AriaHealth.com

1-877-808-ARIA

Cefalea

¿Qué es una cefalea?

Una cefalea es un dolor o incomodidad en la cabeza o área de la cara. Las cefaleas varían grandemente en términos de lugar del dolor, intensidad del dolor y la frecuencia con que pueden ocurrir. Como resultado de esta variación, la International Headache Society (Sociedad Internacional de Cefaleas) ha creado varias categorías de cefaleas para definir de forma más precisa los tipos específicos de cefaleas.

¿Qué duele cuando tiene una cefalea?

Has varias áreas en la cabeza que pueden doler cuando tiene una cefalea, incluyendo las siguientes:

  • Una red de nervios que se extiende sobre el cuero cabelludo.

  • Ciertos nervios en la cara, boca y garganta

  • Músculos de la cabeza, cuello y hombros

  • Vasos sanguíneos que se encuentran a lo largo de la superficie y en la base del cerebro (estos contienen delicadas fibras nerviosas)

Los tejidos del cerebro mismo no duelen porque no tienen fibras nerviosas sensibles al dolor.

¿Qué causa una cefalea?

Las cefaleas pueden ser causadas por una variedad de condiciones, como trastornos del cuello, ojos, cerebro, mandíbula o dientes. Las cefaleas con una condición médica subyacente se clasifican como cefaleas secundarias debido a que están relacionadas con la condición. Un ejemplo de esto sería una cefalea debida a lesión en el cuello o infección sinusal.

Otras cefaleas se clasifican como primarias porque la cefalea misma es el principal problema médico, aunque se pueden identificar factores asociados, como tensión muscular o exposición a ciertos alimentos. Otros factores contribuyentes pueden incluir medicamentos, deshidratación o niveles cambiantes de hormonas. Estos factores que influencian las cefaleas se llaman algunas veces desencadenantes de cefaleas.

¿Cuáles son los tipos diferentes de cefaleas primarias?

  • Migrañas. Este tipo de cefalea se distingue por el hecho de que los síntomas que no sean dolor ocurren como parte de la cefalea. Generalmente ocurren náuseas, vómitos, aturdimiento, sensibilidad a la luz (fotofobia) y otros síntomas visuales.

    Las migrañas también son únicas en cuanto a que tienen distintas fases. Sin embargo, no todos los individuos experimentan cada fase. Las fases de una cefalea migrañosa pueden incluir:

    • Fase de premonición. Un cambio en el estado de ánimo o conducta que puede ocurrir horas o días antes de la cefalea.

    • Fase de aura. Un grupo de síntomas visuales, sensoriales o motrices que anteceden inmediatamente a la cefalea. Ejemplos incluyen alucinaciones, entumecimiento, cambios en el habla y debilidad muscular.

    • Fase de cefalea. Periodo durante la cefalea real con dolor palpitante en uno o ambos lados de la cabeza. Son comunes la sensibilidad a la luz y movimientos, la depresión, fatiga y ansiedad.

    • Fase de resolución de la cefalea. El dolor disminuye durante esta fase, pero puede ser reemplazado por fatiga, irritabilidad y dificultad para concentrarse. Algunas personas se sienten descansados después de un ataque, mientras otras no.

  • Cefaleas tensionales. Las cefaleas tensionales son los el tipo más común de cefaleas. El estrés y la tensión muscular son factores frecuentes en las cefaleas del tipo tensional. A pesar de que los síntomas pueden diferir, los siguientes son síntomas de una cefalea del tipo tensional:

    • Comienzo lento de la cefalea

    • Generalmente la cabeza duele en ambos lados

    • El dolor es sordo o se siente como una cinta o banda alrededor de la cabeza

    • El dolor puede involucrar la parte posterior de la cabeza o el cuello

    • El dolor es de suave a moderado, pero no severo.

    Las cefaleas tipo tensional generalmente no causan náuseas, vómitos o sensibilidad a la luz (fotofobia).

  • Cefaleas en racimo. Las cefaleas en racimo generalmente ocurren en una serie que puede durar semanas o meses, y la serie de cefaleas puede regresar cada año o dos. A pesar de que las personas experimentan síntomas de manera diferente, los siguientes son los síntomas más comunes de un racimo de cefaleas:

    • Dolor severo en un lado de la cabeza, generalmente detrás de un ojo

    • El ojo afectado puede estar rojo y lloroso con un párpado caído y pupila pequeña

    • Inflamación del párpado

    • Escurrimiento nasal o congestión

    • Inflamación de la frente

¿Cuáles son los síntomas más graves de una cefalea?

