AriaHealth.com

1-877-808-ARIA

La vida de un Niño con un marcapasos o cardiodesfibrilador implantable (CDI)

Con los avances tecnológicos, los marcapasos implantados y CDI generalmente duran entre 5 a 7 años o más (según el uso y el tipo de dispositivo) y, en la mayoría de los casos, permiten que el niño lleve una vida normal. Además, con los avances en los sistemas de circuitos de los dispositivos y en aislamiento, se ha reducido el riesgo de interferencias provenientes de aparatos, como por ejemplo los microondas, que en el pasado podían alterar o afectar de alguna forma a estos dispositivos cardíacos implantados quirúrgicamente. Sin embargo, es necesario tomar ciertas precauciones cuando un niño tiene un CDI o marcapasos implantado.

¿Qué precauciones deben tomarse con un CDI o marcapasos implantado?

Su hijo debe usar una pulsera o collar de identificación médica para informar a otras personas sobre el dispositivo en caso de emergencia. Cuando tenga edad de tener una billetera, es conveniente que también lleve una tarjeta de identificación.

 

Los siguientes elementos no alteran el funcionamiento de los marcapasos o CDI actuales:

  • hornos microondas;

  • electrodomésticos de cocina como licuadoras, tostadoras y cuchillos eléctricos;

  • televisores (incluido el control remoto), radios AM y FM y estéreos;

  • transmisores de TV y radio;

  • radios ham y CB;

  • mantas eléctricas y almohadillas térmicas;

  • afeitadoras eléctricas, secadores de cabello, rizadores y demás electrodomésticos para el cuidado personal;

  • maquinarias de jardinería, como tijeras eléctricas;

  • dispositivos para la apertura de puertas de garajes;

  • detectores de metal;

  • computadoras;

  • fotocopiadoras y máquinas de fax;

  • herramientas de taller con descarga a tierra apropiada (excepto los generadores de energía o los equipos de soldadura por arco);

Teléfonos celulares.

Generalmente, los teléfonos celulares no afectan el funcionamiento de los marcapasos o los CDI. La mayoría de los dispositivos fabricados en la actualidad posee un filtro que permite el uso de prácticamente todos los teléfonos celulares utilizados en el mundo, incluidas las tecnologías analógica y digital. Sin embargo, la Comisión Federal de Comunicaciones (Federal Communications Commission) está concediendo nuevas frecuencias para los teléfonos celulares que pueden hacer que los marcapasos o CDI sean menos confiables. Las recomendaciones generales incluyen mantener el teléfono celular a una distancia de 6 pulgadas (15 cm) como mínimo de un marcapasos o CDI, y evitar llevar un teléfono celular en el bolsillo de la camisa sobre el dispositivo.

 

Seguridad.

Asegúrese de que su hijo proceda con cuidado al pasar por detectores de seguridad en aeropuertos y edificios gubernamentales, como los tribunales. Aunque en general es seguro pasar por detectores de seguridad en aeropuertos (no deberían dañar el marcapasos o CDI), avise al personal de seguridad del aeropuerto que su hijo tiene un marcapasos o CDI antes de que pase por los detectores de seguridad ya que el dispositivo podría activar la alarma. Además, si a su hijo lo seleccionan para una inspección más detallada, recuérdele amablemente al personal de seguridad que el detector de metales portátil NO debe pasarse sobre el dispositivo por un período de tiempo prolongado (más de uno o dos segundos), ya que el imán dentro del detector podría modificar temporalmente el modo de funcionamiento del dispositivo. Esté preparado para mostrar una tarjeta de identificación o una pulsera de identificación médica para poder pasar por los puestos de control de seguridad.

 

Otras precauciones.

Las siguientes situaciones pueden ocasionar interferencia con los CDI. (Algunas de las actividades mencionadas no son apropiadas hasta que un niño se aproxima a la adultez, pero pueden afectar a los adolescentes mayores.) Hable con detalle sobre ellas con el médico de su hijo:

  • Evite trabajar con imanes o sostenerlos o transportarlos cerca del marcapasos o CDI.

