AriaHealth.com

1-877-808-ARIA

Prevención de caídas

La importancia de la seguridad contra caídas

De acuerdo a la CDC, cerca de 2.8 millones de visitas a la sala de emergencias cada año están relacionadas con caídas en la infancia, mientras que 2.2 millones de adultos de 65 años o más sufren lesiones en caídas cada año. La mayoría de caídas no están relacionadas con la edad y con frecuencia se pueden evitar; sin embargo, la edad no tiende a jugar un papel en el tipo de caída. Por ejemplo, los bebés tienen más probabilidades de caer de muebles, mientras que los adultos mayores tienden a caer con más frecuencia debido a tropezones. Considere los siguientes hechos:

  • Las caídas son también la causa más común de visitas por lesión al departamento de emergencias para niños pequeños y adultos mayores.

  • Las caídas son responsables de más heridas abiertas, fracturas, y lesiones cerebrales que cualquier otra causa de lesiones.

  • En los Estados Unidos, uno de cada tres adultos mayores de 60 años caen cada año, y las caídas son la causa principal de muertes relacionadas con caídas entre personas en este grupo de edad. Debido a que la mayoría de personas también pierden densidad ósea a medida envejecen, el riesgo de sufrir fracturas óseas de lesiones inducidas por caídas se vuelve incluso una preocupación mayor.

Reducción del riesgo de caídas

A medida una persona envejece, el riesgo de caer se vuelve mayor. Los cambios en la visión y el equilibrio, junto con otras condiciones médicas y físicas contribuyen a aumentar el riesgo. Deben tomarse ciertas protecciones para minimizar el riesgo de caídas, incluyendo:

  • Hacer que le revisen su visión y audición con regularidad.

  • Conocer los efectos secundarios de los medicamentos que podrían conducir a pérdida del equilibrio y la coordinación.

  • Limitar la cantidad de alcohol que consume.

  • Usar zapatos de suela de goma y tacón bajo que se ajusten apropiadamente y soporten sus pies. No use pantuflas holgadas que podrían hacer que tropiece.

  • Tenga cuidado en aceras húmedas o cubiertas de hielo.

  • Haga ejercicios regularmente para mantener la fuerza ósea y la flexibilidad.

Cómo ayudar a los adultos mayores a evitar las caídas

Cerca del 75 por ciento de todas las caídas ocurren en el hogar. Tomar ciertas precauciones y hacer ejercicios para mantenerse físicamente fuerte puede evitar muchas caídas. Las precauciones a tomar en el hogar incluyen las siguientes:

  • Retire las alfombras pequeñas o use cinta de doble cara bajo las alfombras pequeñas para evitar resbalones.

  • Minimice el desorden y retire cosas de las áreas de tránsito sobre las cuales una persona puede tropezar.

  • Mantenga la temperatura en su casa a un nivel cómodo para evitar ponerse muy mareado del frío o calor extremo.

  • Mantenga a su alcance los artículos usados con frecuencia para que no tenga que subirse a un taburete.

  • Instale agarraderas cerca de los baños y tinas o duchas.

  • Use alfombras antideslizantes en las tinas y duchas.

  • Mejore la iluminación en su casa.

  • Retire los cables eléctricos del piso en áreas de paso.

  • Instale pasamanos y lámparas en todas las escaleras.

Cómo ayudar a los niños a evitar las caídas

Considere las siguientes medidas de seguridad para reducir el riesgo de caídas de su hijo:

  • Mobiliario:

    • Los bebés que se dejan sin supervisión arriba de camas, vestidores e incluso sofás, pueden rodar inesperadamente.

    • Nunca deje solos a los bebés en cualquier mueble: camas, mesas ,sofás, cunas con los barandales abajo, o vestidores, incluso si nunca se han dado vuelta.

    • Elija productos para bebé que cumplan con estándares de seguridad.

    • Utilice todas las correas y características de seguridad.

    • Busque características de seguridad especiales en sillas altas, cunas y otro equipo.

    • Instale almohadillas en las esquinas filosas.

  • Ventanas. Los niños pequeños son naturalmente curiosos y explorarán una ventana abierta. Las ventanas abiertas solo cinco pulgadas plantean un peligro para niños menores de 10 años. Las caídas de ventanas tienden a ser las más severas o fatales. Además, incluso una ventana cerrada puede ser peligrosa si el niño puede acercarse a ella, caer a través del vidrio puede causar lesiones graves e incluso fatales. Para evitar caídas de ventanas.

    • Instale protecciones de ventanas en todas las ventanas sobre el primer piso.

    • Si debe abrir ventanas para ventilación, asegúrese de que su hijo no pueda alcanzar la ventana abierta.

