AriaHealth.com

1-877-808-ARIA

Diabetes tipo 2

¿Qué es la diabetes tipo 2?

La diabetes tipo 2 es un trastorno metabólico. Se presenta cuando el organismo no puede producir suficiente insulina o no puede utilizarla en forma adecuada. Sin la producción o la utilización adecuada de la insulina, el cuerpo no puede llevar el azúcar a las células. Es el tipo más común de diabetes, también llamada diabetes de aparición en adultos.

¿Qué es la prediabetes?

En la prediabetes, los niveles de glucosa en sangre son más altos de lo normal, pero no lo suficientemente altos como para considerarse diabetes. Sin embargo, muchas personas con prediabetes desarrollan la diabetes tipo 2 en menos de 10 años. La prediabetes también aumenta significativamente el riesgo de enfermedades cardíacas y derrames cerebrales. Con una pérdida de peso razonable y un ejercicio moderado, las personas con prediabetes pueden demorar o prevenir la aparición de la diabetes tipo 2.

¿Qué causa la diabetes tipo 2?

Se desconoce la causa exacta de la diabetes tipo 2. Sin embargo, parecería existir un factor genético que contribuye con la aparición de la diabetes tipo 2 en varios miembros de la misma familia. Aunque una persona puede heredar la tendencia a desarrollar la diabetes tipo 2, por lo general debe existir otro factor, como la obesidad o la falta de actividad física, para que la enfermedad se desarrolle.

¿Cuáles son los síntomas de la diabetes tipo 2?

Los siguientes son los síntomas más comunes de la diabetes tipo 2. Sin embargo, cada persona puede experimentar los síntomas de manera diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • infecciones frecuentes en la vejiga y en la piel que no se curan fácilmente;

  • niveles altos de azúcar en los exámenes de sangre;

  • niveles altos de azúcar en los exámenes de orina;

  • sed poco común;

  • ganas de orinar con frecuencia;

  • pérdida de peso, pero con aumento del apetito;

  • visión borrosa; y

  • náuseas y vómitos;

  • debilidad y fatiga extremas;

  • irritabilidad y cambios de humor;

  • piel reseca y con picazón;

  • hormigueo o pérdida de sensibilidad en las manos o en los pies;

  • disfunción sexual.

Algunas personas que sufren de diabetes tipo 2 no presentan síntomas. Los síntomas pueden ser leves y casi imperceptibles o fáciles de confundir con las señales del envejecimiento. La mitad de los estadounidenses que tienen diabetes no lo saben.

Los síntomas de la diabetes tipo 2 pueden parecerse a los de otros trastornos o problemas médicos. Siempre debe consultar a su médico para obtener un diagnóstico.

¿Cuáles son los factores de riesgo de la diabetes tipo 2?

Los factores de riesgo la diabetes tipo 2 incluyen los siguientes:

  • la edad. las personas que tienen más de 45 años tienen un mayor riesgo de padecer diabetes;

  • los antecedentes familiares de diabetes;

  • el sobrepeso;

  • la falta de ejercicio regular;

  • la raza y el origen étnico. Ciertos grupos raciales o étnicos tienen un mayor riesgo de padecer diabetes tipo 2. Los afroamericanos, los hispanoamericanos y los aborígenes de Estados Unidos son más propensos a desarrollar diabetes tipo 2 que los estadounidenses blancos;

  • el embarazo;

  • la existencia de antecedentes de diabetes gestacional, o dar a luz a un bebé que haya pesado más de 9 libras al nacer;

  • un nivel bajo de HDL (lipoproteína de alta densidad o "colesterol bueno");

  • un nivel alto de triglicéridos.

¿Cuál es el tratamiento para la diabetes tipo 2?

Su médico determinará el tratamiento específico para la diabetes tipo 2 según lo siguiente:

  • su edad, estado general de salud e historia clínica;

  • qué tan avanzada se encuentre la enfermedad;

  • su tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias;

  • las expectativas para la trayectoria de la enfermedad;

  • su opinión o preferencia.

El objetivo del tratamiento es mantener los niveles de azúcar en sangre tan cerca de lo normal como sea posible.

Se da importancia al control del azúcar en sangre (glucosa) por medio del monitoreo de los niveles, la actividad física regular, un plan de alimentación y la atención médica de rutina. El tratamiento de la diabetes es un proceso constante de control y educación que incluye no sólo a la persona que tiene diabetes, sino también a los profesionales de la salud y a los miembros de la familia.

A menudo, la diabetes tipo 2 puede controlarse simplemente bajando de peso, mejorando la nutrición y realizando ejercicio. Sin embargo, en algunos casos, estas medidas alcanzan y tienen que utilizarse medicamentos orales e insulina. El tratamiento frecuentemente incluye lo siguiente:

  • una dieta adecuada;

  • control del peso;

  • un programa de ejercicio adecuado;

  • control regular del pie;

  • medicamentos orales, otros medicamentos o la terapia de reemplazo de la insulina, de acuerdo con lo indique su médico. Existen distintos tipos de medicamentos que se pueden usar para tratar la diabetes tipo 2 cuando los cambios en el estilo de vida, tales como la alimentación, el ejercicio y la pérdida de peso no son suficientes. Existen distintos tipos de medicamentos orales y cada uno de ellos tiene distintas funciones que disminuyen la azúcar en sangre. Un medicamento se puede combinar con otro para mejorar el control del azúcar en sangre. Cuando los medicamentos orales ya no son efectivos, puede prescribirse insulina u otros medicamentos inyectados que no insulínicos.
    Se están desarrollando nuevos medicamentos para tratar la diabetes;

  • monitorización regular de los niveles de hemoglobina A1c. La prueba de la hemoglobina A1c (también llamada prueba de HbA1c o A1C) muestra la cantidad promedio de azúcar en sangre durante los últimos tres meses. El resultado indicará si el nivel de azúcar en sangre está controlado. La frecuencia de las pruebas HbA1c será determinada por su médico. Se recomienda que las pruebas se realicen por lo menos dos veces al año si los niveles de azúcar están en el rango deseado y son estables. Si los niveles de azúcar en sangre no se encuentran estables, se recomienda que se realicen con mayor frecuencia.

La diabetes sin tratamiento, o con un tratamiento inadecuado, puede causarle problemas en los riñones, las piernas, los pies, los ojos, el corazón, los nervios y la circulación, lo que puede conducir a una insuficiencia renal, una gangrena, una amputación, la ceguera o un derrame cerebral. Por ello, es importante seguir un plan de tratamiento estricto.

Los avances en las investigaciones de la diabetes han llevado a mejorar los métodos de control y el tratamiento de sus complicaciones. Sin embargo, los científicos continúan explorando las causas de la diabetes y las formas de prevenir y tratar dicha enfermedad. Hoy en día se están estudiando otros métodos de administración de la insulina por medio de inhaladores y píldoras. Los científicos están investigando la participación de los genes en la diabetes tipo 1 y tipo 2. Algunos marcadores genéticos ya han sido identificados para ambos tipos de diabetes. La cirugía bariátrica se ha utilizado con eficacia para ayudar a estimular la pérdida de peso y tratar la diabetes tipo 2.

Quick Find