AriaHealth.com

1-877-808-ARIA

Bebé pequeño para la edad gestacional

¿Qué significa pequeño para la edad gestacional (PEG)?

La expresión pequeño para la edad gestacional se utiliza para describir a un bebé que es más pequeño de lo usual para la cantidad de semanas de embarazo. Los bebés PEG normalmente tienen un peso al nacer inferior al percentil 10 de los bebés de la misma edad gestacional. Esto significa que son más pequeños que muchos otros bebés de la misma edad gestacional.

Los bebés PEG pueden parecer física y neurológicamente maduros pero son más pequeños que otros bebés de la misma edad gestacional. Los bebés PEG pueden ser proporcionalmente pequeños (igualmente pequeños) o pueden medir y tener un tamaño normales pero con un peso y una masa corporal menor. Pueden ser prematuros (nacer antes de las 37 semanas de gestación), a término (de la semana 37 a 41) o fuera de término (después de la semana 42 de gestación).

¿Qué causa que el bebé sea PEG?

Si bien algunos bebés son pequeños debido a sus genes (sus padres son pequeños), la mayoría de los bebés PEG son pequeños debido a problemas de crecimiento fetal que ocurren durante el embarazo. Muchos bebés PEG son afectados por una condición llamada restricción del crecimiento intrauterino (RCIU). La RCIU ocurre cuando el feto no recibe los nutrientes y el oxígeno necesarios para el crecimiento y desarrollo adecuado de los órganos y tejidos. La RCIU puede comenzar en cualquier punto del embarazo. LA RCIU de aparición temprana a menudo se debe a anomalías cromosómicas, enfermedades de la madre o a problemas graves de la placenta. La restricción del crecimiento de aparición tardía (posterior a las 32 semanas) suele estar relacionada con otros problemas.

Entre los factores que contribuyen a que el bebé sea PEG y/o tenga RCIU se incluyen los siguientes:

  • Factores maternos:

    • hipertensión;

    • enfermedades renales crónicas;

    • diabetes avanzada;

    • enfermedades cardíacas o respiratorias;

    • desnutrición, anemia;

    • infecciones;

    • consumo de sustancias (alcohol, drogas);

    • hábito de fumar.

  • Factores relativos al útero y la placenta:

    • disminución del flujo sanguíneo placentario y del útero;

    • desprendimiento prematuro de la placenta (la placenta se desprende del útero);

    • placenta previa (la placenta se implanta en la parte baja del útero);

    • infecciones en los tejidos que rodean feto.

  • Factores relacionados con el bebé en gestación (feto):

    • gestación múltiple (por ejemplo: gemelos o trillizos);

    • infecciones;

    • defectos de nacimiento;

    • anomalías cromosómicas.

¿Por qué es preocupante que el bebé sea PEG?

Cuando el feto no recibe suficiente oxígeno o nutrientes durante el embarazo, el crecimiento general del cuerpo y los órganos es limitado y las células que forman los órganos y tejidos podrían no alcanzar el tamaño o la cantidad suficiente. Algunas de las enfermedades que causan RCIU y que el bebé sea PEG restringen el flujo sanguíneo a través de la placenta. Esto puede ocasionar que el feto reciba menos oxígeno de lo normal y aumentar el riesgo para el bebé durante el embarazo, el parto y posteriormente.

Los bebés que son PEG y/o RCIU pueden tener problemas al nacer que incluyen los siguientes:

  • disminución de los niveles de oxígeno;

  • bajo puntaje Apgar (un examen que ayuda a identificar a los bebés con dificultades para adaptarse luego del parto);

  • aspiración de meconio (inhalación de las primeras heces eliminadas en el útero) que puede causar dificultad para respirar;

  • hipoglucemia (nivel bajo de azúcar en sangre);

  • dificultad para mantener la temperatura normal del cuerpo;

  • policitemia (exceso de glóbulos rojos).

