AriaHealth.com

1-877-808-ARIA

La leche materna es la mejor leche

La naturaleza diseñó la leche materna especialmente para los bebés humanos y tiene varias ventajas sobre cualquier sustituto. Su leche contiene el equilibrio correcto de nutrientes distribuidos de tal manera que los sistemas corporales inmaduros del bebé puedan asimilarlos muy fácilmente. Dado que se desarrolló para los bebés humanos, la leche materna también es el alimento más suave para sus sistemas.

Por qué la leche materna es la mejor leche

La leche materna es la mejor leche para los bebés por diversas razones, entre las cuales se incluyen:

  • Nutrientes
    La supervivencia humana depende más de la capacidad del cerebro que de la fuerza de los músculos, del crecimiento rápido (maduración rápida) o del tamaño del cuerpo, de modo que la leche materna es rica en los nutrientes que mejor fomentan el crecimiento del cerebro y el desarrollo del sistema nervioso. Según los estudios realizados, los niños amamantados demuestran un mejor rendimiento en las diferentes pruebas de inteligencia cuando van creciendo. También desarrollan mejores funciones oculares. Esto se debe principalmente a la presencia de ciertos tipos de grasas (cadenas de ácidos grasos) en la leche materna que no están presentes en las leches de fórmula.
    El azúcar (carbohidratos) y las proteínas que contiene la leche materna también están diseñadas para que el organismo del bebé pueda incorporarlas por completo y con mayor facilidad. La leche materna es el primer alimento perfecto para ayudar a su bebé a alcanzar cada aspecto de un crecimiento y desarrollo ideales.
    La Academia Estadounidense de Pediatría (American Academy of Pediatrics) recomienda que los bebés amamantados reciban un suplemento de 400 UI por día de vitamina D, desde los primeros días de vida. El médico de su bebé puede recomendarle el tipo adecuado de suplemento de vitamina D que debe administrarle a su hijo.

  • Propiedades antiinfecciosas
    Sólo la leche materna presenta diversos tipos de factores que combaten las enfermedades y ayudan a prevenir las infecciones, ya sean leves o graves. Los bebés alimentados con leche materna, sufren muchas menos infecciones gastrointestinales, respiratorias y auditivas. Los anticuerpos de la leche materna ofrecen una protección directa contra las infecciones.  La leche materna también parece tener propiedades que contribuyen al mejor funcionamiento del sistema inmunológico del bebé. Si un bebé que se alimenta con leche materna se enferma, es probable que la infección sea menos severa.

  • De fácil digestión
    Teniendo en cuenta que la naturaleza diseñó la leche materna para los bebés humanos, ese es el alimento que su bebé recibirá y digerirá con mayor facilidad. Un primer alimento nutritivo y fácil de digerir es importante para el tracto digestivo inmaduro del bebé. Su bebé utiliza menos energía, pero aún así asimila mejor los ingredientes básicos de la leche materna, de manera que los nutrientes, los factores inmunológicos y todos los demás ingredientes de la leche materna nutren las funciones corporales del bebé y fomentan su crecimiento y desarrollo.

  • Bio-disponibilidad
    La bio-disponibilidad es una forma moderna de referirse al grado de asimilación que tiene el cuerpo respecto de los nutrientes de los alimentos. La alta bio-disponibilidad de los nutrientes de la leche materna significa que el bebé obtiene mayores beneficios de los nutrientes que contiene la leche, incluso de aquellos nutrientes con niveles más bajos en la leche materna, en comparación con leches de fórmula artificiales (dado que el organismo del bebé puede absorberlos y aprovecharlos con mayor eficacia). Esto también significa que su bebé ahorra energía que necesitaría para eliminar los nutrientes que le fueran difíciles de digerir o utilizar.

  • Compatibilidad
    La leche materna es la más compatible y, en consecuencia, la más suave para los sistemas del organismo de su bebé. La compatibilidad de la leche cumple un rol clave ya que facilita la digestión, y permite que el organismo del bebé funcione con mayor eficacia y dedique mucha menos energía a las funciones fisiológicas. La compatibilidad también se considera una de las razones por las cuales los bebés alimentados con leche materna son menos propensos a desarrollar trastornos de la piel relacionados con alergias y asma.

La fácil digestión, la bio-disponibilidad y la compatibilidad de la leche materna implican que el cuerpo de su bebé puede esforzarse menos y aun así recibir mayor y óptima nutrición.

Quick Find