AriaHealth.com

1-877-808-ARIA

Pesadillas y terrores nocturnos

¿Qué son los terrores nocturnos?

Un terror nocturno es despertarse parcialmente con conductas tales como gritos, patadas, pánico, sonambulismo, palizas o murmuraciones. Son inofensivos y cada episodio termina en sueño profundo.

Las siguientes son características comunes de un terror nocturno:

  • su hijo está asustado pero no se lo puede despertar o consolar;

  • los ojos de su hijo están abiertos pero no sabe que usted está allí;

  • el episodio dura entre 10 y 30 minutos;

  • su hijo no suele recordar el episodio a la mañana.

Cómo ayudar a su hijo durante los terrores nocturnos

  • Intente ayudar a su hijo a que vuelva al sueño normal. No intente despertarlo. Haga comentarios tranquilizantes. Abrace a su hijo si parece ayudarle o le hace sentir mejor. Sacudirlo o gritarle a su hijo puede causarle más malestar.

  • Proteja a su hijo de lesiones. Durante un terror nocturno, el niño puede caer de la escalera, golpearse contra una pared o romper una ventana. Trate de dirigir poco a poco a su hijo de nuevo hacia la cama.

  • Prepare a las niñeras para estos episodios. Explique a las personas que cuidan a su hijo lo que es un terror nocturno y qué hacer si sucede.

  • Trate de prevenir los terrores nocturnos. Un terror nocturno puede desencadenarse si su hijo está cansado en extremo. Asegúrese de que su hijo vaya a la cama siempre a la misma hora y lo suficientemente temprano como para que duerma lo suficiente. Los niños más jóvenes pueden necesitar volver a la siesta diaria.

Cuándo llamar al médico de su hijo

Si bien los terrores nocturnos no son peligrosos, pueden parecerse a otras afecciones o acarrear problemas para el niño. Consulte al médico de su hijo si observa alguna de las siguientes situaciones:

  • el niño se babea, se sacude o se pone rígido;

  • los terrores interrumpen el sueño en forma regular;

  • los terrores duran más de 30 minutos;

  • su hijo hace algo peligroso durante un episodio;

  • otros síntomas ocurren con los terrores nocturnos;

  • su hijo tiene miedos durante el día;

  • usted siente que el estrés familiar puede ser un factor;

  • tiene otras preguntas o preocupaciones sobre los terrores nocturnos de su hijo.

¿Qué son las pesadillas?

Las pesadillas son sueños que asustan y despiertan a los niños y les hace tener miedo de volver a dormir. Las pesadillas pueden suceder sin ninguna razón conocida, pero a veces ocurren cuando su hijo ha visto o escuchado cosas que le afectan. Pueden ser cosas que suceden realmente o que son ficticias. Las pesadillas a menudo se relacionan con etapas en desarrollo de un niño. Los niños pequeños pueden soñar con ser separados de sus padres; los niños en edad preescolar pueden soñar con monstruos o la oscuridad; los niños en edad escolar pueden soñar con la muerte o peligros reales.

Cómo ayudar a un niño con pesadillas

  • consuele, dele seguridad y mime a su hijo;

  • ayude a su hijo a que hable sobre las pesadillas durante el día;

  • proteja a su hijo para que no vea ni escuche películas y espectáculos de televisión atemorizantes;

  • deje la puerta del dormitorio abierta (nunca le cierre la puerta a un niño asustado);

  • proporcione una "manta de seguridad" o juguete para que le brinde consuelo;

  • deje que su hijo vuelva a dormir en su propia cama;

  • no pase mucho tiempo buscando "al monstruo";

  • durante la rutina de irse a dormir, antes de que su hijo se duerma, hable sobre cosas divertidas o felices;

  • léale algunas historias a su hijo sobre la superación de los miedos nocturnos.

Cuándo llamar al médico de su hijo

Consulte al médico de su hijo si observa alguna de las siguientes situaciones:

  • las pesadillas empeoran o suceden con mayor frecuencia;

  • el miedo interfiere con las actividades diurnas;

  • tiene otras preguntas o preocupaciones sobre las pesadillas de su hijo.

Quick Find