AriaHealth.com

1-877-808-ARIA

Cáncer de páncreas

¿Qué es el cáncer de páncreas?

El cáncer de páncreas es la cuarta causa más común de muerte por cáncer en los Estados Unidos. El cáncer de páncreas se produce cuando una célula de ese órgano se daña, se convierte en maligna (cáncer) y se sale de control.

Existen diversos tipos de cáncer de páncreas, por ejemplo:

  • Adenocarcinoma de páncreas. Es el cáncer de páncreas más común y aparece en el recubrimiento del conducto pancreático.

  • Carcinoma adenoescamoso. Es un tipo de cáncer de páncreas poco común.

  • Carcinoma de células escamosas. Es un tipo de cáncer de páncreas poco común.

¿Cuáles son los factores de riesgo para el cáncer de páncreas?

Los factores de riesgo del cáncer de páncreas pueden incluir:

  • La edad. Se presenta principalmente en personas mayores de 55 años de edad.

  • Fumar. Las personas que fuman muchos cigarrillos tiene 2 o 3 veces más posibilidades que los no fumadores de desarrollar cáncer de páncreas.

  • Obesidad y falta de actividad física. El cáncer de páncreas es más frecuente en personas que tienen mucho sobre peso y en aquellas que no realizan actividad física.

  • Diabetes. El cáncer de páncreas sucede con más frecuencia en personas que tienen diabetes tipo 2 que en aquellas que no.

  • Sexo. Más hombres que mujeres son diagnosticadas con cáncer de páncreas.

  • Raza. Los afroamericanos son más propensos a tener cáncer de páncreas que los asiáticos, los hispanos o los blancos

  • Antecedentes familiares. El riesgo de desarrollar cáncer de páncreas es mayor si la madre, el padre o un hermano/a de la persona tuvo esa enfermedad.

  • Cirrosis del hígado. Las personas con cirrosis tienen más riesgo de padecer cáncer de páncreas.

  • Exposición en el lugar de trabajo. La exposición ocupacional a determinados pesticidas, tinturas y químicos que se utilizan en la industria del metal puede aumentar el riesgo de cáncer de páncreas.

  • Algunos síndromes genéticos. Determinadas mutaciones genéticas hereditarias, como el gen BRCA2, aumentan el riesgo de cáncer de páncreas.

  • Pancreatitis crónica. La inflamación prolongada del páncreas se asocia a un aumento en el riesgo de contraer cáncer.

¿Cuáles son los síntomas del cáncer de páncreas?

A continuación, se enumeran los síntomas más comunes de cáncer de páncreas. Sin embargo, cada persona puede experimentarlos de forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • Dolor en la parte superior del abdomen (panza) o de la espalda.

  • Pérdida del apetito

  • Pérdida de peso

  • Ictericia (color amarillento en los ojos y la piel y orina oscura).

  • Indigestión

  • Náuseas

  • Vómitos

  • Cansancio extremo (fatiga).

  • Abdomen hinchado debido a la inflamación de la vejiga

  • Heces pálidas, grasosas que flotan en el inodoro

Los síntomas del cáncer de páncreas pueden parecerse a los de otras afecciones o problemas médicos. Siempre consulte a su médico para obtener un diagnóstico preciso.

¿Cómo se diagnostica el cáncer de páncreas?

Técnicos preparando a un paciente para una tomografía

Además de la historia clínica y un examen físico completo, los procedimientos para diagnosticar un cáncer de páncreas pueden incluir:

  • Ecografía. Es una técnica de diagnóstico por imagen que utiliza ondas sonoras de alta frecuencia y una computadora para obtener imágenes de los órganos internos. Las ecografías se utilizan para ver el funcionamiento de los órganos internos del abdomen, como por ejemplo el hígado, el páncreas y los riñones, y para evaluar el flujo sanguíneo a través de diversos vasos. La ecografía se puede realizar utilizando un dispositivo interno o externo:

    • Ecografía transabdominal. El técnico coloca un dispositivo ecográfico en el abdomen para generar la imagen del páncreas.

    • Ecografía endoscópica. El médico inserta un endoscopio (tubo pequeño y flexible) con un dispositivo ecográfico en la punta a través de la boca y el estómago hasta llegar al intestino delgado. A medida que el médico retira lentamente el endoscopio, se crean imágenes del páncreas y otros órganos.

  • Tomografía computarizada (también llamada escáner CT o CAT, por sus siglas en inglés). Procedimiento de diagnóstico por imagen que utiliza una combinación de radiografías y tecnología informática para obtener imágenes horizontales o axiales (a menudo llamadas "cortes") del cuerpo. Una tomografía computarizada muestra imágenes detalladas de cualquier parte del cuerpo, incluyendo los huesos, los músculos, la grasa y los órganos. Las tomografías computadas muestran más detalles que las radiografías generales.

