AriaHealth.com

1-877-808-ARIA

Cáncer de riñón

Ilustración de la anatomía del riñón
Haga clic sobre la imagen para ampliar

¿Qué es el cáncer de riñón?

A la mayoría de los tumores malignos se los nombra según la parte del cuerpo en la cual se originan, y el cáncer de riñón no es una excepción. El cáncer de riñón se origina en los riñones, dos órganos grandes con forma de frijoles ubicados uno a la derecha y el otro a la izquierda de la columna vertebral. La palabra latina para "riñón" es "renal", y el cáncer de riñón también puede denominarse "cáncer renal".

Según la Sociedad Americana contra el Cáncer (ACS, por sus siglas en inglés) aproximadamente 65.000 personas en los Estados Unidos serán diagnosticados con cáncer renal y pélvico-renal en el 2012. Al tipo más común se lo conoce como "cáncer de células renales". La información a continuación refiere al cáncer de células renales.

¿Cuáles son los factores de riesgo para el cáncer de células renales?

Se desconoce la causa exacta del cáncer de células renales. Sin embargo, hay ciertos factores de riesgo relacionados con el mismo. Según la Sociedad Americana contra el Cáncer (ACS) los factores de riesgo son los siguientes:

  • Fumar. Fumar aumenta el riesgo de cáncer de riñón. El riesgo parece estar relacionado con la proporción fumada.

  • Amianto. Los estudios muestran que hay relación entre la exposición al amianto y el cáncer de riñón.

  • Cadmio. Puede existir relación entre la exposición al cadmio y el cáncer de riñón. El cadmio puede aumentar el efecto cancerígeno del tabaco.

  • Antecedentes familiares. Los antecedentes familiares de cáncer de riñón aumentan el riesgo de la persona.

  • Sexo. Los hombres tienen el doble de probabilidades que las mujeres de desarrollar cáncer de células renales.

  • Síndrome de Von Hippel-Lindau. Enfermedad causada por la mutación de un gen que aumenta las probabilidades de desarrollar cáncer de células renales.

  • Síndrome de Birt-Hogg-Dubé. Los pacientes que tengan esta enfermedad son más propensos a desarrollar cáncer de células renales.

  • Otros síndromes hereditarios. Es más probable que los pacientes con carcinoma hereditario de células renales papilares, leiomiomatosis hereditaria y cáncer de células renales y oncocitoma renal hereditario desarrollen cáncer de riñón.

  • Obesidad. La obesidad aumenta el riesgo de la persona de padecer cáncer de riñón.

  • Enfermedad renal avanzada. Los pacientes con enfermedad renal avanzada que han estado en diálisis durante un periodo prolongado pueden desarrollar cáncer de células renales.

  • Presión arterial alta. Los pacientes que tienen presión arterial alta podrían presentar un riesgo mayor de cáncer de riñón.

  • Diuréticos. Los medicamentos que eliminan el exceso de fluidos en el organismo han sido relacionados con el cáncer de riñón, aunque aún esto no se ha comprobado.

  • Raza. Los individuos afroamericanos corren un riesgo ligeramente superior de tener cáncer de riñón.

¿Cuáles son los síntomas del cáncer de riñón?

A continuación, se enumeran los síntomas más comunes del cáncer renal. Sin embargo, cada persona puede experimentarlos de forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • Sangre en la orina

  • Pérdida de peso rápida e inexplicable

  • Dolor en la parte baja de la espalda (que no se deba a una lesión)

  • Pérdida de apetito

  • Hinchazón de los tobillos y las piernas

  • Masa o bulto en el lateral o la parte baja de la espalda

  • Fatiga

  • Fiebre recurrente (que no se deba a un catarro o gripe)

  • Presión arterial alta (menos frecuente)

  • Anemia (menos frecuente)

  • Dolor constante en los costados

Los síntomas del cáncer renal pueden parecerse a los de otras enfermedades o problemas médicos. Siempre consulte a su médico para obtener un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica el cáncer de riñón (cáncer de células renales)?

Además del examen físico y la historia clínica completa, los procedimientos para diagnosticar el cáncer de riñón pueden incluir los siguientes:

  • Exámenes de laboratorio de sangre y orina.

  • Pielografía intravenosa (IVP, por sus siglas en inglés). Una serie de radiografías de los riñones, uréteres y vejiga tras inyectar un medio de contraste en la vena para detectar tumores, anomalías, cálculos en los riñones o cualquier obstrucción y para evaluar el flujo sanguíneo renal.

  • Angiografía renal (arteriografía renal). Serie de radiografías de los vasos sanguíneos renales, tomadas tras inyectar un medio de contraste a través de un catéter introducido en los vasos sanguíneos del riñón para detectar cualquier signo de obstrucción o anomalías que afecten el suministro de sangre a los riñones.

