AriaHealth.com

1-877-808-ARIA

Radioterapia externa

¿Qué es la radioterapia externa?

La radioterapia externa es un tipo de radiología terapéutica que se envía externamente desde una máquina dirigida al cáncer dentro del paciente. Ejemplos de máquinas de radioterapia externa incluyen aceleradores lineares, máquinas de cobalto o máquinas de rayos X ortovoltaje. El oncólogo de radiación determinará el tipo de máquina. La radioterapia externa es el tipo de radiología terapéutica que se usa más a menudo.

¿Cómo funciona la radioterapia externa?

La radioterapia externa entrega radiación ionizante al cáncer y destruye las células de cáncer.

Para dar tiempo para recuperarse a las células saludables, los pacientes que se someten a radioterapia externa reciben pequeñas dosis (fracciones) de radiación por vez. Recibir dosis pequeñas de radiación diariamente en lugar de un número más pequeño de dosis mayores ayuda a proteger al tejido sano del cuerpo que rodea al área circundante.

La mayoría de los pacientes que reciben tratamientos de radiación lo hacen como pacientes ambulatorios. Un programa típico de tratamiento de radioterapia externa es recibir terapia una vez al día durante 5 días a la semana durante 2 a 9 semanas. En algunos casos en el que el tratamiento es paliativo (para aliviar los síntomas más que curarlos), la longitud del tratamiento puede durar solo 2 a 3 semanas. El proceso de tratamiento usualmente toma 10 a 30 minutos por día con mucha parte del tiempo dedicado a colocar al paciente en posición. La duración del tratamiento depende del método de entrega de tratamiento y de la dosis prescripta.

A medida que el tratamiento progresa, el oncólogo de radiación monitorizará el progreso y la respuesta del paciente al tratamiento. En función de la respuesta del paciente al tratamiento, se pueden hacer cambios a la dosis de radiación, el número de tratamientos o la longitud del tratamiento.

Se está realizando investigación para estudiar los efectos de la radioterapia externa hiperfraccionada, en la cual se aplican dosis más pequeñas de radiación más de una vez al día en lugar de solo una vez al día. Los resultados han sido prometedores para ciertos tipos de tumores y cánceres.

Aunque cada instalación puede tener protocolos específicos en el lugar, generalmente, un procedimiento de radioterapia externa sigue este proceso:

  1. Generalmente, el paciente recibirá radioterapia externa 4 o 5 veces a semana durante un período de varias semanas.

  2. En función de la ubicación del cáncer, puede que el paciente tenga que sacarse la ropa. Si es así, se le dará una bata para que use.

  3. Se colocará al paciente cuidadosamente para que el área bajo tratamiento reciba la cantidad correcta de radiación. Pueden usarse moldes especiales y otros equipos para asegurar la posición del cuerpo apropiada.

  4. Pueden usarse escudos para proteger los tejidos normales del cuerpo de la radiación.

  5. Una vez que se ha completado el posicionamiento y la protección con escudos comenzará el tratamiento. Se necesitará que el paciente permanezca muy quieto durante el tratamiento para que el haz de radiación alcance el cáncer con la dosis apropiada.

  6. Cuando comienza la radioterapia externa, el tecnólogo monitorizará de cerca al paciente en una pantalla de televisión en otra habitación.

  7. El tratamiento será indoloro y durará solo unos minutos.

Quick Find