AriaHealth.com

1-877-808-ARIA

Exámenes comunes del hígado

¿Cuáles son algunos de los exámenes del hígado más comunes?

A menudo, una serie de análisis de sangre especiales pueden determinar si el hígado está inflamado, lesionado o si funciona como es debido. Estos análisis también pueden diferenciar entre trastornos del hígado crónicos y agudos, y entre la hepatitis y la colestasis.

A continuación se describen los exámenes de sangre más comunes.

Exámenes del funcionamiento

  • Análisis de bilirrubina en sangre. Este análisis mide la concentración de bilirrubina en sangre. La bilirrubina es producida por el hígado y se excreta en la bilis. Los niveles elevados de bilirrubina pueden indicar una obstrucción del flujo biliar o un problema en el procesamiento de la bilis por parte del hígado.

  • Análisis de albumina en sangre. Este análisis se utiliza para medir la concentración de albúmina (una proteína de la sangre) y puede ayudar en el diagnóstico de una enfermedad hepática.

  • Índice internacional normalizado (IIN), antes conocido como tiempo de protrombina (TP). Esta prueba mide el tiempo que la sangre demora en coagular. La coagulación de la sangre requiere de vitamina K y de una proteína producida por el hígado. Si la sangre tarda más tiempo en coagularse, puede ser un indicador de una enfermedad hepática o de otras insuficiencias en factores de coagulación específicos.

Enzimas hepáticas

  • Análisis de fosfatasa alcalina en sangre. Este análisis mide la concentración de fosfatasa alcalina (una enzima) en sangre. La fosfatasa alcalina se encuentra en varios tejidos, con mayor concentración en el hígado, las vías biliares y los huesos. Este análisis puede hacerse para evaluar el funcionamiento del hígado y para detectar lesiones en el hígado que puedan causar obstrucción biliar, tales como tumores o abscesos.

  • Análisis de alanina transaminasa (ALT). Este análisis mide la concentración de alanina aminotransferasa (una enzima que se encuentra predominantemente en el hígado) que es secretada en el torrente sanguíneo luego de un daño agudo a las células del hígado. Este análisis puede hacerse para evaluar el funcionamiento del hígado y/o para determinar el tratamiento de una enfermedad hepática aguda, tales como la hepatitis.

  • Análisis de aspartato transaminasa (AST). Esta prueba mide la concentración de aspartato transaminasa (una enzima que se encuentra en el hígado, los riñones, el páncreas, el corazón, los músculos esqueléticos y los glóbulos rojos) que es secretada en el torrente sanguíneo luego de un problema hepático o cardíaco. Esta enzima es secretada en el torrente sanguíneo luego de un daño agudo a las células del hígado.

  • Análisis de gamma glutamil transpeptidasa (GGT). Este análisis mide la concentración de gamma glutamil transpeptidasa (una enzima producida en el hígado, el páncreas y las vías biliares). Este análisis, a menudo, se hace para evaluar el funcionamiento del hígado, para proveer información acerca de enfermedades hepáticas y para detectar la ingestión de alcohol.

  • Análisis de deshidrogenasa láctica. Este análisis puede detectar el daño de los tejidos y puede ayudar en el diagnóstico de una enfermedad hepática. La deshidrogenasa láctica es un tipo de proteína (también llamada isoenzima) que participa en el proceso metabólico del cuerpo. Sin embargo, este análisis del hígado es muy inespecífico. Rara vez se lo utiliza para la evaluación de un enfermedad hepática.

  • Análisis de 5'-nucleotidasa. Este análisis mide la concentración de 5'-nucleotidasa (una enzima específica del hígado). La concentración de la 5'-nucleotidasa aumenta en personas con enfermedades hepáticas, en particular, aquellas enfermedades asociadas con colestasis (interrupción en la formación del flujo biliar o su obstrucción).

Otros estudios de diagnóstico

  • Análisis de alfafetoproteína. La alfafetoproteína (una proteína específica de la sangre) es producida por tejido fetal y tumores. Este análisis puede hacerse para predecir el riesgo de cáncer de hígado primario (carcinoma hepatocelular) y para controlar la efectividad de la terapia en ciertos tipos de cáncer, tales como el hepatoma (un tipo de cáncer de hígado).

  • Análisis de anticuerpos antimitocondriales. La presencia de estos anticuerpos puede ser un indicador de cirrosis biliar primaria, hepatitis crónica activa y de otros trastornos autoinmunes.

  • Análisis de alfa-1-antitripsina sérica (A1AT). Este análisis mide la concentración de alfa-1-antitripsina en sangre. Este análisis se hace para ayudar a identificar una forma rara de enfisema en adultos y una forma rara de enfermedad hepática (cirrosis) en niños y adultos.

Quick Find