AriaHealth.com

1-877-808-ARIA

Entrenamiento para ir al baño

¿Qué es el entrenamiento para ir al baño?

El entrenamiento para ir al baño le enseñará a su hijo a reconocer sus señales del cuerpo para orinar y realizar las evacuaciones intestinales y usar el orinal o el retrete adecuadamente y con horarios oportunos.

¿Cuándo debe comenzar el entrenamiento para ir al baño?

El entrenamiento para ir al baño debe comenzar cuando el niño muestre señales de que está listo. No hay una edad adecuada para comenzar. Si intenta realizar el entrenamiento para ir al baño antes de que el niño esté listo, será una tarea dificultosa tanto para usted como para el niño. La capacidad de controlar los músculos de la vejiga y los intestinos se obtiene con el desarrollo y el crecimiento adecuados.

Los niños se desarrollan a distintos ritmos. Un niño menor del año de edad no tiene control de la vejiga o las evacuaciones intestinales. Entre los 12 y los 18 meses de edad hay muy poco control. La mayoría de los niños no pueden controlar la vejiga y los intestinos hasta los 24 o 30 meses de edad. La edad promedio para iniciar el entrenamiento para ir al baño es de 27 meses.

Saber cuándo el niño estará listo para iniciar el entrenamiento para ir al baño

A continuación se presentan algunos indicadores de que el niño está listo para iniciar el entrenamiento para ir al baño. El niño debe poder:

  • caminar bien para llegar al orinal;

  • decirle cuando necesite ir al baño;

  • controlar los músculos que se usan para ir al baño.

Algunas señales de que el niño puede estar listo para el entrenamiento para ir al baño son:

  • pide que se le cambie el pañal o avisa cuando está por orinar o evacuar;

  • se muestra incómodo cuando el pañal está mojado o sucio;

  • disfruta copiar lo que hacen niños más grandes o los padres;

  • lo sigue al baño y observa cómo se usa el retrete;

  • desea hacer cosas (como ir al baño) para hacer felices a los padres o para ser felicitado;

  • tiene los pañales secos durante, al menos, dos horas durante el día o luego de dormir la siesta o toda la noche.

Comenzar con el entrenamiento para ir al baño

Estos son algunos consejos que pueden ayudar a los padres a comenzar el entrenamiento para ir al baño:

  • Si hay hermanos, pídales que dejen ver al niño menor cómo los felicita por usar el baño.

  • Se recomienda usar un orinal en el piso en lugar de poner al niño en el baño para el entrenamiento. El orinal es más seguro para la mayoría de los niños, ya que sus pies alcanzan el suelo y no hay peligro de que se caigan. Si decide usar un asiento que se coloque sobre el retrete, use un apoyo para los pies de su hijo.

  • Los niños deben tener el permiso para jugar con el orinal: pueden sentarse vestidos o sin el pañal. De ese modo podrán usarlo.

  • Nunca ate al niño al orinal. Los niños deben estar libres para levantarse del orinal cuando quieran.

  • Su hijo no debe sentarse en el orinal durante más de cinco minutos. Algunas veces, los niños realizan una evacuación intestinal justo después de ponerle el pañal, porque lo sienten normal. No se enoje ni castigue al niño. Puede intentar quitar el pañal y poner la evacuación intestinal en el orinal mientras su hijo lo observa. Esto puede ayudar al niño a comprender que desea que la evacuación intestinal se realice en el orinal.

  • Los niños suelen aprender a ir al orinal para realizar evacuaciones intestinales antes de orinar, por lo que es posible que desee comenzar primero con la evacuación intestinal.

  • Si su hijo tiene un horario normal para las evacuaciones intestinales (por ejemplo, después de una comida), puede llevar al niño al orinal en ese momento del día. Si su hijo actúa de cierto modo cuando realiza una evacuación intestinal (se encorva, se calla, se va a un rincón), puede intentar llevar al niño al orinal cuando se comporte de ese modo.

  • Si su hijo desea sentarse en el orinal, recomendamos que se quede a su lado y le hable o le lea un libro.

