AriaHealth.com

1-877-808-ARIA

Cifosis en niños

¿Qué es la cifosis?

Una columna normal, cuando se ve desde atrás, parece recta. Sin embargo, una columna afectada por cifosis muestra evidencia de una curvatura hacia adelante de los huesos de la espalda (vértebra) en el área superior, que le da al niño un aspecto anormalmente curvado o de "joroba".

Ilustración de un niño con cifosis
Haga clic en la imagen para agrandar

La cifosis se define como una curvatura de la columna de 50° o más en una radiografía (una prueba de diagnóstico que utiliza haces de energía electromagnética invisibles para producir imágenes de los tejidos internos, huesos y órganos en una película). La columna normal puede doblarse entre 20 y 45° en el área de la parte superior de la espalda.

La cifosis es un tipo de deformidad espinal.

¿Cuál es la causa de la cifosis?

La cifosis puede ser congénita (estar presente en el nacimiento) o ser provocada por afecciones adquiridas que pueden incluir lo siguiente:

  • Problemas metabólicos

  • Afecciones neuromusculares

  • Osteogénesis imperfecta (también llamada "osteoporosis"). Una afección que causa que los huesos se fracturen con una fuerza mínima.

  • Espina bífida

  • Enfermedad de Scheuermann. Enfermedad que provoca que las vértebras se curven hacia adelante en el área superior de la espalda. Se desconoce la causa de la enfermedad de Scheuermann y comúnmente se observa en hombres.

  • Cifosis postural. Es el tipo más común de cifosis. Generalmente se hace evidente en la adolescencia y puede asociarse con una mala postura y no una anomalía de la columna. Se usan ejercicios para ayudar a corregir la postura.

La cifosis es más común en mujeres que en hombres.

¿Cuáles son los síntomas de la cifosis?

Los siguientes son los síntomas más comunes de la cifosis. Sin embargo, cada niño puede presentar los síntomas de manera diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • Diferencia en la altura de los hombros

  • La cabeza está inclinada hacia adelante en comparación con el resto del cuerpo

  • Diferencia en la altura o la posición del omóplato

  • Al inclinarse hacia adelante, la altura de la parte superior de la espalda parece más alta de lo normal

  • Músculos de los tendones de de la corva (muslo)

El dolor de espalda, dolor en la parte inferior de las piernas y cambios en los hábitos de evacuación y orina generalmente no se relacionan con la cifosis. Un niño que presenta estos tipos de síntomas requiere una evaluación médica inmediata por parte de un médico.

Los síntomas de la cifosis pueden ser similares a los de otras enfermedades o deformidades, o pueden ser resultado de una lesión o infección. Siempre consulte a su médico de su hijo/a para obtener un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la cifosis?

El médico hace un diagnóstico de cifosis con una historia clínica completa del niño o la niña, un examen físico y pruebas de diagnóstico. El médico obtiene una historia prenatal y del nacimiento completa del niño o la niña y pregunta si se sabe si otros miembros de la familia tienen cifosis. Además, preguntará si alcanzó las características normales del desarrollo, ya que algunos tipos de cifosis están asociadas con otros trastornos neuromusculares. Si hay retraso en el desarrollo, puede requerir una evaluación médica adicional.

Los procedimientos del diagnóstico pueden incluir:

  • Radiografías. Prueba de diagnóstico que utiliza haces de energía electromagnética invisibles para producir imágenes de los tejidos internos, huesos y órganos sobre una película. Esta prueba se usa para medir y evaluar la curva. Con el uso de una radiografía de toda la columna, el médico o el radiólogo pueden medir el ángulo de la curva espinal. A partir de esta medición, puede determinarse el tratamiento.

  • Exploraciones óseas. Método de diagnóstico por imágenes nuclear para evaluar cualquier cambio degenerativo y/o artrítico en las articulaciones; para detectar enfermedades óseas y tumores; para determinar la causa de dolor o inflamación en los huesos. Esta prueba se hace para descartar cualquier infección o fractura.

  • Diagnóstico por imágenes por resonancia magnética (RM). Procedimiento de diagnóstico que utiliza una combinación de imanes grandes, radiofrecuencias y una computadora para producir imágenes detalladas de órganos y estructuras dentro del cuerpo. Esta prueba se hace para descartar cualquier anomalía asociada con la columna vertebral y los nervios.

  • Exploración por tomografía computada (también TC o TAC). Es un procedimiento de diagnóstico por imágenes que usa una combinación de radiografías y tecnología computarizada para producir imágenes horizontales o axiales (que suelen llamarse capas) del cuerpo. Una TC muestra imágenes detalladas de cualquier parte del cuerpo, incluidos los huesos, los músculos, la grasa y los órganos. Las TC son más detalladas que las radiografías generales.

  • Análisis de sangre.

La detección temprana de la cifosis es importante para un tratamiento exitoso. Los pediatras o los médicos de familia, e incluso algunos programas escolares, buscan detectar los signos de la cifosis que pudieran estar presentes.

Tratamiento de la cifosis

El tratamiento específico de la cifosis lo determinará el médico del niño o la niña según:

  • La edad, salud general y antecedentes clínicos del niño o la niña

  • La duración de la afección

  • La tolerancia que tenga el niño o la niña a medicamentos, procedimientos o tratamientos específicos

  • Expectativas de evolución de la enfermedad

  • Su opinión o preferencia

El objetivo del tratamiento es detener la progresión de la curva y prevenir una deformidad. Según la Sociedad para el Estudio de la Escoliosis, el tratamiento puede incluir:

  • Observación y exámenes repetidos. El niño o la niña necesitará ser observado y hacer exámenes repetidas veces. La progresión de la curva depende de la cantidad de crecimiento esquelético, o de cómo sea su maduración esquelética. La progresión de la curva reduce su velocidad o se detiene después de que el niño alcanza la pubertad.

  • Soporte ortopédico. Si el niño o la niña aún está en crecimiento, el médico puede prescribir un soporte ortopédico. El médico determinará el tipo de soporte y la cantidad de tiempo que debe usarse.

  • Cirugía. En raras ocasiones, se recomienda una cirugía cuando la curva mide 75 grados o más en las radiografías y el soporte ortopédico no está disminuyendo correctamente la velocidad de la progresión de la curva.

Perspectiva a largo plazo para un niño con cifosis

El tratamiento de la cifosis es individual para cada niño/a, según su edad, cantidad de curvatura y cantidad de tiempo de crecimiento esquelético restante. La cifosis requerirá exámenes frecuentes por parte del médico del niño para monitorear la curva a medida que el niño/la niña crece y se desarrolla. La detección temprana es importante. Si no se trata, la cifosis puede provocar problemas con la función pulmonar.

Quick Find