AriaHealth.com

1-877-808-ARIA

Cateterismo cardíaco en niños

¿Qué es el cateterismo cardíaco?

El cateterismo cardíaco es un procedimiento en el cual se introduce un tubo largo y flexible (catéter) en un vaso sanguíneo (generalmente en la pierna) y se lo guía hacia el interior del corazón. Esto proporciona información detallada sobre las estructuras cardíacas internas. El cateterismo cardíaco puede recomendarse para diagnosticar un problema. También puede utilizarse como tratamiento.

En niños, puede realizarse por las siguientes razones:

  • para obtener información de diagnóstico, como la presión y la saturación de oxígeno en diversas partes del corazón;

  • para definir, más en detalle, la anatomía del corazón en el contexto de una cardiopatía congénita;

  • para obtener muestras de tejido cardíaco para biopsia;

  • para abrir el tabique interauricular en cardiopatías congénitas que provocan que un niño se ponga cianótico (color azul de la piel, los labios y los lechos ungueales debido a un aporte insuficiente de oxígeno en la sangre);

  • para colocar dispositivos de malla que cierren pequeños orificios dentro del corazón (como la comunicación interauricular o interventricular);

  • para bloquear, intencionalmente, el flujo sanguíneo en un vaso (como el conducto arterial persistente o los vasos colaterales pulmonares);

  • para colocar dispositivos de alambre y malla, llamados stent, en arterias estenosadas para mantenerlas abiertas.

Puede haber otras razones por las que el médico recomiende cateterismo cardíaco para su hijo.

El cateterismo cardíaco puede realizarse en niños de todas las edades, incluso en recién nacidos.

¿Cómo se realiza un cateterismo cardíaco?

Un cardiólogo especializado realiza el procedimiento en el hospital. El médico de su hijo discutirá los riesgos y beneficios del procedimiento con usted y, luego, le pedirá que complete un permiso escrito (consentimiento informado) para realizarlo.

Se le administrará un sedante a su hijo para ayudarlo a relajarse, e incluso a dormirse, durante el procedimiento. Una vez que esté en el laboratorio de cateterismo, lo acostarán sobre una pequeña mesa que está rodeada de un equipo de rayos x con forma de "c". Los monitores cardíacos y demás equipos se ubican cerca. Un equipo especialmente capacitado de enfermeras, técnicos y médicos controlará a su hijo y se asegurará de que esté cómodo durante el procedimiento.

Se le administrará una inyección de anestesia local debajo de la piel, en el punto donde se insertará el catéter. Luego, se insertará un tubo flexible y delgado (catéter) en un vaso sanguíneo, generalmente en la zona de la ingle (el pliegue de la pierna donde ésta se dobla al sentarse). El catéter se avanza por el vaso (arteria o vena dependiendo del objetivo del procedimiento) hacia el corazón. El cardiólogo utiliza rayos x, llamados fluoroscopía, para visualizar el movimiento del catéter. Desde el vaso, el catéter ingresa en la aurícula derecha, la cavidad superior derecha que recibe sangre pobre en oxígeno (azul) del cuerpo. Luego, se guía el tubo hacia el interior del ventrículo derecho, de la arteria pulmonar y, quizás, de las ramas de la arteria pulmonar derecha o izquierda. Además, puede introducirse otro catéter por el vaso en la ingle y avanzarse hasta la aorta.

Una vez dentro del corazón, se realizan distintos procedimientos para evaluar las estructuras cardíacas y el patrón del flujo sanguíneo dentro del corazón. A continuación, se enumeran algunos de estos procedimientos:

  • se extraen muestras de sangre de cada cavidad y de cada vaso sanguíneo y se mide la saturación de oxígeno;

  • se mide la presión sanguínea dentro de cada cavidad y de cada vaso sanguíneo;

  • se inyecta un tinte de contraste en el catéter y, a medida que fluye dentro del corazón, se toman radiografías para visualizar el recorrido que hace.

A medida que el cateterismo procede, se toman radiografías (angiogramas) para que el cardiólogo de su hijo pueda revisar los datos una vez finalizado el procedimiento. Si se ha programado una cirugía, el cardiocirujano también revisará los datos.

¿Qué sucede luego del procedimiento?

Una vez finalizado el cateterismo, se retira el (o los) catéter(es) del corazón y de los vasos sanguíneos. Se colocarán varias gasas estériles y un gran trozo de cinta médica sobre el punto donde se insertó el catéter para evitar una hemorragia. En algunos casos, puede usarse una pesa plana o una bolsa de arena pequeña para hacer presión en el punto del cateterismo y reducir la posibilidad de hemorragia. Si se utilizaron vasos sanguíneos en la pierna, se le pedirá a su hijo que permanezca en cama y que mantenga la pierna recta, durante algunas horas, después del procedimiento, para minimizar la posibilidad de hemorragia en el punto de cateterismo.

Su hijo será transferido a una unidad en el hospital donde el personal lo controlará durante varias horas después del procedimiento. El tiempo que demore su hijo en despertarse después del procedimiento dependerá del tipo de medicamento que se le administró para que se relaje antes de la prueba y de la reacción del niño a este.

Después del procedimiento, la enfermera de su hijo controlará los pulsos y la temperatura de la piel en la pierna o el brazo que se utilizó para el cateterismo.

Su hijo podrá volver a su casa después de un período específico, siempre que no necesite ningún otro tratamiento o control adicional. Se le darán instrucciones por escrito acerca del cuidado del punto del cateterismo, del baño, de las limitaciones en las actividades y de cualquier nuevo medicamento que su hijo deba tomar en casa.

Dependiendo de los resultados de la prueba de cateterismo cardíaco, podrían programarse exámenes o procedimientos adicionales para reunir más información de diagnóstico.

Procedimientos de cateterismo cardiaco intervencionista

Los avances logrados en el cateterismo cardiaco intervencionista han cambiado considerablemente las pruebas diagnósticas para los bebés y niños de los que se sospecha que tienen cardiopatías congénitas. Como consecuencia de las mejoras de los diagnósticos por imágenes, como la ecocardiografía y las imágenes por resonancia magnética (RM), se llevan a cabo menos cateterismos cardiacos destinados únicamente a obtener información. En cambio, los cateterismos suelen realizarse para tratar una cardiopatía existente.

Las cardiopatías congénitas que pueden tratarse en el laboratorio de cateterismo incluyen las siguientes:

  • conducto arterial persistente (CAP);

  • estenosis aórtica (EA);

  • atresia pulmonar (AP) con colaterales múltiples;

  • coartación de la aorta;

  • comunicación interauricular (CIA);

  • comunicación interventricular (CIV);

  • estenosis de la arteria pulmonar;

  • estrechamiento o reestenosis de las derivaciones.

Esta no es una lista exhaustiva de las cardiopatías congénitas que pueden tratarse en el laboratorio de cateterismo. El médico de su hijo puede recomendarle un procedimiento de cateterismo cardíaco intervencionista para otra afección diferente. El desarrollo de procedimientos adicionales de este tipo para tratar otras afecciones es continuo.

Quick Find