AriaHealth.com

1-877-808-ARIA

Problema menor en comparación con una verdadera emergencia

Muchas lesiones leves pueden controlarse en el hogar. No obstante, a veces se debe ir al departamento de emergencias del hospital. En general, debe llevar al niño a la sala de emergencias luego de una lesión, siempre que crea que el problema necesita atención urgente, incluso si su hijo tiene:

  • problemas o dificultades para respirar;

  • expectoración con sangre (tose sangre);

  • labios, piel o lecho ungueal de color púrpura o azul;

  • presión o dolor de estómago o pecho;

  • diarrea o vómitos persistentes o graves;

  • cambio en la visión, debilidad o mareos repentinos;

  • cambio en el estado mental (como pérdida de la conciencia, confusión o problemas para despertarse);

  • convulsiones;

  • mordeduras de humanos, víboras o animales;

  • dolor grave o pérdida de movimientos o de la sensación en cualquier parte del cuerpo;

  • hemorragia grave o sangrado que no se detiene con la presión directa;

  • quemaduras graves o en el rostro;

  • huesos quebrados;

  • heridas punzantes;

  • lesiones en los ojos, la cabeza y la médula espinal;

  • signos de una reacción alérgica como urticaria, inflamación del rostro, los labios, los ojos o la lengua, desmayos, o problemas para respirar, tragar o silbar.

Esta es una lista parcial. Hay otros problemas que pueden necesitar atención de emergencia. Consulte con el médico de su hijo para obtener más información.

Quick Find