AriaHealth.com

1-877-808-ARIA

Pautas para el cuidado de la salud femenina

Foto de una mujer sonriendo

El Centro Nacional de Información sobre la Salud de las Mujeres (National Women's Health Information Center) recomienda 10 cosas que usted puede hacer para vivir una vida más larga, mejor y feliz.

  1. Manténgase informada. Aprenda sobre temas tales como promoción de la salud y prevención de enfermedades, y pídale a su médico información específica sobre sus necesidades.

  2. Cuide sus huesos. Para que sus huesos estén saludables, asegúrese de incluir en su dieta diaria el aporte de calcio necesario con alimentos tales como leche y sus derivados, tofu, vegetales, salmón o sardinas en lata y jugos o productos de panadería fortificados con calcio. Consulte a su médico sobre suplementos de calcio.

  3. Evite el consumo de alcohol y drogas Ilícitas. En lo que respecta a las mujeres, la definición de consumo moderado de alcohol se reduce a una bebida. El Instituto Nacional para el Abuso de Alcohol y el Alcoholismo (The National Institute on Alcohol Abuse and Alcoholism) define una "bebida" como una copa de vino de 5 onzas, una botella de cerveza o refresco con vino de 12 onzas, o 1,5 onzas de bebidas espirituosas con 40% de alcohol. Recuerde que el contenido de alcohol de cada tipo de bebida puede variar ampliamente. En cuanto al consumo de drogas ilícitas, no existe un consumo "moderado".

  4. Proceda con prudencia a la hora de tomar medicamentos. Lea las etiquetas, siga las instrucciones cuidadosamente y recuérdele a su médico o farmacéutico cualquier otro medicamento o suplemento que esté tomando para evitar posibles interacciones entre ellos. Por su seguridad, para reducir el riesgo de afectos adversos o interacciones con medicamentos, por ejemplo, también debería comentarle a su médico si consume drogas ilegales o "recreativas". Si tiene alguna duda sobre los posibles efectos adversos, consulte a su médico o farmacéutico.

  5. Respete las medidas de seguridad. Evite las lesiones. Utilice el cinturón de seguridad. Utilice casco cuando monte en bicicleta. Instale detectores de humo y de monóxido de carbono. Utilice gafas para el sol con filtro solar y protección contra rayos ultravioleta. Guíese por el buen juicio y el sentido común. Practique sexo seguro utilizando condones para protegerse de las enfermedades de transmisión sexual.

  6. Sométase a exámenes físicos. Realice controles médicos, exámenes preventivos y vacunaciones regulares. No olvide realizarse autoexámenes, también.

  7. No fume. El fumar es la principal causa de muerte evitable en Estados Unidos.

  8. Aliméntese saludablemente. Este es el secreto de la buena salud. Coma frutas, vegetales y cereales en abundancia. Procure que su dieta sea variada, consuma alimentos de todos los grupos y coma con moderación.

  9. Manténgase en movimiento. Este es el otro secreto de la buena salud: con solo 30 minutos de actividad física, acumulada a lo largo del día, no solo se sentirá mejor sino que también se verá mejor, tanto física como mentalmente.

  10. Sea feliz. Dedíquese tiempo. Manténgase relacionada con su familia, amigos y la comunidad. ¡Realice actividades que disfrute!

Actividades de rutina que deben realizar las mujeres para tener una buena salud

Las pautas generales para el cuidado de la salud dirigidas a las mujeres que se presentan en las siguientes tablas no tienen por finalidad reemplazar ningún consejo ni indicación de su médico. Utilícelas como recordatorio de las consideraciones a tener en cuenta respecto al cuidado de la salud, y también como una lista de cosas que puede evaluar con su médico.

Todos los días

Todos los meses

Todos los años

Otro

Haga ejercicio 30 minutos por día.

 

Sométase a una revisión dental una o dos veces por año. Controle su visión y audición con un profesional una vez por año.

A partir de los 45 años: realice un examen de perfil lipídico completo cada 5 años para determinar sus niveles de colesterol y triglicéridos.

Se recomienda un examen más temprano si existen factores de riesgo de enfermedades de las arterias coronarias.

Protéjase del sol: use protector solar y ropa adecuada.

Realícese autoexámenes de la cavidad bucal: encías, dientes, labios y lengua.

Luego de los 50 años:

sométase a un examen físico con su médico.

sométase a un examen de mamas por año.

Antes de los 50 años:

sométase a un examen médico cada 3 años luego de los 30 años.

sométase a un examen médico cada 2 años luego de los 40 años.

 

Controle su consumo de grasa: no más del 25 al 35 por ciento de su consumo de calorías. La mayoría de las grasas deben provenir de fuentes de ácidos grasos poliinsaturados y monoinsaturados, tales como pescados, frutos secos y aceites vegetales.

Realícese un autoexamen de todo el cuerpo para detectar lunares sospechosos u otras enfermedades de la piel. Pídale a su médico que revise sus lunares anualmente, o consulte a su médico de inmediato ante cualquier crecimiento sospechoso.

 

 

Consuma fuentes de proteína tales como carne magra o con poca grasa, aves de corral, pescados, alubias secas, huevos y frutos secos.

Controle su peso: controle su índice de masa corporal (BMI, por sus siglas en inglés).

Controle su presión arterial y niveles de colesterol.

Luego de los 50 años:

sométase a un examen de sangre oculta en heces por año, o
realícese una sigmoidoscopía flexible cada 5 años, o

sométase a un enema de bario de doble contraste cada 5 años, o

sométase a una colonoscopía cada 10 años

Comience los exámenes con una colonoscopía a los 45 años en caso de ser afroamericano.

Coma de 5 a 9 porciones de frutas y vegetales a diario.

Por lo menos la mitad del total de granos consumidos deben ser integrales.

Consuma 3 tazas de leche descremada o reducida en grasa, o el equivalente de productos lácteos por día.

 

A partir de los 50 años de edad, vacúnese contra la gripe.

 

Controle su consumo de alcohol.

 

Converse con su médico sobre si debe realizarse una mamografía o un examen clínico de mamas.

 

Controle su nivel de estrés.

 

 

Vacúnese contra el tétanos y la difteria cada 10 años.

 

 

Sométase a un examen pélvico y Papanicolau a partir de los 21 años. Converse con su médico sobre sus recomendaciones para exámenes adicionales para el virus del papiloma humano (HPV).*

A partir de los 65 años de edad: aplíquese la vacuna antineumocócica, también recomendada para personas menores de 65 años que tengan problemas médicos, tales como enfermedades del corazón, enfermedades de los pulmones, diabetes, afecciones renales, anemia falciforme u otras enfermedades crónicas, o aquellas personas que trabajen o vivan en zonas de riesgo alto.

* El Congreso Americano de Ginecología y Obstetricia (American Congress of Obstetricians and Gynecologists) recomienda que las mujeres se realicen su primer Pap a los 21 años. Las mujeres entre 21 y 29 deben realizarse un Pap cada tres años. Se recomienda que las mujeres de más de 30 años se realicen coexámenes cada 5 años, y citologías y exámenes para HPV cada 3 años. Se considera razonable discontinuar los exámenes para cáncer de cuello de útero en mujeres de 65 años o más que hubiesen recibido resultados negativos de dichos exámenes y que no tengan antecedentes de neoplasia cervical intraepitelial (CIN, por sus siglas en inglés) 2+ dentro de al menos 20 años. Una vez discontinuados los exámenes, no deberían retomarse, incluso si la mujeres tiene múltiples parejas sexuales.

Quick Find