AriaHealth.com

1-877-808-ARIA

Síndrome del Intestino Irritable, su sigla en inglés es IBS

Dibujo de la anatomía del sistema digestivo de un adulto
Click Image to Enlarge

¿Qué es el síndrome del intestino irritable (IBS)?

El síndrome del intestino irritable (IBS) es un trastorno intestinal que causa lo siguiente:

  • Calambres dolorosos.

  • Gas.

  • Pesadez de estómago.

  • Cambios en los hábitos intestinales.

El IBS ha sido llamado incorrectamente de muchas formas, incluyendo las siguientes:

  • Colitis.

  • Colitis mucosa.

  • Colon espástico.

  • Intestino espástico.

  • Enfermedad intestinal funcional.

El IBS se llama trastorno funcional ya que no hay señales de enfermedad cuando el colon se examina. Debido a que los médicos no han podido encontrar una causa orgánica, se ha creído a menudo que el IBS es causado por conflictos o tensión emocional. Aunque la tensión puede emperoar los síntomas del IBS, las investigaciones sugieren que otros factores también son importantes.

El IBS a menudo causa mucho malestar e incomodidad, pero no se cree que cause:

  • Daño permanente a los intestinos.

  • Hemorragia intestinal.

  • Enfermedad grave como el cáncer.

No se ha demostrado que produzca enfermedades orgánicas serias, ni que haya relación establecida entre el IBS y las enfermedades inflamatorias intestinales como la enfermedad de Crohn o la colitis ulcerativa.

¿Qué causa el síndrome del intestino irritable?

La digestión y la impulsión de nutrientes y líquidos a través del sistema gastrointestinal (GI) es un proceso muy complicado y muy bien organizado. El tracto gastrointestinal tiene sus propios músculos y nervios intrínsecos que se conectan como un circuito eléctrico a la médula espinal y al cerebro. Los eventos neuromusculares que ocurren en el tracto gastrointestinal se transmiten al cerebro a través de las conexiones neurales, y la respuesta del cerebro también se transmite al tracto gastrointestinal. Como resultado de esta actividad, se genera la motilidad y la sensación del intestino. Una anomalía en este proceso provoca una impulsión desordenada del contenido intestinal, la cual genera la sensación de dolor.

La persona que sufre IBS tiene un colon más sensible y reactivo de lo normal, de manera que responde fuertemente a estímulos que no afectarían a otras personas. El músculo del colon de una persona que tiene IBS comienza con espasmos después de sólo un estímulo leve o de sucesos normales como los siguientes:

  • Comer.

  • Distensión por gas u otros materiales en el colon.

  • Ciertos medicamentos.

  • Ciertos alimentos.

Las mujeres que tienen IBS parecen tener más síntomas durante sus períodos menstruales, lo que sugiere que las hormonas reproductoras pueden aumentar los síntomas del IBS.

¿Cuáles son los factores desencadenantes del IBS?

Los factores desencadenantes más probables del IBS son la dieta y la tensión emocional. Los científicos tienen algunas explicaciones de por qué sucede esto. Tome en cuenta lo siguiente:

  • Dieta
    Las comidas causan contracciones del colon, y normalmente causan la urgencia de defecar de 30 a 60 minutos después de una comida. La grasa en la dieta puede causar contracciones del colon después de una comida. Con el IBS, sin embargo, la urgencia puede producirse antes e ir acompañada de calambres y de diarrea.

  • Estrés
    El estrés estimula el espasmo colónico en las personas que tienen IBS. Aunque no se entiende exactamente, se cree que es porque el colon está parcialmente controlado por el sistema nervioso. Los consejos y técnicas para reducir el estrés pueden ayudar a aliviar los síntomas del IBS; sin embargo, esto no significa que el IBS sea el resultado de un trastorno de la personalidad. Es un trastorno que en parte se debe a la motilidad del colon.

¿Cuáles son los síntomas del IBS?

A continuación se enumeran los síntomas más comunes del IBS. Sin embargo, cada individuo puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • Dolor abdominal como calambres.

  • Estreñimiento y, o diarrea dolorosos.

  • Estreñimiento y diarrea alternos.

  • Puede haber mucosidad en las heces.

El sangrado, la fiebre, la pérdida de peso y el dolor intenso y persistente no son síntomas del IBS, pero indican otros problemas. Los síntomas del IBS pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Siempre consulte a su médico para el diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica el síndrome del intestino irritable?

Su médico obtendrá una historia médica completa, realizará un examen físico y obtendrá exámenes de laboratorio para evaluar si hay infección e inflamación. Los exámenes de laboratorio, los estudios de imagen y los procedimientos serán determinados por la historia y el examen físico. Los exámenes y los procedimientos que su médico puede solicitar incluyen los siguientes:

  • Exámenes de sangre (para determinar si tiene anemia, infección o una enfermedad causada por inflamación o irritación).

  • Examen y cultivo de orina (para ayudar a evaluar si hay infección del tracto urinario).