    • Establezca reglas con su hijo acerca de jugar cerca de las ventanas.

    • Retire los muebles cerca de ventanas que los niños puedan escalar.

    • No confíe en mallas mosquitero para evitar que los niños caigan de las ventanas.

  • Escaleras. Los bebés y los niños pequeños no se dan cuenta del peligro de caer de las escaleras. Además, los niños más grandes que corren arriba y abajo de las escaleras pueden tropezar y lesionarse. El desorden en las escaleras plantea un riesgo mayor de caídas y debe eliminarse. Use puertas de seguridad para evitar que los bebés y niños pequeños caigan de las escaleras. No use puertas de acordeón con aperturas grandes ya que los niños pueden quedar atrapados.

  • Superficies del piso. Las alfombras del área que no estén seguras, especialmente sobre pisos desnudos, pueden hacer que un niño caiga. Los tapetes no son resistentes a resbalones y las tinas sin adhesivos resistentes a resbalones pueden aumentar el riesgo de caídas. Modifique las superficies deslizantes y retire los peligros sobre los pisos cuando sea posible. Asegure las alfombras del área con refuerzo de alfombra de espuma, cinta de doble cara o una almohadilla de caucho.

  • Patios. Aunque los patios pueden brindar a los niños ejercicios y disfrute del aire libre, también pueden plantear peligros de seguridad. El equipo defectuoso de patio, no usar equipo apropiado para diferentes actividades deportivas y la conducta descuidada conducen a fatalidades en niños en edades de 14 años y menores cada año. Para evitar caídas en el patio:

    • Los adultos deben siempre supervisar a los niños durante viajes al patio.

    • Asegúrese de que el equipo de patio sea apropiado a la edad. La mayoría de equipo fabricado hoy en día está hecho para uno de dos grupos de edad: niños de 2 a 5 años de edad, y niños de 5 a 12 años de edad. Desde 1994, los fabricantes están obligados a colocar una etiqueta adhesiva en cada pieza de equipo indicando el grupo de edad apropiado para el cual está diseñado.

    • Las áreas de juego para niños más pequeños deben estar separadas de las de los niños más grandes. Para reducir el riesgo de lesiones, los niños menores de 5 años no deben jugar en equipo más alto que cuatro pies. El equipo para niños de 5 a 12 años no debe ser más alto que ocho pies.

    • Las superficies bajo el equipo de patio debe ser suficientemente suave para absorber las caídas. Las superficies recomendadas incluyen virutas de madera o paja, arena, gravilla, caucho y materiales de textura similar mantenidos a una profundidad de 12 pulgadas. Otras alternativas seguras incluyen alfombras de caucho, césped sintético u otros materiales sintéticos. El concreto, vidrio, asfalto y superficies compactas no se consideran seguras.

    • Los materiales de la superficie deben cubrir las "zonas de caída" que rodean el equipo. Esto generalmente requiere un mínimo de seis pies en todas direcciones desde el equipo.

    • El equipo del patio debe estar adecuadamente espaciado el uno de otro para evitar aglomeración.

    • Los columpios, sube y baja, y otro equipo con partes móviles deben estar localizados en áreas que estén separadas del resto del patio para evitar que los niños tengan que cruzar directamente en frente o detrás de los columpios para llegar a ellos.

    • Asegúrese de que el equipo haya sido diseñado específicamente para uso en patio.

Una advertencia acerca de las andaderas para bebé

Las lesiones relacionadas con andaderas para bebé matan a dos niños por año. Más de 3,000 niños al año son tratados por lesiones relacionadas con andaderas para bebé. Tenga en cuenta estas estadísticas:

  • Las andaderas para bebé causan más lesiones que cualquier otro producto de guardería.

  • La mayoría de niños que se lesionan mientras están en una andadera están entre las edades de cinco y 15 meses.

  • La mayoría de lesiones relacionadas con andaderas para bebé son causadas por caídas en las escaleras o volcaduras.

Además de aumentar el riesgo de caídas por las escaleras, las andaderas para bebé dan acceso a los niños pequeños a sustancias calientes en las mesas y estufas, así como a sustancias venenosas. Con base en estas alarmantes estadísticas, la American Academy of Pediatrics (Academia Estadounidense de Pediatría) y la National Association for Children's Hospitals and Related Institutions (Asociación Nacional de Hospitales de Niños e Instituciones Relacionadas) han exigido prohibir las andaderas de bebé. Las alternativas para las andaderas de bebé que son más seguras incluyen las siguientes:

  • Andaderas estacionarias, que permiten que el niño gire y rebote

  • Corralitos

  • Sillas altas

Consulte con el proveedor de atención médica de su hijo para obtener más información.

Quick Find