AriaHealth.com

1-877-808-ARIA

Instalación y uso de asientos de seguridad y asientos elevados para niños

Imagen de una mujer sonriendo

Los dispositivos de seguridad adecuados para los niños transportados en vehículos dependen de la edad y el tamaño del niño. Los dispositivos utilizados para mantener un niño a salvo en un auto incluyen los siguientes:

  • Asientos de seguridad para bebés

  • Asientos de seguridad para niños

  • Asientos elevados para niños

  • Uso adecuado de los cinturones de seguridad

La clave para que su hijo esté a salvo es usar adecuadamente un dispositivo de seguridad para niños para su edad que esté bien instalado y sea bien utilizado.

Existen asientos de seguridad para bebés y niños de diversas formas y tamaños. Algunos no son compatibles con determinados vehículos. El mejor asiento de seguridad para niños para una familia es el que sea fácil de usar para los padres o cuidadores, que se ajuste a los asientos del automóvil, que sea compatible con los cinturones de seguridad del vehículo y que sea del tamaño adecuado para el niño. La Academia Estadounidense de Pediatría establece una serie de recomendaciones respecto al uso de asientos de seguridad para niños:

  • Los niños deben mirar hacia la parte trasera del vehículo hasta que tengan al menos 2 años de edad, para reducir el riesgo de lesiones en la columna cervical en caso de accidente. Los niños que superen la edad recomendada por el fabricante del asiento de seguridad para el auto pueden usar asientos convertibles, pero estos igual deben mirar hacia atrás.

  • Un asiento de seguridad para autos que mira hacia atrás no debe ubicarse en el asiento del acompañante de ningún vehículo equipado con bolsa de aire. Esta práctica evita el riesgo de muerte o lesiones severas por el impacto de la bolsa de aire contra el asiento de seguridad.

  • Los bebés prematuros y pequeños no deben colocarse en los asientos de seguridad con protectores, almohadillas abdominales o apoyabrazos que pudieran tener contacto directo con el rostro y el cuello del bebé durante un impacto.

  • En los asientos de seguridad para bebés que miran hacia atrás, las correas de los hombros deben colocarse en las ranuras más bajas hasta que los hombros del bebé se encuentren por encima de las ranuras. El arnés debe estar ajustado, y la traba del sujetador del asiento de seguridad para el auto debe colocarse en el centro del pecho del bebé, no en el abdomen ni en la zona del cuello.

  • El asiento de seguridad para el auto debe reclinarse hasta la mitad, a 45 grados. Debe utilizarse un ángulo mayor si el bebé tiene más de seis meses. Hasta que puedan implementarse las modificaciones técnicas para evitar este problema, puede colocarse un rollo firme de tela o de diario bajo el asiento de seguridad para el auto, por debajo de los pies del bebé, para lograr dicho ángulo.

  • Debe utilizarse un asiento de seguridad convertible, reclinado y colocado mirando hacia atrás para un bebé de hasta 2 años de edad, y semireclinado y mirando hacia adelante para un niño mayor de 2 años que pese entre 20 y 40 libras, siempre que el niño quepa bien (con las orejas por debajo de la parte superior del respaldo del asiento y los hombros por debajo de las ranuras de la correa del asiento).

  • Debe usarse un asiento elevado cuando el niño no entre en el asiento de seguridad convertible pero sea muy pequeño como para usar el cinturón de seguridad del vehículo.

  • Un asiento elevado posicionado a la altura del cinturón de seguridad que utiliza una combinación de un cinturón de cadera y diagonal, si se recomienda ese tipo de cinturón. La Administración Nacional de Seguridad del Tránsito en Carreteras (National Highway Traffic Safety Administration o NHTSA, por sus siglas en inglés) no recomienda el uso de un asiento elevado con una pequeña protección, que puede usarse solo cuando se dispone de un cinturón de cadera.

Asiento de seguridad para bebés

Los asientos de seguridad para bebés suelen ser asientos pequeños y portátiles que se usan para bebés de hasta 1 año de edad y 35 libras de peso. Los asientos para bebés miran hacia atrás, y pueden tener un arnés de tres puntos o de cinco puntos. Algunos asientos para bebés tienen bases desmontables que pueden dejarse ensambladas dentro del vehículo para que el padre no tenga que instalar el asiento todas las veces que el niño viaje. (Algunas bases también se ajustan para reclinar al bebé de manera adecuada).

El asiento de seguridad para niños

Los asientos de seguridad para niños son asientos convertibles o que miran hacia adelante.

  • Los asientos convertibles pueden usarse para niños de hasta 2 años de edad en la posición que mira hacia atrás, y luego rotarlos hacia adelante para los niños en edad de caminar. La desventaja de un asiento convertible es que no se adapta a un recién nacido, como sí lo hace un asiento de seguridad para bebés. Cuando se cambia de la posición que mira hacia atrás a la que mira hacia adelante, los padres o cuidadores deben verificar en el manual del asiento cómo ajustar las correas de los hombros y colocar el cinturón de seguridad como corresponde.