  • Cultivo de heces  -  busca indicios de la presencia de bacterias anormales en el tracto digestivo que pueden causar diarrea y otros problemas. Se recolecta una pequeña cantidad de heces y se envía al laboratorio por medio del consultorio del médico. En dos o tres días el examen muestra si están presentes bacterias anormales.

  • Examen de sangre oculta en las heces  -  busca indicios de sangre escondida (oculta) en las heces. Se coloca una cantidad pequeña de heces en una tarjeta especial, que se examina en el consultorio del médico o se envía al laboratorio; si hay sangre, puede ser señal de una inflamación en el tracto gastrointestinal.

  • Esofagogastroduodenoscopia (También llamada EGD o endoscopia superior.)  -  Una EGD (endoscopia superior) es un procedimiento que le permite al médico examinar el interior del esófago, el estómago y el duodeno. Un tubo con luz, delgado y flexible, llamado endoscopio, se pasa por la boca y la garganta, y luego por el esófago, el estómago y el duodeno. El endoscopio le permite al médico ver dentro de este área del cuerpo, así como introducir instrumentos a través del endoscopio para tomar muestras de tejido y realizar una biopsia (si es necesario).

  • Rayos X deabdomen  -  examen de diagnóstico que utiliza rayos invisibles de energía electromagnética para producir imágenes de los tejidos internos, los huesos y los órganos en una placa.

  • Ecografía abdominal  -  técnica de diagnóstico por imágenes que utiliza ondas sonoras de alta frecuencia y una computadora para crear imágenes de vasos sanguíneos, tejidos y órganos. La ecografía se usa para ver la función de los órganos internos y para evaluar el flujo sanguíneo a través de varios vasos. Se aplica un gel al área del cuerpo que se va a estudiar, como el abdomen, y se coloca una varilla llamada transductor en la piel. El transductor envía ondas sonoras dentro del cuerpo que rebotan en los órganos y regresan a la máquina de ecografía, produciendo una imagen en el monitor. También se toma una fotografía o un vídeo del examen, para revisarse posteriormente.

  • Colonoscopia  -  procedimiento que le permite al médico ver la longitud completa del intestino grueso y a menudo puede ayudar a identificar crecimientos anormales, tejido inflamado, úlceras y hemorragia. Consiste en la introducción de un colonoscopio, un tubo con luz, largo y flexible, a través del recto hasta el colon. El colonoscopio le permite al médico ver el revestimiento del colon, extirpar tejido para exámenes adicionales y posiblemente tratar algunos problemas que se descubran.

Tratamiento del IBS:

El tratamiento específico del IBS será determinado por su médico basándose en lo siguiente:

  • Su edad, su estado general de salud y su historia médica.

  • Qué tan avanzada está la condición.

  • Su tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.

  • Sus expectativas para la trayectoria de la condición.

  • Su opinión o preferencia.

El tratamiento puede incluir:

  • Cambios en la dieta
    Cuando se padece el síndrome del intestino irritable, es importante seguir una dieta adecuada. En algunos casos de IBS, una dieta alta en fibra puede reducir los síntomas. Puede ser de ayuda el mantener una lista de alimentos que causan problemas, y hablar de los resultados con el médico o con un dietista registrado.

  • Medicamentos
    Los médicos pueden recetar suplementos de fibra o laxantes ocasionales. Algunos médicos recetan medicamentos antiespasmódicos, tranquilizantes o antidepresivos para aliviar los síntomas.

    La preocupación principal en relación con los medicamentos para el IBS es la dependencia potencial de fármacos y los efectos que el trastorno puede tener en el estilo de vida. En un esfuerzo por controlar sus intestinos o reducir el estrés, algunas personas se vuelven dependientes de los laxantes o de los tranquilizantes.

¿Cuáles son fuentes buenas de fibra?

ALIMENTOS

FIBRA MODERADA

ALTOS EN FIBRA

PANES

El pan integral, el pan de granola, las madalenas de salvado de trigo, las palomitas de maiz, los gofres Nutri-Grain®.

 

CEREALES

Bran Flakes®, Raisin Bran®, Shredded Wheat®, Frosted Mini Wheats®, avena, Muslix®, granola, salvado.

All-Bran®, Bran Buds®, Corn Bran®, Fiber One®, 100% Bran®.

VEGETALES

Remolacha, brócoli, coles de Bruselas, repollo, zanahorias, maíz, judías verdes, chícharos, calabazas, espinaca, papas con cáscara, aguacate.

 

FRUTAS

Manzanas con cáscara, dátiles, papayas, mangos, nectarinas, naranjas, peras, kiwis, fresas, puré de manzana, frambuesas, moras, pasas.

Ciruelas pasas cocinadas, higos secos.

SUSTITUTOS DE LA CARNE

Mantequilla de maní, nueces.

Frijoles cocinados, alverjas, garbanzos, habas, frijoles pintos, frijoles de riñón, chili con frijoles, trail mix (combinación de cereales).

Quick Find