AriaHealth.com

1-877-808-ARIA

Seguridad en el automóvil

La importancia de los cinturones de seguridad y asientos de seguridad:

En el caso de niños de hasta 14 años de edad, las muertes por lesiones accidentales se producen con mayor frecuencia cuando viajan en un automóvil. De acuerdo con las estadísticas más recientes, entre los niños de hasta 14 años que fallecieron como ocupantes en los choques de automotores, el 53 por ciento no estaban usando cinturón de seguridad en el momento de la colisión.

Según la Campaña Nacional SAFE KIDS, los niños de 4 años y menores que viajan en automotores sin protección tienen el doble de probabilidades de morir o sufrir lesiones en un accidente automovilístico.

Los asientos de seguridad y cinturones de seguridad deben utilizarse correctamente para proporcionar la mejor protección. Las siguientes son pautas de seguridad:

Infantes (desde el nacimiento hasta los 2 años)

El asiento de seguridad infantil debe:

  • estar ubicado en el asiento trasero del automóvil

  • mirar a la parte trasera del vehículo

  • estar asegurado con el cinturón de seguridad

  • colocarse directamente sobre el asiento del automóvil

Siempre lea y entienda las instrucciones del fabricante del asiento de automóvil y nunca apuntale a un niño con mantas y/o almohadas. Nunca coloque a un bebé en un asiento de seguridad para niños mirando hacia atrás en el asiento delantero con una bolsa de aire. Las nuevas recomendaciones de seguridad del asiento de seguridad para niños para automóvil de la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics - AAP) afirman que todos los bebés y niños pequeños deben viajar en un asiento de seguridad mirando hacia atrás hasta que tengan 2 años o alcancen la altura y el peso máximos permitidos por el fabricante del asiento de seguridad . 

Niños pequeños (hasta 40 libras y entre 2 y 4 años de edad)

El asiento de seguridad debe:

  • colocarse en el asiento trasero

  • mirar hacia delante

Los niños pequeños deben viajar en un asiento de seguridad mirando hacia adelante, siempre y cuando se ajusten bien, es decir, las orejas del niño deben estar por debajo de la parte superior del respaldo del asiento, y sus hombros por debajo de las ranuras de la correa de asiento.

Niños (de entre 40 y 80 libras)

Compruebe en su estado cuándo los niños pueden comenzar a utilizar cinturones de seguridad; las regulaciones varían entre estados.

Los niños de más de 40 libras y más de 40 pulgadas de alto deben usar un asiento elevado con un cinturón de regazo y hombro (la cabeza del niño no debe ser superar la parte trasera del asiento del automóvil). Otra opción es que el niño se siente en el asiento y utilizar un cinturón de regazo y hombro si se puede mantener un ajuste adecuado.

Asiento auxiliar:

El CDC recomienda que los padres utilicen asientos auxiliares cuando conducen con niños de 4 a 8 años, que pesan más de 40 libras y que ya no quepan en asientos de seguridad para niños.

Los asientos auxiliares están diseñados para elevar a los niños en el asiento de automóvil de modo que los cinturones de regazo/hombro se ajusten correctamente. El tipo preferido de asiento auxiliar para niños es un asiento elevado para el "posicionamiento de cinturón" y requiere un cinturón de regazo/hombro en el asiento trasero del vehículo. Los niños deben comenzar a usar un asiento auxiliar cuando ya no caben en sus asientos de seguridad para niños convertibles. Esto ocurre cuando las orejas están a nivel con la parte superior de la parte posterior del asiento de seguridad, y sus hombros están por encima de las ranuras de la correa superior. También ocurre cuando llegan al límite de peso máximo para el asiento. Deberían seguir utilizando un asiento auxiliar hasta que tengan por lo menos 58 pulgadas de alto, tengan una altura sentados de 29 pulgadas y pesen 80 libras.

Los asientos auxiliares deben colocarse siempre en el asiento trasero del vehículo, y se recomienda que todos los niños de 12 años y más pequeños viajen en el asiento trasero.