Los síntomas de la cefalea dependen del tipo de cefalea. También pueden variar la frecuencia de las cefaleas y la intensidad de los síntomas. Los síntomas que pueden sugerir una cefalea más grave incluyen alguno de los siguientes:

  • Cefaleas que comienzan temprano por la mañana

  • Dolor que empeora por esfuerzos, como una tos o un estornudo

  • Vómitos sin náusea

  • Comienzo repentino de dolor y la peor cefalea de su vida

  • Cefalea que se está volviendo más severa o continua

  • Cambios en la personalidad

  • Cambios en la visión

  • Debilidad en los brazos o las piernas

  • Convulsiones

Los síntomas de una cefalea pueden parecerse a otras condiciones o problemas médicos. Siempre consulte con su médico para un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostican las cefaleas?

La total extensión del problema puede no ser completamente comprendida inmediatamente, pero puede ser revelada con una evaluación médica integral y prueba de diagnóstico. El diagnóstico de una cefalea es hecho con un historial cuidadoso, examen físico y pruebas de diagnóstico.

Las preguntas frecuentes durante el examen pueden incluir, pero no están limitadas a, las siguientes:

  • ¿Cuándo ocurren las cefaleas?

  • ¿Cuál es la ubicación de la cefalea?

  • ¿Cómo se sienten las cefaleas?

  • ¿Cuánto duran las cefaleas?

  • ¿Han habido cambios en la conducta o personalidad?

  • ¿Los cambios de posición o permanecer sentado causan la cefalea?

  • ¿Tiene problemas para dormir?

  • ¿Tiene un historial de estrés?

  • ¿Hay un historial de lesión en la cabeza?

Si el historial es consistente con la migraña o cefaleas del tipo tensional y el examen neurológico es normal, puede que no sean necesarias pruebas de diagnóstico adicionales. Sin embargo, si no es una cefalea primaria, entonces se pueden necesitar otras prueba para determinar la causa.

Las pruebas utilizadas para determinar la causa de una cefalea pueden incluir:

  • Pruebas de sangre. Se pueden hacer varias pruebas químicas de la sangre y otras pruebas de laboratorio para revisar en busca de condiciones subyacentes.

  • Radiografía de los senos nasales. Un procedimiento de diagnóstico por imagen para evaluar la congestión u otros problemas que se puedan corregir.

  • Imágenes por resonancia magnética (MRI). Un procedimiento de diagnóstico que utiliza una combinación de imanes grandes, radiofrecuencias y una computadora para producir imágenes detalladas de órganos y estructuras dentro del cuerpo.

  • Tomografía computarizada (llamada también un CT o CAT). Un procedimiento de diagnóstico por imagen que utiliza una combinación de rayos X y tecnología computarizada para producir imágenes horizontales, o axiales (llamadas con frecuencia rebanadas) del cuerpo. Un CT muestra imágenes detalladas de cualquier parte del cuerpo, incluyendo los huesos, músculos, grasa y órganos. Las CT son más detalladas que los rayos X generales.

¿Cómo se tratan las cefaleas?

El tratamiento específico para las cefaleas será determinado por su médico con base en:

  • Su edad, salud global e historial médico

  • Tipo de cefaleas

  • Severidad y frecuencia de las cefaleas

  • Su tolerancia a medicamentos específicos, procedimientos o terapias

  • Su opinión o preferencia

La meta última del tratamiento es evitar que ocurran las cefaleas. El manejo adecuado de la cefalea depende de la identificación precisa del tipo de cefalea y puede incluir:

  • Evitar los desencadenantes conocidos, como ciertos alimentos y bebidas, falta de sueño y ayuno

  • Cambiar los hábitos alimenticios

  • Ejercicio

  • Descansar en un ambiente tranquilo y oscuro

  • Medicamentos, recomendados por su médico

  • Manejo del estrés

Las cefaleas migrañosas pueden requerir el manejo de medicación específica que incluye:

  • Medicamentos abortivos. Medicamentos, recetados por su médico, que actúan sobre receptores específicos en nervios y vasos sanguíneos en la cabeza para detener una cefalea en progreso.

  • Medicamentos de rescate. Medicamentos de venta libre, como analgésicos (calmantes del dolor), para detener la cefalea.

  • Medicamentos preventivos. Medicamentos, recetados por su médico, que se toman diariamente para reducir el comienzo de cefaleas migrañosas severas.

Algunas cefaleas pueden requerir atención médica inmediata incluyendo hospitalización para observación, pruebas de diagnóstico e incluso cirugía. El tratamiento es individualizado dependiendo de la condición subyacente que ocasiona la cefalea. La recuperación completa depende del tipo de cefalea y otros problemas médicos que pueden estar presentes.

Quick Find