AriaHealth.com

1-877-808-ARIA

Cataratas en niños

Fotografía de simulación: visión normal

Fotografía de simulación: cataratas

¿Qué es una catarata?

Una catarata es una nubosidad o un área sobre el lente del ojo que se opaca (un área que normalmente es transparente). Mientras más va creciendo la catarata, los rayos de luz dejan de pasar a través del lente para enfocarse en la retina, el tejido de revestimiento sensible a la luz localizado en la parte posterior del ojo. En algunos tipos de cataratas, esta nubosidad se produce cuando partes de la proteína que compone los lentes comienzan a acumularse e interfieren con la visión. Las cataratas son poco comunes en los niños. Pueden afectar a un solo ojo (unilateral) o a ambos (bilateral).

Algunas cataratas son pequeñas y no causan ningún síntoma visual. Sin embargo, otras cataratas más progresivas pueden provocar problemas visuales en los niños. Las cataratas no son frecuentes en los niños.

¿Cuál es la causa de las cataratas?

Un niño puede nacer con la enfermedad (congénita) o la puede desarrollar en una etapa posterior de la vida (adquirida). Las causas posibles de las cataratas pueden incluir:

  • traumatismos;

  • diabetes;

  • intoxicación;

  • uso de esteroides;

  • otras enfermedades infantiles como la artritis reumatoide; y

  • complicaciones de otras enfermedades oculares, como el glaucoma.

La mayoría de las cataratas congénitas (aquellas presentes al nacer) están presentes en los niños que también sufren otros problemas oculares u otros problemas de salud. En algunos niños que nacen con cataratas congénitas, el trastorno se debe a una causa genética como un trastorno metabólico (causado por la deficiencia heredada de una enzima) o una anomalía cromosómica (por ejemplo, el síndrome de Down).

Anatomía interna del ojo
Haga clic en la imagen para ampliarla.

¿Cuáles son los síntomas de las cataratas?

Los siguientes son los síntomas más comunes de las cataratas. Sin embargo, cada niño puede experimentar los síntomas de manera diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • pupila blanca ante un examen con linterna;

  • ojos desviados;

  • movimientos rítmicos involuntarios de los ojos con oscilaciones hacia adelante y hacia atrás, verticales, rotatorios o combinados (nistagmo);

  • visión nublada o borrosa;

  • disminución de la visión; y

  • las luces parecen muy brillantes y/o presentan un resplandor o un halo alrededor.

Ilustración de una catarata
Haga clic en la imagen para ampliarla.

Los síntomas de la catarata pueden parecerse a otras afecciones del ojo. Siempre debe consultar a su médico para obtener un diagnóstico.

¿Cuáles son los diferentes tipos de cataratas?

Según el Instituto Nacional del Ojo, parte de los Institutos Nacionales de la Salud, aunque la mayoría de las cataratas se producen por envejecimiento, existen otros tipos de catarata:

  • cataratas congénitas: algunos bebés nacen con cataratas o las desarrollan en la niñez, frecuentemente en ambos ojos. Algunas cataratas congénitas no afectan la visión, pero otras lo hacen y deben ser extraídas.

  • cataratas secundarias: las cataratas secundarias se desarrollan principalmente como resultado de la aparición de otra enfermedad en el cuerpo (por ejemplo, la diabetes juvenil u otro problema ocular). El desarrollo de cataratas secundarias también ha sido asociado con ciertos medicamentos (por ejemplo, los esteroides).

  • cataratas traumáticas: Un ojo lesionado puede desarrollar una catarata traumática inmediatamente después del incidente o años después.

  • cataratas causadas por radiación: se trata de cataratas que se desarrollan luego de someterse a radiación.

Imagen de una tabla optométrica estándar.

¿Cómo se diagnostican las cataratas?

Además de un examen ocular y de la historia médica completa de su hijo, los procedimientos para el diagnóstico de cataratas incluyen, entre otros:

  • un examen de agudeza visual. Un examen común con una tabla optométrica utilizado para medir la visión a distintas distancias.

  • dilatación de la pupila. se dilata la pupila con gotas ópticas para permitir un examen minucioso de la retina del ojo y del nervio óptico en busca de lesiones u otros problemas oculares.

Además, se pueden realizar otros exámenes para obtener un mayor conocimiento de la salud y la estructura de los ojos de su hijo.

Tratamiento de la catarata

El médico de su hijo determinará el tratamiento específico para la catarata según lo siguiente:

  • la edad, el estado general de salud y la historia médica de su hijo;

  • qué tan avanzada se encuentre la enfermedad;

  • la tolerancia que su hijo tenga a determinados medicamentos, procedimientos o terapias;

  • las expectativas para la trayectoria de la enfermedad, y

  • su opinión o preferencia.

El tratamiento se adapta al niño y al tipo de catarata que padece. En algunos casos, la pérdida de la visión a causa de una catarata puede asistirse con anteojos o lentes de contacto. Sin embargo, se suele recomendar la extracción quirúrgica de las cataratas en bebés y niños.

Proteja los ojos de su hijo del sol.

Si bien los padres llegan toman muchísimas medidas para proteger la piel de sus hijos de los nocivos rayos del sol, muchos olvidan que también es necesario protegerles los ojos. Cerca de la mitad de los padres estadounidenses no le dan regularmente a sus hijos gafas de sol que garanticen la protección contra los rayos UV. La exposición al sol puede predisponer a los niños a problemas potenciales de la visión en el futuro.

El sol puede provocar quemaduras en las córneas, cáncer de los párpados, cataratas y degeneración macular, entre otros problemas. Además, los niños son más susceptibles porque el cristalino de sus ojos no bloquea tanto los rayos UV como el de los adultos. Además, los niños generalmente pasan más tiempo al aire libre que sus padres, con frecuencia en lugares donde hay mucho reflejo del sol, como en playas, piscinas y parques de diversión. La mayor parte del daño a los ojos producidos por rayos UV es acumulativo.

Proteger los ojos de su hijo del sol es simple:

  • asegúrese de que su hijo use un sombrero de ala ancha que haga sombra en su rostro, y

  • cómprele anteojos de sol que bloqueen los dos tipos de rayos UV. Asegúrese de que los anteojos de sol calcen bien y le resulten cómodos.

Quick Find