¿Qué son los anclajes de amarre?

En un esfuerzo por garantizar la seguridad de los niños en los vehículos, los fabricantes cuentan con un nuevo sistema estandarizado de asiento de seguridad para niños en los automóviles nuevos para hacer que las instalaciones de seguridad sean más fáciles. Conocido como el sistema LATCH (Lower Anchors and Tethers for Children - anclajes inferiores y correas de sujeción para niños), la mayoría de los vehículos nuevos estarán equipados con anclajes superiores para que asientos de seguridad para niños que miran hacia adelante y tienen correas de sujeción superiores. Al sujetar la parte superior del asiento de seguridad para niños al vehículo, garantiza un asiento de seguridad para niños sujeto de mejor modo, lo que aumenta la protección para el niño. Además, los vehículos nuevos estarán equipados con puntos de anclaje para asientos infantiles especiales entre el cojín del asiento del vehículo y el asiento de atrás, lo que permite que los asientos para niños que se unan a los puntos de anclaje en lugar de estar asegurados con el cinturón de seguridad del vehículo.

Sustitución de los asientos de seguridad para niños y cinturones de seguridad después de un accidente:

Una vez que el vehículo ha estado en un accidente grave, los asientos de seguridad para niños y los cinturones de seguridad deben reemplazarse porque pueden haberse estirado o dañado. Siempre consulte con el fabricante del asiento de seguridad para niños si desea realizar preguntas acerca de la seguridad del asiento de su hijo.

Cuando se retiran asientos de seguridad para el automóvil del mercado:

A veces, los asientos de seguridad para niños se retiran del mercado por razones de seguridad. Para comprobar si el asiento de seguridad para niños ha sido sujeto de una retirada del mercado, llame al fabricante del asiento o a la línea directa de Seguridad en el automóvil al 1-888-DASH-2-DOT. Si el asiento ha sido sujeto de retirada del mercado, le darán instrucciones sobre cómo repararlo o sobre cómo obtener las piezas para su reparación.

La importancia de los cinturones de hombro:

Un cinturón de regazo/hombro ofrece más protección que un cinturón de regazo. El cinturón de hombro evita el movimiento hacia adelante, si es objeto de un accidente de frente; debe colocarse sobre su hombro, pero puede tocar la base de su cuello. Nunca coloque el cinturón de hombro detrás o debajo del brazo. Si su automóvil tiene solamente cinturones de cadera en el asiento trasero, debe considerar la instalación de cinturones de regazo/hombro. Muchos automóviles con cinturones de seguridad se pueden adaptar con cinturones de hombro por un pequeño costo. Consulte con el fabricante de su automóvil.

La mayoría de los expertos creen que muchas de las lesiones se podrían evitar si los asientos de seguridad para niños y los cinturones de regazo/hombro se instalan y se usan correctamente. Recuerde colocarse el cinturón siempre cuando viaja en automóvil, no importa la distancia de dicho viaje.

Seguridad de las bolsas de aire:

Cuando se utilizan correctamente, las bolsas de aire salvan vidas al tiempo que representan un riesgo mínimo. Casi todas las personas que han muerto a causa de las lesiones relacionadas con la bolsa de aire no utilizaban cinturones de seguridad o los empleaban incorrectamente.

Sin embargo, las bolsas de aire sí plantean riesgos para los niños de 12 años de edad y menores. Por esta razón, la AAP recomienda que estos niños viajen debidamente sujetos en el asiento trasero en todo momento. También recomiendan lo siguiente:

  • Nunca coloque a un bebé menor de 1 años o de menos de 20 libras en el asiento delantero de un automóvil con una bolsa de aire. Los bebés siempre deben viajar en un asiento de seguridad, mirando hacia atrás y en el asiento trasero del automóvil.

