AriaHealth.com

1-877-808-ARIA

Tomografía Computarizada

¿Qué es una tomografía computarizada (TC, su sigla en inglés es CT o CAT scan)?

En las radiografías convencionales, se dirige un rayo de energía (rayos X) a la parte del cuerpo que se está estudiando. Una placa situada detrás de la zona del cuerpo captura las variaciones del rayo de energía después de que éste pasa a través de la piel, el hueso, el músculo y otros tejidos. Aunque puede obtenerse mucha información de las radiografías regulares, no se consiguen muchos detalles específicos de los órganos internos y otras estructuras.

En las tomografías computarizadas (también llamadas TC o TAC), los rayos X se mueven en círculo alrededor del cuerpo. Esto permite tener muchas vistas diferentes del mismo órgano o de la misma estructura y proporciona muchos más detalles. La información de los rayos X es enviada a una computadora que interpreta los datos de los rayos X y los presenta en forma bidimensional en un monitor.

Los estudios de TC pueden realizarse con o sin contraste. El término "contraste" se refiere a una sustancia administrada oralmente o inyectada por vía endovenosa (IV) que hace que se vea más claramente el órgano o tejido en particular que se está estudiando.

¿Cuál es la preparación para una TC?

Si el médico de su hijo programa una tomografía de corazón o de tórax y decide utilizar colorante de contraste, es posible que el niño necesite estar en ayunas cuatro horas antes del procedimiento. Recibirá instrucciones del médico de su hijo o de otro profesional de la salud sobre este tema.

Deberá informarle al médico si su hijo ha tenido alguna vez una reacción a algún colorante de contraste o si es alérgico al yodo o a los mariscos. Si su hija adolescente está embarazada o pudiera estarlo, debe avisarle al médico antes del procedimiento.

Es posible que los niños reciban un sedante suave antes del procedimiento para hacerlos sentir más cómodos y ayudarlos a permanecer quietos durante dicho procedimiento, el cual puede durar de 30 a 60 minutos.

Los padres pueden permanecer con su hijo en la sala de TC hasta que éste se duerma, pero generalmente se les solicita esperar en otra área durante el procedimiento para evitar una exposición innecesaria a la radiación.

¿Cómo se realiza la TC?

El tomógrafo se encuentra en una gran sala. Su hijo estará acostado sobre una angosta mesa que se deslizará dentro del tomógrafo (el cual tiene forma de tubo hueco).

Es posible que se le introduzca una vía endovenosa (IV) para recibir el medicamento de contraste, que puede inyectarse antes o durante el procedimiento.

El médico y el equipo de tomografías estarán en un cuarto contiguo donde están ubicados los controles del equipo. Sin embargo, podrán ver a su hijo a través de una gran ventana, monitoréandolo constantemente durante el procedimiento. Si su hijo no está sedado, se le brindará un dispositivo de campanilla para que los técnicos sepan si necesita algo durante el procedimiento. Los altavoces localizados dentro del tomógrafo permitirán que su hijo pueda escuchar las instrucciones impartidas por el equipo de TC y que, a su vez, ellos puedan escuchar su respuesta.

Una vez que empiece el procedimiento, será necesario que su hijo permanezca totalmente inmóvil hasta su finalización para que el movimiento no afecte negativamente la calidad de las imágenes. A intervalos, se le pedirá que contenga la respiración, si es posible, por algunos segundos. Luego, se le indicará cuándo debe respirar. Su hijo deberá contener la respiración sólo unos segundos, por lo que no se sentirá incómodo. A los niños pequeños que no puedan permanecer quietos durante el procedimiento se les proporcionará un medicamento que los ayude a relajarse o a dormir durante la TC.

Si la TC se está realizando "con y sin contraste," su hijo recibirá un medicamento de contraste a través de una IV a mitad del procedimiento. Es posible que su hijo se sienta acalorado o se sofoque luego de que el colorante ingrese en la vena. Se trata de una sensación normal que desaparecerá pronto.

Una vez finalizado el procedimiento, la tabla se deslizará fuera del tomógrafo. Si su hijo recibió algún medicamento para relajarse o dormir, será controlado hasta que desaparezca el efecto y vuelva a despertar. Si se introdujo una IV, la misma será retirada una vez que el procedimiento haya finalizado y su hijo despierte.

Es posible que deba esperar unos minutos mientras el radiólogo revisa las imágenes para asegurarse de que las mismas sean claras y estén completas. Si las imágenes no son suficientes para obtener una información adecuada, quizás deban tomarse más imágenes.

Por lo general, el examen dura entre 30 y 60 minutos aproximadamente.

¿Qué sucede luego del procedimiento?

Si no se aplican sedantes, su hijo podrá retomar su actividad normal inmediatamente, a menos que su médico indique lo contrario.

Si se utilizan sedantes, es posible que su hijo se sienta atontado, cansado o soñoliento por varias horas luego de finalizado el procedimiento. Sin embargo, los efectos de los sedantes deberían desaparecer en aproximadamente un día.

Según los resultados de la TC, es posible que se programen exámenes o procedimientos adicionales a fin de reunir más información para el diagnóstico.

Quick Find