AriaHealth.com

1-877-808-ARIA

Seguridad contra incendios

La importancia de la seguridad contra incendios

Miles de personas sufren anualmente lesiones en incendios caseros en los EE.UU. La mayoría de las muertes relacionadas con incendios (cerca del 70%) son causadas por la inhalación del humo de gases tóxicos producidos por los incendios. Los incendios y las quemaduras son las causas principales de las muertes no intencionales relacionadas con lesiones entre niños de 14 años y menores.

¿Cuáles son los tipos diferentes de quemaduras?

Una lesión por quemadura por lo general resulta de una transferencia de energía al cuerpo. Existen muchos tipos de quemaduras causadas por contacto térmico, radiación, químico o eléctrico, incluyendo:

  • Quemaduras térmicas. Quemaduras por fuentes de calor externas que elevan la temperatura de la piel y tejidos, causando muerte de las células del tejido o carbonización; los metales calientes, líquidos hirviendo, vapor y llamas, cuando entran en contacto con la piel, pueden causar quemaduras térmicas.

  • Quemaduras por radiación. Quemaduras por exposición prolongada a rayos ultravioleta del sol, u otras fuentes de radiación, como los rayos X.

  • Quemaduras químicas. Quemaduras por ácidos fuertes, álcalis, detergentes o solventes que entran en contacto con la piel u ojos.

  • Quemaduras por electricidad. Quemaduras por corriente eléctrica, ya sea corriente alterna (AC) o corriente directa (DC).

Prevención de incendios y quemaduras

De acuerdo con la U.S. Fire Administration (Administración de Incendios de EE.UU.), parte de la Federal Emergency Management Agency (Agencia Federal de Administración de Emergencias), un tercio de los incendios residenciales que matan niños son causados por niños que juegan con productos inflamables, como cerillos. Además, fumar en casa y la falta de alarmas de humo en funcionamiento pueden incrementar significativamente la posibilidad de morir en un incendio residencial. Pero al tomar los pasos apropiados para hacer su casa segura, usted puede proteger a sus niños y a su familia de incendios:

  • Mantenga los productos inflamables, como cerillos, encendedores y candelas bajo llave y fuera del alcance de los niños.

  • No fume ni permita que otros fumen en su hogar.  

  • Instale y dé mantenimiento a las alarmas de humo en su hogar.

  • Tenga y dé mantenimiento a sus extintores de fuego.

  • Dé mantenimiento a su equipo de calefacción e inspeccione regularmente su equipo de calefacción y apague y desconecte los calefactores adicionales mientras duerme.

  • Queme troncos solamente en la chimenea con una rejilla de chimenea colocada para protegerse de las chispas. Limpie e inspeccione anualmente su chimenea.

  • Desarrolle varios planes de escape en caso de incendios desde cada habitación en la casa y practíquelos regularmente con su familia.

  • Asegúrese de que los artículos como prendas de vestir o frazadas no cubran bombillas que estén encendidas.

  • Enseñe a sus niños comportamientos de seguridad contra incendios y quemaduras.

El plan familiar de escape

En el caso de un incendio, es importante salir rápidamente de la casa. Un buen plan familiar de escape debería incluir:

  • Dos rutas de escape desde cada habitación (en caso de que una salida esté bloqueada por el incendio)

  • Una escalera de cadenas para cada dormitorio de piso superior

  • Un plan de piso dibujado de su casa con flechas que muestren las rutas de escape

  • Práctica reiterada para que usted y su familia conozcan el plan de escape

  • Un punto de reunión acordado fuera de la casa

Seguridad contra la electricidad

Los choques eléctricos de electrodomésticos, tomacorrientes y cables eléctricos pueden quemar la piel y causar daño en el tejido y los nervios. Para evitar los choques eléctricos, tome estas precauciones:

  • Mantenga los electrodomésticos eléctricos lejos de lavabos y tinas.

  • Asegúrese de que sus electrodomésticos eléctricos estén aprobados por Underwriter's Laboratories (UL), lo cual está indicado en la caja o en el mismo electrodoméstico.

  • Utilice interruptores de circuito de falla a tierra en áreas cercanas al agua, tales como la cocina y baño y en exteriores.

  • Desconecte los cables eléctricos que no estén en uso. Mantenga los cables eléctricos fuera del alcance de los niños.

  • Cubra los tomacorrientes que no estén en uso con tapas de seguridad.

  • Apague los equipos eléctricos que no estén siendo utilizados.

Prevención de quemaduras

Las quemaduras se encuentran entre las lesiones más dolorosas y devastadoras para una persona. Las quemaduras severas pueden requerir largos periodos de tratamiento, incluyendo rehabilitación, injertos de piel y terapia física.

La piel de los niños pequeños es más delgada que la de los adultos, lo que significa que las quemaduras son más profundas y a menor temperatura. De hecho, toma solamente segundos de exposición a agua caliente para quemar a un niño pequeño, de acuerdo con datos de la National SAFE KIDS Campaign (Campaña Nacional de NIÑOS SEGUROS). Las quemaduras graves requieren hospitalización e injertos de piel. Pero al tomar pasos preventivos apropiados, usted puede proteger a sus niños de quemaduras:

  • Coloque el termostato de su calentador de agua a 120° F (49° C) o menos. Ya están disponibles dispositivos que evitan que el agua hierva para grifos de agua y regaderas.

  • Verifique la temperatura del agua con su codo, muñeca o termómetro de baño antes de bañar a su hijo.

  • Utilice los quemadores traseros de la estufa tanto como sea posible, fuera del alcance de los niños. Coloque las manijas de las ollas lejos del borde de la estufa.

  • Cuando cocine, coloque a su hijo en un área segura, como en una silla alta o en un corralito.

  • Nunca sostenga a un niño mientras lleva una bebida o comida caliente.

  • No utilice manteles o manteles individuales cerca de niños pequeños, ya que pueden halarlos y derramar bebidas o comida caliente.

  • Pruebe las comidas y bebidas de microondas antes de dárselas a un niño pequeño. Evite calentar los biberones en el microondas, ya que el calor puede ser distribuido de forma desigual.

  • Abra los envases calentados en el microondas lejos de usted y de su niño, ya que el vapor puede escaldar la piel.

  • Mantenga las planchas, los rizadores de cabello y otros aparatos térmicos y sus cables fuera del alcance de los niños.

  • No permita que los niños manipulen fuegos pirotécnicos.

  • Mantenga a los niños alejados de lamparas de queroseno, calentadores suplementarios y parrillas de exteriores cuando estén en uso.

Quick Find