  • Sujete correctamente a todos los niños en los asientos apropiados de seguridad para automóviles, asientos auxiliares o con cinturones de hombro/regazo, según su tamaño (altura y peso).

  • Instale un interruptor de activación/desactivación de bolsa de aire, solo si su niño tiene una necesidad especial de atención médica y requiere una observación constante durante el viaje, y no hay un adulto disponible para viajar en el asiento trasero con el niño.

  • Cuando ninguna otro arreglo es posible y un niño mayor debe viajar en el asiento delantero, mueva el asiento hacia atrás lo más lejos de la bolsa de aire posible. Tenga en cuenta que el niño aún puede estar en riesgo de sufrir lesiones por la bolsa de aire.

¿Cuál es el uso adecuado de las bolsas de aire?

Siempre abróchese el cinturón de seguridad de regazo/hombro, ya que las bolsas de aire están diseñadas para trabajar con los cinturones de seguridad.

  • Los niños menores de 12 años deben viajar en el asiento trasero. Un asiento de seguridad para automóvil con un bebé nunca debe colocarse delante de una bolsa de aire del pasajero, porque la cabeza del bebé está demasiado cerca de la bolsa de aire si esta se despliega.

  • Los conductores deben sentarse al menos a 10 pulgadas del volante de dirección para proporcionar la máxima protección y reducir al mínimo la fricción del contacto con la parte de atrás en caso de despliegue de la bolsa de aire.

  • Los conductores deben colocar sus manos en las posiciones de las 10 y 2 en punto en el volante para proporcionar la mayor protección al permitir que la bolsa de aire se despliegue sin obstáculos.

¿Quién está en riesgo de quedarse dormido al volante?

De acuerdo con la Asociación Médica Americana (American Medical Association - AMA), los expertos dicen que los conductores soñolientos son igual de peligrosos que los conductores ebrios; sin embargo, muchas personas no dudan en ponerse al volante del automóvil cuando tienen sueño. Ciertas personas tienen un riesgo especial de sufrir un accidente de tráfico relacionado con el sueño. Esto incluye, pero no se limita a, los siguientes:

  • Todos los conductores que se ven privados del sueño

  • Todos los conductores que conducen largas distancias sin descanso

  • Todos los conductores que conducen por la noche

  • Todos los conductores que están o han estado bebiendo alcohol

  • Todos los conductores que están o han tomado medicamentos que les da sueño

  • Todos los conductores que conducen solos

  • Los jóvenes (menores de 25 años)

  • Los trabajadores por turnos (los horarios no convencionales contribuyen a la fatiga)

  • Los conductores comerciales que conducen largas distancias a horas no regulares

  • Las personas con trastornos del sueño sin diagnosticar

¿Cuáles son los signos de un conductor somnoliento?

Las señales de que usted, su conductor y/u otros conductores en el camino puede tener demasiado sueño para estar conduciendo un vehículo con seguridad son las siguientes:

  • Se cierran los ojos o pierden el foco

  • Problemas para mantener la cabeza erguida

  • Bostezo continuo

  • Pensamientos errantes e inconexos

  • No recordar los momentos de conducción en los últimos minutos

  • Pasar involuntariamente de carriles, conducir demasiado pegado al automóvil de adelante o saltarse señales de tráfico

  • Sacudir el automóvil para volver al carril

  • Salirse de la carretera y estar muy cerca de un accidente

Cualquier persona que está experimentando cualquiera de estos síntomas debe salir de la carretera y encontrar un lugar seguro para dormir inmediatamente.

Conducir mientras se toman medicamentos:

Los conductores que toman medicamentos de venta libre o con receta deben ser especialmente cautelosos. Estos a menudo pueden causar somnolencia inmediata. Un estudio reciente determinó que las personas que toman antihistamínicos comunes y medicamentos para las alergias tenían un rendimiento de conducción más deficiente que los que consumían alcohol. Los médicos recomiendan no conducir después de tomar estos medicamentos o conducir con extrema precaución si es absolutamente necesario.

Quick Find