  • Los asientos de seguridad que miran hacia adelante son para niños mayores de 2 años. Algunos asientos pueden convertirse en asientos elevados para niños que pesan más de 40 libras.

El asiento elevado

Los asientos elevados pueden elevar a su hijo de manera que el cinturón de seguridad del vehículo se ajuste adecuadamente. Los asientos elevados son necesarios cuando un niño excede su asiento de seguridad, en general después de las 40 libras de peso y los 4 años de edad. Los niños no tienen el tamaño adecuado para utilizar cinturones de cadera y diagonal para adultos (sin un asiento elevado) hasta que miden 58 pulgadas de altura (con una altura de 29 pulgadas cuando están sentados) y pesan 80 libras, según los Centros para la Prevención y el Control de las Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention o CDC, por sus siglas en inglés).

Los asientos elevados deben colocarse siempre en el asiento trasero del vehículo. Los diferentes tipos de asientos elevados incluyen los siguientes:

  • Asiento elevado con respaldo alto y arnés de cinco puntos. Un asiento elevado que ayuda a proteger la cabeza y el cuello en asientos traseros que no poseen apoyacabezas. El arnés de cinco puntos puede usarse con un peso de hasta 40 libras, luego del cual puede quitarse el arnés para transformar el asiento en uno elevado que permita que el niño utilice el cinturón.

  • Asiento elevado que se posiciona a la altura del cinturón. Asiento elevado que utiliza los cinturones de cadera y diagonal para proteger al niño.

  • Asiento elevado de protección. Un asiento elevado con una protección desmontable que permite transformarlo en un asiento elevado que se posiciona a la altura del cinturón. Los asientos elevados con protección no deben usarse para niños que pesen más de 40 libras.

Control del asiento para el auto

Según estudios de los Controles de Asientos para Automóviles de la Campaña Nacional SAFE KIDS, cuando se detienen vehículos para su verificación, el 85 por ciento de los asientos de seguridad para niños se encuentran mal instalados o se utilizan indebidamente. Algunos de los errores más comunes a la hora de instalar o utilizar los asientos de seguridad para niños incluyen los siguientes:

  • El cinturón de seguridad no sujeta el asiento firmemente o no está trabado

  • Las correas no están ajustadas o colocadas correctamente

  • La traba del sujetador del arnés no está al nivel de la axila

  • La traba de cierre no se utiliza correctamente

  • El asiento del automóvil fue retirado y no lo repararon (incluye los asientos elevados)

  • Los bebés se colocan mirando hacia atrás frente a una bolsa de aire activa

  • Los niños se colocan mirando hacia adelante antes de tener 2 años de edad

Los padres y cuidadores de niños deben leer atentamente el manual del fabricante del vehículo y las instrucciones que vienen con el asiento de seguridad para niños para asegurarse de que el asiento se instale y utilice correctamente. La NHTSA recomienda llevar a cabo la siguiente evaluación rápida sobre el asiento de seguridad:

  • ¿Su hijo viaja en el asiento trasero? (El asiento trasero es es lugar más seguro en caso de accidente).

  • ¿Su hijo mira en la orientación correcta? (Los bebés de hasta 2 años deben colocarse mirando hacia atrás).

  • ¿El asiento de seguridad del niño se encuentra bien asegurado en su lugar por el cinturón de seguridad?

  • ¿El arnés está bien ceñido a su hijo?

  • Si el niño pesa entre 40 y 80 libras, ¿se encuentra en un asiento elevado para un mejor ajuste al cinturón de seguridad?

  • ¿Los cinturones de seguridad del vehículo se ajustan de forma apropiada a su hijo más grande? (El cinturón diagonal debe estar ubicado sobre el hombro y cruzando el pecho, y el cinturón de cadera debe colocarse abajo y ceñido a los muslos superiores. El niño debe ser lo suficientemente alto como para sentarse con las rodillas dobladas sobre el borde del asiento, al menos 58 pulgadas de alto y 80 libras de peso).

Sustitución de los asientos de seguridad para niños y los cinturones de seguridad tras un accidente

Cuando un vehículo ha tenido un accidente grave, deberían cambiarse los asientos de seguridad para bebés y los cinturones de seguridad, porque pueden estirarse o dañarse. Las compañías de seguros reponen todos los asientos de seguridad para niños. Consulte siempre al fabricante del asiento de seguridad para niños de su hijo si tiene dudas sobre la seguridad del asiento.

Remoción de asientos

A veces, los asientos de seguridad para niños se retiran del mercado por motivos de seguridad. Para comprobar si el asiento de seguridad para niños de su hijo ha sido retirado del mercado, llame al fabricante o a la Línea Directa para la Seguridad del Automóvil (Auto Safety Hot Line) al 1-888-GUION-2-PUNTO. Si el asiento ha sido retirado del mercado, le darán instrucciones sobre cómo repararlo o cómo obtener las piezas para hacerlo.

Quick Find