¿Cómo se diagnostica a un bebé PEG?

A menudo se identifica a los bebés PEG antes del nacimiento. Durante el embarazo, se puede calcular el peso del bebé de diferentes modos. La altura del fundus (la parte superior del útero de la madre) puede medirse desde el hueso del pubis. Esta medición, en centímetros, suele corresponderse con la cantidad de semanas de embarazo luego de la semana n. 20. Si la medición es baja para la cantidad de semanas, es posible que el bebé sea más pequeño de lo esperado.

Si bien muchos bebés PEG tienen bajo peso al nacer, no todos son prematuros y podrían no experimentar los problemas de los bebés prematuros. Otros bebés PEG, es especial aquellos con RCIU, son delgados, pálidos y su piel es seca y floja. El cordón umbilical con frecuencia es delgado y de aspecto opaco en lugar de brilloso y grueso.

Otros procedimientos de diagnóstico pueden incluir los siguientes:

  • Ecografía. La ecografía (un análisis mediante ondas de sonido que crean una imagen de las estructuras internas) es un método más preciso para calcular el tamaño del feto. Las mediciones pueden tomarse del abdomen y la cabeza del feto, y luego compararlas con una tabla de crecimiento para calcular el peso del feto. El perímetro abdominal del feto es un indicador útil de nutrición fetal.

  • Estudio de flujo por Doppler. Otra forma de interpretar y diagnosticar la RCIU durante el embarazo es el estudio por flujo de Doppler, que utiliza ondas de sonido para medir el flujo sanguíneo. El sonido de la sangre en movimiento produce ondas que reflejan la velocidad y la cantidad de sangre que se mueve por un vaso sanguíneo. Se puede utilizar estudios de flujo por Doppler para monitorear el flujo en los vasos sanguíneos en el cerebro del feto y en el cordón umbilical.

  • Aumento de peso de la madre. El aumento de peso de la madre puede también indicar el tamaño del bebé. El aumento de peso escaso de la madre puede corresponder a un bebé pequeño.

  • Evaluación gestacional. Los bebés se pesan durante las primeras horas posteriores al nacimiento. El peso se compara con la edad gestacional del bebé y se registran en una historia clínica. El peso al nacer debe ser comparado con la edad gestacional. Algunos médicos utilizan una fórmula para calcular la masa corporal del bebé y diagnosticar si es PEG.

Tratamiento de los bebés que son PEG

El médico de su bebé determinará el tratamiento específico para bebés PEG según lo siguiente:

  • la edad gestacional del bebé, salud general e historia clínica;

  • la magnitud de la afección;

  • tolerancia del bebé a medicamentos específicos, procedimientos o terapias;

  • las expectativas de la evolución de la afección;

  • su opinión o preferencia.

Los bebés PEG pueden ser más maduros físicamente de lo que su pequeña talla indica. Pero pueden ser débiles y menos capaces de tolerar grandes cantidades de alimento o mantener la temperatura corporal. El tratamiento de los bebés PEG puede incluir:

  • camas con control de temperatura o incubadoras;

  • alimentación por sonda (si el bebé no tienen fuerza para succionar);

  • análisis de sangre para detectar hipoglucemia (niveles bajos de azúcar en sangre);

  • monitoreo de los niveles de oxígeno.

Los bebés que son PEG además de ser prematuros pueden tener más necesidades, como oxígeno y asistencia respiratoria mecánica, entre otros.

Cómo evitar que el bebé sea PEG

Los cuidados prenatales son importantes en todos los embarazos y especialmente para identificar problemas de crecimiento fetal. Dejar de fumar y de consumir sustancias como drogas o alcohol es esencial para tener un embarazo sano y puede reducir el riesgo del síndrome de muerte infantil súbita (SMIS) y otras causas de muerte infantil relacionadas al sueño. También es útil mantener una dieta sana durante el embarazo.

Quick Find