  • Evite los aparatos de imágenes por resonancia magnética (IRM) u otros campos magnéticos grandes, ya que pueden afectar la programación o el funcionamiento del dispositivo. Asimismo, el campo magnético que cambia rápidamente dentro del escáner de IRM puede, en teoría, ocasionar el calentamiento de los conductores del dispositivo. En muchos casos, existen alternativas a las IRM para las personas que tienen marcapasos, pero si el médico de su hijo determina que absolutamente necesita un examen de IRM, hable minuciosamente al respecto con el cardiólogo de su hijo antes de proceder. Si usted y el cardiólogo deciden proceder con el examen de IRM, se debe controlar atentamente a su hijo durante el examen, y disponer de un dispositivo de programación de marcapasos. No se permiten objetos metálicos cerca de los aparatos de IRM.

  • Absténgase de la diatermia (utilización de calor en fisioterapia para tratar los músculos).

  • Apague los motores grandes, como los de automóviles o barcos, cuando trabaje en ellos, ya que pueden "confundir" temporalmente al dispositivo. No utilice sierras de cadena, debido al contacto cercano con los componentes del motor.

  • Evite ciertas maquinarias de alto voltaje o de radar, como los soldadores por arco, los cables de alta tensión, las instalaciones de radar, los hornos de fundición, los hornos eléctricos de acero y demás equipos industriales de corriente elevada.

  • Evite trabajar en espacios confinados cerca de torres y antenas de transmisión de radio o televisión.

  • Si un dentista o un cirujano tiene que someter a su hijo a un procedimiento quirúrgico, infórmele que su hijo lleva un marcapasos o CDI. Algunos procedimientos quirúrgicos requerirán que el dispositivo de su hijo se apague temporalmente o que se establezca en un modo especial; sin embargo, el cardiólogo de su hijo será quien determine esta decisión. El cambio temporal del modo en el dispositivo de su hijo se puede realizar de manera no invasiva (no se requieren procedimientos quirúrgicos adicionales), pero solo lo debe realizar personal médico calificado.

Algunos procedimientos médicos pueden afectar ocasionalmente el funcionamiento del dispositivo, pero pueden llevarse a cabo de manera satisfactoria si se realizan algunos ajustes en la configuración del marcapasos o el CDI. Estos procedimientos incluyen los siguientes:

  • Litotricia extracorpórea por onda de choque (LEC). Un procedimiento que disuelve los cálculos renales.

  • Estimulación eléctrica nerviosa transcutánea ("TENS", por sus siglas en inglés). Un dispositivo que se utiliza para aliviar el dolor agudo o crónico.

  • Tratamientos de radiación terapéutica para el cáncer.

Consulte al médico antes de someter a su hijo a estos procedimientos.

Consulte siempre al médico si tiene alguna duda sobre el uso de ciertos instrumentos cerca del marcapasos de su hijo.

¿Puede mi hijo participar en actividades diarias normales con un marcapasos o un CDI?

Una vez que se haya implantado el dispositivo, en general, su hijo debería poder hacer las mismas actividades que otros niños de la misma edad. El médico le indicará instrucciones específicas para su hijo con respecto a las actividades.

Sin embargo, al realizar actividades físicas, deportivas o recreativas, los niños con marcapasos o CDI deberán evitar recibir golpes en la zona donde se encuentra el marcapasos. Un golpe en el pecho o el abdomen cerca del marcapasos o CDI puede alterar su funcionamiento. Por este motivo, generalmente no se recomiendan los deportes de contacto para los niños con marcapasos o CDI. Si su hijo recibe un golpe en esa zona, comuníquese con su médico. Consulte al médico de su hijo para conocer las restricciones de actividades.

Siempre consulte al médico si su hijo se siente mal después de realizar alguna actividad, o si tiene alguna pregunta sobre una actividad nueva que desee realizar.

¿Cómo puedo verificar si el marcapasos o CDI de mi hijo está funcionando correctamente?