  • Resonancia magnética (MRI, por su sigla en inglés). Procedimiento de diagnóstico que utiliza una combinación de imanes grandes, radiofrecuencias y una computadora para producir imágenes detalladas de los órganos y las estructuras internas del cuerpo.

  • Colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (CPRE). Es un procedimiento que permite al médico diagnosticar y tratar problemas en el hígado, la vejiga, los conductos biliares y el páncreas. Este procedimiento combina el uso de radiografías y de un endoscopio (tubo largo, flexible y con luz). El endoscopio se introduce en la boca del paciente y pasa por la garganta, el esófago, el estómago y el duodeno (la primera parte del intestino delgado). El médico puede examinar el interior de estos órganos y detectar anormalidades. Luego, se introduce un tubo por el endoscopio y se inyecta una tintura que permitirá ver los conductos biliares y pancreáticos en una radiografía.

  • Colangiografía transhepática percutánea (CTP). Se inserta una aguja en la piel hasta el hígado y se inyecta tintura de contraste para que las estructuras de los conductos biliares se puedan ver mediante una radiografía. El estudio se realiza generalmente cuando no es posible hacer una CPRE.

  • Biopsia del páncreas. Es un procedimiento en el que se extrae una muestra de tejido pancreático (con una aguja o en una cirugía) para examinarlo bajo un microscopio.

  • Análisis especiales de sangre.

  • Tomografía por emisión de positrones (PET). Es un tipo de procedimiento de medicina nuclear. Para este estudio, se inyecta una sustancia radioactiva, generalmente ligada a un tipo de azúcar, en una vena, y luego se escanea el cuerpo. El azúcar radioactiva recolecta las células cancerígenas, que aparecen luego en las imágenes. Este estudio no es tan específico como una tomografía computarizada y no se utiliza como único método para diagnosticar cáncer de páncreas. Una tomografía PET se suele realizar en combinación con una tomografía computarizada.

Tratamiento del cáncer de páncreas

El tratamiento específico para el cáncer de páncreas será determinado por su médico según lo siguiente:

  • Su edad, su estado general de salud y su historia clínica

  • La gravedad y ubicación de la enfermedad

  • Tipo de cáncer

  • Su tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias

  • Sus expectativas respecto de la evolución de la enfermedad

  • Su opinión o preferencia

Dependiendo del tipo y estadio del cáncer de páncreas, se lo podrá tratar de la siguiente forma:

  • Cirugía. Este tratamiento puede ser necesario para extraer el tumor, una parte o todo el páncreas y posiblemente partes de otro órganos. El tipo de cirugía depende del estadio del cáncer, la ubicación y el tamaño del tumor, y de la salud de la persona. Los tipos de cirugía para el cáncer de páncreas son:

    • Procedimiento de Whipple. Este procedimiento comprende la extracción de la cabeza del páncreas, parte del intestino delgado, la vejiga y parte del ducto biliar común, parte del estómago y los ganglios linfáticos cercanos a la cabeza del páncreas. La mayoría de los tumores del páncreas aparecen en la cabeza del páncreas, por lo que el procedimiento de Whipple es el procedimiento quirúrgico más común para este tipo de cáncer.

    • Pancreatectomía distal. Si el tumor está ubicado en el cuerpo o la cola del páncreas, se extirpan ambas secciones del páncreas y el vaso.

    • Pancreatectomía total. Se extrae el páncreas completo, parte del intestino delgado y el estómago, el conducto biliar común, el vaso, la vejiga y algunos ganglios linfáticos. Este tipo de operación no es frecuente.

    • Cirugía paliativa. En la mayoría de los cánceres avanzados, se puede realizar una cirugía para aliviar problemas (como el bloqueo del conducto biliar) y no para curar el cáncer.

  • Radioterapia externa (terapia con rayos externos). Es un tratamiento que envía en forma precisa altos niveles de radiación directamente a las células cancerígenas. Este aparato es controlado por un radiólogo. Dado que la radiación se utiliza para matar las células cancerígenas y encoger los tumores, es necesario utilizar escudos especiales para proteger los tejidos de las áreas que rodean la zona a tratar. Los tratamientos de radiación son indoloros y suelen durar pocos minutos. La terapia de radiación puede administrarse sola o en combinación con cirugía y/o quimioterapia.

  • Quimioterapia. Es el uso de drogas anticancerígenas para tratar las células enfermas. En la mayoría de los casos, la quimioterapia interfiere en la capacidad de las células cancerígenas de crecer y reproducirse. Diversos grupos de drogas funcionan de formas diferentes para combatir las células cancerígenas. El oncólogo recomendará un plan de tratamiento para cada individuo. La quimioterapia puede administrarse sola o en combinación con cirugía y/o radiación.

  • Medicamentos. (para aliviar o reducir el dolor)

El pronóstico a largo plazo para individuos con cáncer de páncreas dependerá del tamaño y del tipo de tumor, del compromiso de los ganglios linfáticos y del grado de metástasis (cuán extendido esté) al momento del diagnóstico.

Quick Find