AriaHealth.com

1-877-808-ARIA

Molestias y complicaciones luego de una cirugía

¿Cuáles son algunas de las molestias postoperatorias más comunes?

Las molestias que se presentan después de una operación dependen del tipo de cirugía efectuada. Algunas de las molestias más comunes son las siguientes:

  • Náuseas y vómitos (por la anestesia general)

  • Dolor de garganta (si el paciente requiere respiración asistida. El dolor es provocado por el tubo que se coloca en la tráquea para que el paciente pueda respirar durante la cirugía)

  • Dolor e inflamación alrededor de la incisión

  • Intranquilidad e insomnio

  • Sed

  • Constipación y flatulencias

¿Qué complicaciones pueden producirse luego de la cirugía?

Luego de la cirugía suelen presentarse algunas complicaciones. A continuación, se enumeran las complicaciones más comunes según la Asociación Médica Estadounidense (American Medical Association). Sin embargo, cada individuo puede experimentar las complicaciones y molestias de manera diferente. El tratamiento específico para cualquier complicación que se presente después de la cirugía será determinado de acuerdo con lo siguiente:

  • Edad, estado de salud general e historia clínica del niño

  • Gravedad de la enfermedad

  • Tipo de cirugía realizada

  • Tolerancia de su hijo a determinados medicamentos, procedimientos o terapias

  • Su opinión o preferencia

Las complicaciones posquirúrgicas pueden incluir, entre otras, las siguientes:

  • Shock. El shock es la reducción peligrosa del flujo de sangre que circula por el cuerpo. La causa más frecuente es la disminución de la presión arterial. Su tratamiento puede incluir lo siguiente:

    • Detener cualquier pérdida de sangre

    • Mantener abiertas las vías respiratorias

    • Mantener al niño es posición horizontal

    • Reducir la pérdida de calor utilizando mantas

    • Infusión por vía intravenosa (IV, por sus siglas en inglés) de sangre o líquidos

    • Terapia con oxígeno

    • Medicamentos

  • Hemorragia. El término "hemorragia" significa "sangrado". La pérdida rápida de sangre en el sitio de la cirugía, por ejemplo, puede producir un shock. El tratamiento de la pérdida rápida de sangre puede incluir lo siguiente:

    • Infusiones de solución salina y preparación de plasma para el reemplazo de líquidos.

    • Transfusiones de sangre

    • Detención del sangrado con suturas (puntos), cauterización (sellado de los vasos sanguíneos con calor) o reparación o extirpación de órganos o tejidos dañados

  • Infección de la herida. Cuando ingresan bacterias en el sitio de la cirugía, puede producirse una infección. Las infecciones pueden retardar el proceso de cicatrización. Las infecciones de las heridas pueden extenderse a tejidos u órganos cercanos, o a zonas distantes a través del torrente circulatorio. El tratamiento de las heridas infectadas puede incluir lo siguiente:

    • Antibióticos

    • Drenaje de los abscesos (acumulaciones de pus bajo la piel que se producen por la infección)

    • Apertura de la incisión para eliminar el material infectado

  • Complicaciones pulmonares. Las complicaciones pulmonares pueden presentarse debido a la falta de respiración profunda durante los primeros días posteriores a la cirugía. Las molestias postoperatorias pueden hacer que sea más difícil respirar profundamente o toser para eliminar la mucosidad presente en los pulmones. A veces, se recomiendan ejercicios de respiración profunda para ayudar a mantener a los pulmones en buenas condiciones después de una cirugía. Le darán a su hijo un juguete llamado "espirómetro de incentivo" para ayudarlo a respirar profundamente. Los síntomas de las complicaciones pulmonares pueden incluir lo siguiente:

    • Jadeo (sibilancia)

    • Dolor en el pecho

    • Fiebre

    • Tos

  • Retención urinaria. Luego de la cirugía, puede producirse una retención urinaria, o incapacidad para vaciar la vejiga, temporal. La retención urinaria se produce debido a la anestesia, y en general se trata mediante la introducción de un catéter para drenar la vejiga hasta que el paciente recupere el control de la misma.

  • Reacción a la anestesia. Pueden producirse distintas reacciones a la anestesia, aunque son poco frecuentes. Los síntomas pueden incluir lo siguiente:

    • Mareo

    • Jadeo (sibilancia)

    • Erupción

    • Presión arterial baja

    • Fiebre alta

    • Problemas del hígado

    • Agitación y confusión

Las probabilidades de que se presenten complicaciones luego de la cirugía varían según el caso y la operación realizada. Siempre consulte al médico de su hijo y al anestesiólogo para más información.

Quick Find