  • Se recomienda usar palabras para lo que haga su hijo ("popó" o "pipí"). Así, su hijo aprenderá esas palabras para decírselas a usted. Recuerde que otras personas escucharán esas palabras. Se recomienda no usar palabras que ofenderán, confundirán o avergonzarán a otros o a su hijo.

  • Evite palabras como "sucio", "apestoso" o "asqueroso" para describir evacuaciones intestinales y orina. Use un tono simple y directo.

  • Si su niño sale del orinal antes de orinar o de realizar la evacuación intestinal, mantenga la calma y no lo rete. Intente nuevamente más tarde. Si su hijo usa satisfactoriamente el orinal, felicítelo (sonrisas, aplausos, abrazos).

  • Los niños aprender de copiar a los adultos y a otros niños. Puede ayudar si su hijo se sienta en el orinal mientras usted usa el retrete.

  • Los niños suelen seguir a los padres al baño. Puede ser un momento en el que estén dispuestos a usar el orinal.

  • Al principio, enséñele a los niños a sentarse para orinar, ya que, al principio, es difícil controlar la orina cuando se está de pie. Los niños intentarán pararse para orinar cuando vean a otros niños haciéndolo.

  • Algunos niños aprenden cuando le enseñan a un juguete a ir al baño. Use un muñeco con orificios en el área de la boca y del pañal y su hijo podrá alimentarlo y "enseñarle" a bajarse los pantalones y usar el orinal. Deje que su hijo se divierta con este entrenamiento.

  • Haga que ir al baño sea parte de la rutina diaria del niño, como lo primero que se hace en la mañana, luego de comer, luego de la siesta y antes de dormir.

Luego de iniciar el entrenamiento:

  • Una vez que el niño comience a usar el orinal y pueda avisar antes de ir, ya no será necesario llevarlo a horarios regulares ni recordarles una y otra vez que vayan al baño.

  • Es posible que desee usar cubrepañales. Usar ropa interior es un signo e crecimiento y la mayoría de los niños adoran ser "grandes". Usar pañales cuando ya comenzó el entrenamiento para ir al baño puede confundir al niño.

  • Si su hijo tiene un accidente cuando usa el cubrepañal, no lo castigue. Mantenga la calma y limpie sin quejarse.

  • Siga felicitando y recompensando al niño con cada paso que dé: bajarse los pantalones, sentarse en el orinal y usar el orinal. Si los padres muestran que están a gusto cuando su hijo orina o realiza una evacuación intestinal en el orinal, es más probable que los niños usen el orinal la próxima vez.

  • A medida que el niño crece, aprenderá a limpiarse y a lavarse las manos después de ir al baño. Se les debe enseñar a las niñas a limpiarse de adelante hacia atrás para que los gérmenes de las evacuaciones intestinales no terminen en el área urinaria.

  • Recuerde que cada niño es distinto y aprende a ir al baño a su propio ritmo. Si las cosas no van bien con el entrenamiento para ir al baño, lo mejor será volver a poner los pañales y esperar unas semanas antes de volver a intentarlo. En general, debe tener un enfoque calmo y sin apuros sobre el entrenamiento para ir al baño.

  • La mayoría de los niños controlan los intestinos y la orina durante el día para los 3 o 4 años de edad. La orina involuntaria o diurna luego de esta edad debe hablarse con el médico de su hijo.

  • El control durante la noche suele desarrollarse más tarde que el control durante el día. Es posible que no se produzca el control completo durante la noche hasta los 4 o 5 años, o incluso más. Si su hijo tiene 5 años o más y sigue mojando la cama, debe consultar al médico del niño.

  • Aún cuando el niño está entrenado para ir al baño, pueden tener accidentes normales (cuando se emocionan o juegan mucho) o retrocesos por enfermedades o situaciones emocionales. Si se producen retrocesos o accidentes, sea paciente. Entre los ejemplos de situaciones emocionales se incluyen una nueva casa, enfermedad o muerte de un familiar o la llegada de un bebé al hogar. De hecho, si sabe de una situación emocional que se producirá pronto, no comience el entrenamiento para ir al baño. Espere a que se calmen las cosas.

Para más información, puede consultar libros y videos sobre entrenamiento para ir al baño en la biblioteca o la tienda de libros. Consulte con el médico de su hijo para obtener más información al respecto.

Quick Find