AriaHealth.com

1-877-808-ARIA

Imágenes por Resonancia Magnética (su sigla en inglés es MRI)

¿Qué es una "resonancia magnética" (MRI, por su sigla en inglés)?

Una resonancia magnética es un procedimiento de diagnóstico en el que se usa una combinación de un gran imán, radiofrecuencias y una computadora para producir imágenes detalladas de los órganos y las estructuras del interior del cuerpo. En la resonancia magnética no se usa radiación ionizante, como en las radiografías y en la tomografía computarizada (CT, por su sigla en inglés).

¿Cómo funciona una resonancia magnética?

Imagen de una persona entrando en un escáner de MRI

 

El aparato de MRI es una máquina grande, cilíndrica (con forma de tubo), que crea un potente campo magnético alrededor del paciente y envía impulsos de ondas de radio desde un escáner. Ese potente campo magnético hace que los átomos de hidrógeno del cuerpo se alineen a lo largo del mismo eje. Las ondas de radio golpean los núcleos de los átomos de su cuerpo y los sacan de esa posición alineada. A medida que los núcleos vuelven a alinearse en la posición adecuada, emiten señales de radio. Una computadora recibe esas señales, las analiza y las convierte en una imagen de la parte del cuerpo que se está examinando. Esa imagen aparece en un monitor donde se la puede ver. Además, se pueden obtener vistas de cortes transversales para observar más detalles. Algunos aparatos de MRI parecen túneles angostos, mientras que otros son más abiertos.

Las imágenes obtenidas por resonancia magnética (MRI) pueden utilizarse en lugar de la tomografía computarizada (CT) en situaciones en que se estudian órganos o tejido blando, ya que la MRI es mejor para mostrar diferencias entre distintos tipos de tejidos blandos, así como las diferencias entre tejidos blandos normales y anormales.

Dado que no se emplea radiación ionizante, no existe el riesgo de exposición a la radiación ionizante durante un procedimiento de resonancia magnética.

Debido al uso de un potente imán, la resonancia magnética no puede realizarse a la mayoría de los pacientes que tienen marcapasos implantados, clips aneurismáticos intracraneales anteriores, implantes cocleares, ciertos dispositivos de prótesis, bombas de infusión de medicamentos implantadas, neuroestimuladores, estimuladores del crecimiento óseo, ciertos dispositivos anticonceptivos intrauterinos, o cualquier otro tipo de implantes metálicos en base a hierro. La resonancia magnética no se recomienda para las personas que tienen objetos metálicos internos, tales como balas o metrallas, así como la mayoría de los clips, pernos, placas y tornillos quirúrgicos, hilos de sutura metálicos, o mallas de alambre en sus cuerpos. Las tinturas que se usan en los tatuajes pueden contener hierro y existe la posibilidad de que se calienten durante una resonancia magnética, pero se trata de una situación poco frecuente.

Los usos e indicaciones más recientes de la resonancia magnética han contribuido al desarrollo de nueva tecnología de resonancia magnética. La angiorresonancia magnética (MRA, por su sigla en inglés) es un procedimiento que se utiliza para evaluar el flujo sanguíneo a través de las arterias de una manera no invasiva (es decir, sin perforar la piel). La angiorresonancia magnética también se puede utilizar para detectar aneurismas en el cerebro y malformaciones vasculares (anormalidades de los vasos sanguíneos dentro del cerebro, la médula espinal u otras partes del cuerpo).

La espectroscopia por resonancia magnética (MRS, por su sigla en inglés) es otro procedimiento no invasivo que se emplea para evaluar anormalidades químicas en los tejidos del cuerpo, por ejemplo, en el cerebro. La espectroscopia por resonancia magnética puede utilizarse para determinar trastornos, tales como una infección por el HIV en el cerebro, accidente cerebrovascular, lesiones en el cráneo, coma, enfermedad de Alzheimer, tumores y esclerosis múltiple.

El estudio de imágenes por resonancia magnética funcional (fMRI, por su sigla en inglés) del cerebro se utiliza para determinar la ubicación específica dentro del cerebro donde ocurre cierta función, por ejemplo, el habla o la memoria. Las zonas generales del cerebro donde se producen tales funciones son conocidas, pero la ubicación exacta puede variar de una persona a otra. Durante una estudio de imágenes por resonancia magnética funcional del cerebro, se le pide a la persona que realice una tarea específica, por ejemplo, que recite el himno nacional, mientras se realiza el estudio. Al establecer con exactitud la ubicación del centro funcional en el cerebro, los médicos pueden planificar una cirugía u otros tratamientos para un trastorno particular del cerebro.

Otro avance de la tecnología de los estudios de imágenes por resonancia magnética es la MRI "abierta". Los aparatos de MRI estándar tienen un túnel con forma de cilindro cerrado dentro del cual se coloca al paciente durante el procedimiento. Los aparatos de MRI abierta no rodean por completo al paciente y algunas unidades incluso pueden estar abiertas de todos los lados. Los aparatos de MRI abierta son especialmente útiles para los procedimientos que implican:

  • Niños. Los padres u otras personas que los cuiden pueden permanecer con los niños durante el procedimiento para brindarles comodidad y seguridad.

  • Claustrofobia. Antes del desarrollo de los aparatos de MRI abierta, solía ser necesario dar un medicamento sedante antes del procedimiento a las personas con claustrofobia grave.

  • Personas muy grandes u obesas. Prácticamente cualquier persona cabe en la mayoría de los aparatos de MRI abierta.

¿Cómo se realiza una resonancia magnética?

Una resonancia magnética puede realizarse de forma ambulatoria, o bien como parte de la atención de pacientes hospitalizados. Si bien cada centro puede contar con protocolos específicos, generalmente, el procedimiento de la resonancia magnética es el siguiente:

  1. Debido a la potencia del campo magnético, el paciente debe quitarse todas las joyas y objetos metálicos, como horquillas o broches para el pelo, audífonos, anteojos y piezas dentales.

  2. Si se va a administrar un medicamento de contraste, sedante, o ambos, por vía intravenosa (IV), la vía intravenosa debe colocarse en la mano o el brazo. Si el medio de contraste se dará por boca, se le dará al paciente para que lo trague.

  3. El paciente debe acostarse sobre una mesa que se desliza hacia dentro del túnel del escáner.

  4. El personal a cargo de la resonancia magnética estará en otra sala en la cual se encuentran los controles del escáner. No obstante, el paciente podrá ver en todo momento al personal a través de una ventana. Adentro del escáner hay parlantes que permiten al personal comunicarse con el paciente y escucharlo. El paciente tendrá un timbre para poder avisarle al personal si tiene algún problema durante el procedimiento.

  5. Durante el proceso de la exploración, sonará un ruido como un clic cuando se cree el campo magnético y se envíen los impulsos de las ondas de radio desde el escáner. El paciente podrá recibir auriculares para usar a modo de ayuda para bloquear los ruidos del escáner de MRI y oír los mensajes o instrucciones que le dé el técnico.

  6. Es importante que el paciente permanezca muy quieto durante el examen.

  7. Es posible que, a intervalos, se le indique al paciente que contenga la respiración, o que no respire durante algunos segundos, dependiendo de la parte del cuerpo que se esté examinando. Luego, se le dirá al paciente cuándo puede respirar. El paciente no tendrá que contener la respiración durante más tiempo que algunos segundos, por lo cual no pasará un momento incómodo.

  8. El técnico observará al paciente en todo momento y se mantendrá en constante comunicación.

Quick Find