se incluyen las siguientes:

  • Tacto rectal ("DRE", por sus siglas en inglés). En este procedimiento, un médico u otro proveedor de atención médica inserta un dedo enguantado en el recto para sentir algo inusual o anómalo.

  • Radiografía abdominal. Examen de diagnóstico para evaluar la cantidad de heces en el intestino grueso.

  • Enema de bario. Procedimiento realizado para examinar el intestino grueso con el fin de detectar anomalías. Mediante un enema, se introduce por el recto un fluido denominado bario (una sustancia química líquida, metálica y de consistencia similar al yeso utilizada para revestir el interior de los órganos a fin de que aparezcan en una radiografía). Una radiografía abdominal muestra estenosis (áreas estrechadas), obstrucciones (bloqueos) y otros problemas.

  • Manometría anorrectal. Esta prueba mide la fuerza de los músculos en el ano, reflejos nerviosos, capacidad para sentir distensión rectal y coordinación de los músculos durante la defecación.

  • Biopsia rectal. Esta prueba toma una muestra de las células en el recto para que sean examinadas bajo un microscopio en busca de cualquier problema.

  • Sigmoidoscopía. Procedimiento de diagnóstico que le permite al proveedor de atención médica examinar el interior de una parte del intestino grueso. La sigmoidoscopía es útil para identificar las causas de diarrea, dolor abdominal, estreñimiento, crecimientos anómalos y sangrado. Se introduce en el intestino un tubo corto, flexible y con luz, denominado sigmoidoscopio, a través del recto. El sigmoidoscopio introduce aire en el intestino para inflarlo y facilitar la visión de su interior.

  • Examen de tránsito colorrectal. Este procedimiento muestra cuán bien se mueven los alimentos a través del colon. El niño traga cápsulas que contienen pequeños marcadores visibles en una radiografía. El niño sigue una dieta rica en fibras durante el curso de la prueba, y se monitorea el movimiento de los marcadores a través del colon con radiografías abdominales tomadas varias veces de 3 a 7 días después de que se haya tragado la cápsula.

  • Colonoscopía. Procedimiento que le permite al proveedor de atención médica ver toda la longitud del intestino grueso. Una colonoscopía puede con frecuencia ayudar a identificar crecimientos anómalos, tejido inflamado, úlceras y sangrado. Consiste en introducir un colonoscopio, un tubo largo y flexible con una luz, a través del recto hacia el colon. El colonoscopio le permite al proveedor de atención médica ver el revestimiento del colon, retirar tejido para examinarlo después y, posiblemente, tratar algunos problemas que sean descubiertos.

¿Cuándo debería de llamar a un proveedor de atención médica?

No dude en comunicarse con el proveedor de atención médica de su hijo si tiene preguntas o inquietudes acerca de los hábitos o patrones de evacuación de su hijo. Los Institutos Nacionales de Salud recomiendan que llame al proveedor de atención médica de su hijo en los siguientes casos:

  • los episodios de estreñimiento duran más de 2 semanas;

  • el niño no puede participar en actividades normales debido al estreñimiento;

  • el empuje normal no es suficiente pare expulsar las heces;

  • heces líquidas o blandas se salen del ano;

  • rasgaduras pequeñas y dolorosas aparecen en la piel alrededor del ano;

  • se desarrollan hemorroides;

  • dolor abdominal, fiebre y vómitos.

¿Cuáles son los tratamientos para el estreñimiento?

El tratamiento específico para el estreñimiento será determinado por el proveedor de atención médica de su hijo según lo siguiente:

  • la edad, el estado general de salud y la historia clínica de su hijo;

  • la magnitud de la afección;

  • el tipo de afección;

  • la tolerancia que su hijo tenga a determinados medicamentos, procedimientos o terapias;

  • las expectativas de la evolución de la afección;

  • su opinión o preferencia.

El tratamiento puede incluir lo siguiente:

  • Cambios en la dieta. A menudo, los cambios en la dieta de su hijo ayudarán a eliminar el estreñimiento. Considere las siguientes sugerencias:

    • Aumente la cantidad de fibra en la dieta de su hijo mediante lo siguiente:

      • incorporación de más frutas y verduras;

      • la incorporación de más cereales y panes integrales (revise las etiquetas de información nutricional en los envases de los alimentos para determinar qué alimentos poseen más fibra).

    Alimentos

    Contenido moderado de fibra

    Alto contenido de fibra

    Pan

    Pan de trigo integral, pan de granola, panecillos de salvado de trigo, waffles integrales, palomitas de maíz

     

    Cereal

    Cereales de salvado, trigo molido, avena, granola, salvado de avena

    Cereal de salvado 100%

    Verduras

    Remolacha, brócoli, coles de Bruselas, repollo, zanahorias, maíz, habichuelas verdes, guisantes verdes, bellotas y calabazas, espinaca, patata con piel, aguacate

     

    Frutas

    Manzanas con cáscara, dátiles, papayas, mangos, nectarinas, naranjas, peras, kiwis, fresas, puré de manzana, frambuesas, moras, pasas

    Ciruelas pasas, higos secos

    Sustitutos de la carne

    Mantequilla de maní, nueces

    Frijoles cocidos, frijoles de carete, garbanzos, habas, frijoles pintos, habichuelas rojas, chile con frijoles, mezcla de frutos secos

    • Anime a su hijo a beber más líquidos, especialmente agua.

    • Limite las comidas rápidas y la comida chatarra que, generalmente, tienen alto contenido de grasa y azúcar, y ofrezca comidas y refrigerios más nutritivos.

    • Limite las bebidas con cafeína, como el té y las bebidas de cola.

    • Limite la leche entera según lo indique su proveedor de atención médica.

    Planee servir las comidas de su hijo siempre en el mismo horario. A menudo, una comida estimulará la evacuación intestinal en un plazo de 30 minutos a una hora. Sirva el desayuno temprano para que su hijo no tenga que correr a la escuela y pierda la oportunidad de evacuar sus intestinos.

  • Aumente el ejercicio. El aumento del ejercicio que realiza su hijo también puede aliviar el estreñimiento. El ejercicio facilita la digestión al ayudar a que el movimiento normal del intestino empuje los alimentos a medida que se digieren. Las personas que no son muy activas a menudo sufren estreñimiento. Anime a su hijo a salir a jugar en lugar de mirar televisión o participar en otras actividades en interiores.

  • Hábitos correctos para la evacuación intestinal. Siente a su hijo en el retrete al menos dos veces por día durante 10 minutos como mínimo, preferentemente poco después de una comida. Haga que este sea un momento agradable; no lo regañe ni critique si el niño no puede evacuar sus intestinos. El darle calcomanías u otras recompensas, y el elaborar carteles que representen el progreso de su hijo, puede ayudar a motivarlo y animarlo.

    Si estos métodos no ayudan, o si su proveedor de atención médica advierte otros problemas, este puede recomendar laxantes, ablandadores de heces o un enema. Estos productos deben ÚNICAMENTE ser utilizados con la recomendación del proveedor de atención médica de su hijo. NO los use sin consultar primero con el proveedor de atención médica de su hijo.

¿Cuáles son las perspectivas a largo plazo para un niño que padece estreñimiento?

La perspectiva depende de qué tipo de afección causó el estreñimiento. Los niños con enfermedades del intestino, como la enfermedad de Hirschsprung, pueden tener problemas crónicos. Sin embargo, la mayor parte de las veces, el estreñimiento es una situación temporal.

Quick Find