  • Otros exámenes por imágenes (que muestran las diferencias entre los tejidos sanos y los enfermos), pueden incluir los siguientes:

    • Tomografía computarizada (también llamada TC o TAC). Un procedimiento de rayos X no invasivo que toma imágenes de cortes transversales del cerebro o de otros órganos internos para detectar anomalías que no aparecerían en una radiografía común.

    • Imágenes por resonancia magnética (IRM). Un procedimiento no invasivo que utiliza ondas de radio e imágenes muy potentes para producir vistas bidimensionales muy detalladas de un órgano o estructura interna, especialmente del cerebro y la médula espinal.

    • Ultrasonido (también llamado "sonografía").Técnica de diagnóstico por imágenes que utiliza ondas sonoras de alta frecuencia y una computadora para crear imágenes de los vasos sanguíneos, tejidos y órganos. Los ultrasonidos se utilizan para visualizar los órganos internos mientras funcionan, y para evaluar el flujo sanguíneo a través de los diferentes vasos.

    • Radiografía de tórax. Una prueba de diagnóstico que utiliza energía electromagnética invisible para producir imágenes de tejidos internos, huesos y órganos en una película.

    • Gammagrafía ósea. Un método de imágenes nucleares para evaluar cualquier cambio degenerativo o artrítico en las articulaciones para detectar enfermedades de los huesos y tumores con el objeto de determinar la causa del dolor o inflamación de los huesos.

Según los resultados de otros exámenes y procedimientos, podría ser necesario hacer una biopsia. La biopsia es un procedimiento en el cual se obtiene una muestra del tumor y se envía al laboratorio para que la examine un patólogo.

¿Cuál es el tratamiento para el cáncer de riñón?

El médico determinará el tratamiento específico basado en lo siguiente:

  • Edad, estado de salud general e historia clínica

  • Qué tan avanzada está la enfermedad

  • Tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias

  • Expectativas para la evolución de la afección

  • Opinión o preferencia del paciente

El tratamiento puede incluir lo siguiente:

  • Cirugía. La cirugía para extirpar el riñón se llama "nefrectomía" y es el tratamiento más común para el cáncer de riñón. Los siguientes procedimientos son los diferentes tipos de nefrectomía:

    • Nefrectomía radical. Se extirpa todo el riñón junto con la glándula adrenal, el tejido que rodea al riñón y algunas veces los nódulos linfáticos del área.

    • Nefrectomía simple. Solo se extirpa el riñón.

    • Nefrectomía parcial. Solo se extirpa la parte del riñón que contiene el tumor.

    El otro riñón generalmente es capaz de realizar la función de ambos riñones.

  • Terapia de radiación o radioterapia. La terapia de radiación utiliza rayos X de alta energía para eliminar las células cancerosas y algunas veces también se usa para aliviar el dolor cuando el cáncer de riñón se ha diseminado hacia el hueso.

  • Terapia dirigida. La terapia dirigida utiliza fármacos que atacan partes específicas de las células cancerosas. Estos medicamentos funcionan de forma diferente a los que se utilizan para la quimioterapia estándar y, con frecuencia, tienen efectos adversos menos severos. Generalmente se utilizan como el primer tratamiento contra el cáncer renal avanzado. Algunos ejemplos son: sunitinib (Sutent), sorafenib (Nexavar), temsirolimus (Torisel), everolimus (Afinitor), bevacizumab (Avastin) y pazopanib (Votrient).

  • Terapia biológica (también conocida como inmunoterapia). La terapia biológica es un tratamiento que utiliza el sistema inmunológico del cuerpo para combatir el cáncer.

  • Quimioterapia. La quimioterapia es la utilización de medicamentos para eliminar las células cancerosas. Desafortunadamente, el cáncer renal con frecuencia es resistente a los medicamentos para quimioterapia.

  • Embolización arterial. La embolización arterial es un procedimiento mediante el cual se inyectan pequeñas porciones de una esponja especial de gelatina u otro material a través de un catéter para obstruir el vaso sanguíneo renal principal. Este procedimiento contrae el tumor al privarlo de la sangre que transporta oxígeno y otras sustancias necesarias para su crecimiento. Este procedimiento también puede usarse antes de una operación para que el procedimiento quirúrgico sea más fácil o para aliviar el dolor cuando no se puede extirpar el tumor.

Si usted o un familiar han sido diagnosticados con cáncer renal, deberían considerar obtener una segunda opinión. De hecho, algunas compañías de seguro requieren una segunda opinión para tales diagnósticos. Según la Sociedad Americana contra el Cáncer (ACS), es poco frecuente que el tiempo que le lleve obtener una segunda opinión pudiera tener un impacto negativo en su tratamiento. La tranquilidad que otorga una segunda opinión valdrá la pena el esfuerzo. 

Quick Find