AriaHealth.com

1-877-808-ARIA

Cuando un bebé tiene dificultades después del nacimiento

Enfermera que tiende a un recién nacido enfermo en el hospital

Después del nacimiento, todos los sistemas corporales del bebé deben funcionar en conjunto y de una nueva manera. A veces, un bebé puede tener dificultades para llevar a cabo esta transición. Las evaluaciones de salud, entre las que se incluye el examen de Apgar llevado a cabo al nacer (al minuto, y nuevamente a los 5 minutos), pueden ayudar a determinar si todo está bien o si el bebé tiene problemas.

Si existen señales que indican que hay algún problema, se puede comenzar el tratamiento indicado de inmediato en la sala de partos. El médico y otros miembros del equipo del cuidado de la salud trabajan juntos para ayudar a que el bebé elimine el exceso de líquido y comience a respirar.

Entre los bebés que pueden experimentar algún problema al nacer se incluyen los nacidos en forma prematura, en un parto complicado o los que sufren algún defecto congénito. Las enfermedades de la madre tales como diabetes, presión arterial alta e infecciones también pueden provocar problemas después del parto. Afortunadamente, se dispone de cuidados especiales para esos niños. A menudo, los recién nacidos que necesitan cuidados médicos intensivos ingresan en un área especial del hospital denominada Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN - [NICU, por su sigla en inglés]). La Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN) combina tecnología avanzada y profesionales de la salud capacitados para brindarles cuidados especializados a los pacientes más pequeños. Este tipo de unidades a veces cuentan con áreas de cuidados intermedios o continuos para los bebés que no se encuentran graves, pero que necesitan cuidados de enfermería especializada. Algunos hospitales carecen de este personal especializado o de una Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN), y los bebés deben ser trasladados a otro hospital.

Tener un bebé enfermo puede provocar angustia. Pocos padres piensan que surgirán complicaciones durante el embarazo o que su bebé nacerá enfermo o prematuramente. Es bastante natural que los padres experimenten muchas emociones diferentes cuando deben enfrentar las dificultades que implica tener un bebé enfermo. Sin embargo, es reconfortante pensar que la tecnología avanzada que existe en la actualidad hace posible que los bebés enfermos puedan mejorar e irse a sus hogares en menos tiempo del que podían hacerlo antes. También ayuda saber que si bien separarse de un bebé es doloroso, eso no perjudica la relación entre la madre y el bebé.

Quick Find