AriaHealth.com

1-877-808-ARIA

Errores de refracción en niños

¿Qué es la visión normal?

Para comprender mejor los efectos de los problemas que pueden afectar la visión de su hijo, es importante entender que es la visión normal. En los niños que poseen una visión normal se produce la siguiente secuencia:

Ilustración que demuestra una visión normal
Haga clic en la imagen para ampliarla.

  1. la luz ingresa en el ojo a través de la córnea, la superficie transparente en forma de domo que cubre la parte anterior del ojo,

  2. de la córnea, la luz pasa a través de la pupila. El iris, o la parte de color del ojo, regula la cantidad de luz que atraviesa la pupila.

  3. Desde allí, la luz es captada por el cristalino, la estructura transparente que se encuentra en el interior del ojo y enfoca los rayos de luz en la retina,

  4. Luego, la luz atraviesa el humor vítreo, es decir, la sustancia transparente y gelatinosa que llena el centro del ojo y que permite que el ojo mantenga su forma circular, y

  5. finalmente, la luz alcanza la retina, la capa nerviosa sensible a la luz que recubre la parte posterior del ojo, donde la imagen aparece invertida.

  6. El nervio óptico se encarga de transportar las señales de luz, oscuridad y color al área del cerebro (la corteza visual) que las transforma en imágenes (nuestra visión).

¿Qué son los errores de refracción?

A continuación se describen los errores de refracción más comunes. Todos ellos afectan la visión y pueden requerir el uso de lentes correctivas para su corrección o mejoría.

  • Astigmatismo: el Astigmatismo es una condición en la cual una curvatura anormal de la córnea puede causar que dos puntos focales caigan en dos lugares diferentes. Esto hace que los objetos cercanos o distantes se vean borrosos. El astigmatismo puede producir cansancio ocular y además puede estar combinado con miopía o hipermetropía. El astigmatismo puede presentarse durante la niñez o en edad adulta. Los síntomas incluyen dolor de cabeza, cansancio ocular y/o fatiga. También es posible que los niños que sufren de astigmatismo se restrieguen los ojos, pierdan el interés en el estudio y tengan dificultades para leer. Según la gravedad del trastorno, puede requerirse de anteojos o lentes de contacto.

Ilustración sobre astigmatismo
Haga clic en la imagen para ampliarla.

  • Hipermetropía: la hipermetropía, o dificultad para ver de cerca, es el error de refracción en el que una imagen de un objeto distante se enfoca detrás de la retina, ya sea porque el eje del globo ocular es demasiado corto o porque el poder de refracción del ojo es muy débil. Este trastorno hace que los objetos cercanos se vean fuera de foco y puede provocar dolor de cabeza, cansancio ocular y/o fatiga. También es posible que los niños que sufren de hipermetropía también sufran de estrabismo, se restrieguen los ojos, pierdan el interés en el estudio y tengan dificultades para leer.

Ilustración sobre la hipermetropía
Haga clic en la imagen para ampliarla.

  • Miopía: la miopía (contraria a la hipermetropía), o dificultad para ver de lejos, es el error de refracción en el que una imagen de un objeto distante se enfoca en frente de la retina, ya sea porque el eje del globo ocular es demasiado largo o porque el poder de refracción del ojo es muy fuerte. En los niños, la miopía es el más común de los errores de refracción que requieren corrección. Este trastorno hace que los objetos lejanos se vean fuera de foco y puede provocar dolor de cabeza y/o cansancio ocular.

    Los anteojos o las lentes de contacto pueden ayudar a corregir o mejorar la miopía mediante el ajuste del poder de enfoque de la retina.

Ilustración sobre la miopía
Haga clic en la imagen para ampliarla.

¿Cuáles son las causas de los errores de refracción?

Se ha descubierto que los errores de refracción (miopía e hipermetropía) afectan a familias. Se han observado diversos patrones hereditarios, entre los que se incluye el patrón dominante (transmisión de un gen de un padre que padece un error de refracción a su hijo), recesivo (presencia de dos genes, heredados de cada uno de los padres, que pueden padecer o no un error de refracción) y multifactorial (combinación de genes y ambiente). Los errores de refracción están presentes en numerosos trastornos genéticos, como el síndrome de Marfan o el síndrome de Down.

Los anteojos o las lentes de contacto pueden ayudar a corregir o mejorar la hipermetropía mediante el ajuste del poder de enfoque de la retina.

Quick Find