AriaHealth.com

1-877-808-ARIA

Prevención de las enfermedades cardiovasculares

Imagen de una persona mayor con palos de golf.

Principales factores de riesgo de una enfermedad crónica

Los factores de riesgo principales que encabezan la lista de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de cualquier enfermedad crónica son: fumar, mala alimentación y estilo de vida sedentario.

Llevar un estilo de vida más saludable puede ayudar a prevenir una enfermedad cardíaca. Esto incluye los siguientes puntos:

  • eliminar los productos con tabaco;

  • mantener una dieta saludable para el corazón;

  • seguir un programa de ejercicio adecuado;

  • controlar el peso; 

  • eliminar en la medida de lo posible el estrés.

Eliminar los productos con tabaco

Todos los productos con tabaco se consideran factores de riesgo de una enfermedad crónica, no solo los cigarrillos. Si bien los derivados de algunas drogas sociales, tales como el alcohol, pueden tener usos médicos, la nicotina no tiene un uso terapéutico. Una vez que usted deja de fumar, el cuerpo empieza a curarse de los efectos devastadores del tabaco.

Mantener una dieta saludable para el corazón

Uno de los aspectos del control de los factores de riesgo de un ataque cardíaco consiste en tener una alimentación saludable para el corazón, con una concentración adecuada de lo siguiente:

  • calorías

  • colesterol

  • grasas

  • fibras

  • sodio

Para que no haya confusión, el gobierno federal estableció guías de comida y normas de etiquetado de alimentos. Las guías de comida pueden ayudarle a escoger entre una variedad de alimentos y, al mismo tiempo, a consumir la cantidad correcta de calorías y grasas.

Para obtener más información sobre las Pautas alimenticias para los estadounidenses 2010 y para identificar cuáles son las recomendaciones alimenticias adecuadas según la edad, el sexo y el nivel de actividad física, visite la página de Recursos en Línea, que contiene enlaces a los sitios de ChooseMyPlate.gov y las Pautas alimenticias 2010. Tenga en cuenta que el plan My Plate está diseñado para las personas mayores de dos años que no padecen enfermedades crónicas.

Mantener una dieta balanceada y saludable para el corazón lo ayudará a:

  • controlar los factores de riesgo del ataque cardíaco y del derrame cerebral;

  • prevenir o controlar otras enfermedades crónicas;

  • perder peso y aumentar la energía;

  • promover un buen estado de salud general.

Seguir un programa de ejercicio adecuado

Un paso clave para reducir el riesgo de tener un ataque cardíaco es tomarse un tiempo para hacer ejercicio. Actualmente, en esta sociedad acelerada, las personas tienen que programar un tiempo para ejercitarse. Elija una actividad que disfrute hacer y luego hable con su proveedor de atención médica sobre el plan de ejercicio que se adecue a sus necesidades y capacidades individuales.

Un plan de ejercicio ayudará en el tratamiento de casi todos los factores de riesgo de un ataque cardíaco y de un derrame cerebral. Trate de incluir actividad física con una intensidad entre moderada y enérgica durante 40 minutos por día como mínimo, y al menos, de 3 a 4 días a la semana, más allá de la actividad usual en el trabajo y el hogar. La actividad física regular ayudará a mejorar su salud, su bienestar psicológico y un peso corporal saludable.

Siempre consulte a su proveedor de atención médica sobre sus necesidades alimenticias y de actividad física.

 

Controlar el peso

Si usted tiene sobrepeso o está obeso, su proveedor de atención médica lo ayudará a perder peso y a disminuir el índice de masa corporal (IMC) a un nivel normal o casi normal. Hacer cambios en la alimentación y aumentar la actividad física puede ayudar.

 

Eliminar en la medida de lo posible el estrés

Aprender técnicas de control del estrés lo ayudará a lidiar con el estrés en su vida laboral y familiar.

Quick Find