A pesar de que el dispositivo de su hijo está fabricado para durar entre 5 y 7 años, contrólelo regularmente para asegurarse de que esté funcionando correctamente. Diferentes médicos pueden tener diferentes programaciones para el control de los dispositivos. La mayoría se pueden controlar en el hogar mediante un teléfono y un equipo especial proporcionado por el fabricante del dispositivo de su hijo. El médico de su hijo también recomendará la realización de verificaciones en persona del dispositivo a intervalos específicos. Cualquier cambio en la configuración del dispositivo debe ser realizado en persona, por un profesional médico capacitado, con un programador de dispositivos.

La duración de la batería, el estado de los conductores y diversas funciones se controlan mediante lo que se conoce como "una consulta al dispositivo". Durante una consulta, el dispositivo se conecta de manera no invasiva a un programador de dispositivos utilizando una vara especial que se coloca en la piel sobre el marcapasos o CDI. Los datos se transmiten desde el dispositivo hacia el programador y se evalúan. La mayoría de los sistemas de consulta al dispositivo en el hogar utilizan tecnología inalámbrica para conectar el dispositivo a un instrumento especial que registra los datos y los envía al médico de su hijo.

Su médico le puede pedir que controle en forma periódica el pulso de su hijo. Infórmele de inmediato cualquier síntoma inusual, o síntomas similares a aquellos que su hijo tenía antes de la inserción del dispositivo.

Siempre consulte al médico de su hijo si necesita más información.

¿Qué es el pulso?

El pulso es una medición de la frecuencia cardíaca, es decir, la cantidad de veces que el corazón late por minuto. A medida que el corazón impulsa la sangre a través de las arterias, las arterias se expanden y se contraen con el flujo sanguíneo. Esto puede percibirse en diversos puntos del cuerpo como un pulso. Al tomar el pulso no solo se mide la frecuencia cardíaca, sino que también puede indicar:

  • Ritmo del corazón (un ritmo anormal podría indicar un trastorno cardíaco).

  • La intensidad del pulso (un pulso débil puede indicar un latido cardíaco rápido en el que algunos latidos son demasiado débiles y no se perciben, insuficiencia cardíaca o un volumen bajo de sangre en el sistema circulatorio).

Muchos marcapasos proporcionan pulsos variables, según el nivel de actividad del niño y otros factores. La frecuencia del pulso puede fluctuar y aumentar con el ejercicio, las enfermedades, las lesiones y las emociones. Las adolescentes y las mujeres, en general, suelen tener frecuencias cardíacas más rápidas que los niños y los hombres de la misma edad. Los deportistas, como los corredores, que practican mucho ejercicio cardiovascular, pueden tener frecuencias cardíacas bajas sin presentar problemas de ningún tipo.

Cómo tomarle el pulso a su hijo

Ilustración que demuestra cómo tomar el pulso
Haga clic en la imagen para ampliarla.

A medida que el corazón impulsa la sangre a través de las arterias, usted puede percibir los latidos si presiona con firmeza en una arteria. Las arterias están ubicadas cerca de la superficie de la piel en ciertos lugares del cuerpo. El pulso se puede sentir en la parte lateral del cuello, en la parte interior del codo o en la muñeca. Cuando tome el pulso:

  • Con las yemas de los dedos índice y medio, presione suavemente pero con firmeza sobre las arterias hasta que sienta el pulso.

  • Comience a contar las pulsaciones cuando el segundero del reloj marque las 12.

  • Cuente el pulso durante 60 segundos (o durante 15 segundos y después multiplíquelo por cuatro para calcular los latidos por minuto).

  • Al contar, no mire el reloj continuamente, más bien concéntrese en las pulsaciones. Si tiene problemas con este método, intente con un cronómetro digital de cocina y configúrelo para un minuto. Deje de contar cuando suene la alarma.

  • Si no está seguro de los resultados, pídale a otra persona que cuente por usted.

  • Puede ser mejor controlar el pulso en la muñeca (arteria radial) que en el cuello (arteria carótida). Si debe controlar el pulso en el cuello, no aplique demasiada presión sobre el cuello, y nunca presione ambos costados del cuello al mismo tiempo; esto puede hacer que algunas personas se desmayen.

Si tiene dificultades para hallar el pulso de su hijo, consulte al médico para obtener indicaciones adicionales.

Quick Find