AriaHealth.com

1-877-808-ARIA

Nefropatía diabética (enfermedad del riñón)

¿Qué es la nefropatía diabética?

La nefropatía es el deterioro de la función renal. La etapa final de la nefropatía es llamada enfermedad renal terminal (ERT), nefropatía terminal o insuficiencia renal en estado terminal.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), la diabetes es la causa más común de la ERT. En 2011 cerca de 26 millones de pacientes padecían diabetes en los Estados Unidos y más de 200,000 personas que sufrían de la ERT a causa de la diabetes recibían diálisis renal crónica o fueron trasplantados. Ambos tipos de la diabetes, el tipo 1 y el tipo 2, pueden llevar a la nefropatía diabética, aunque es más probable que el tipo 1 origine la ERT.

Hay cinco etapas de la nefropatía diabética. La quinta etapa es la ERT. El progreso de una etapa a la siguiente puede demorar muchos años.

¿Cuál es la causa de la nefropatía diabética?

La hipertensión, o presión arterial alta, es una complicación de la diabetes que se cree incide en forma directa con la nefropatía diabética. Se cree que la hipertensión por un lado causa la nefropatía diabética, pero a la vez esta enfermedad causa hipertensión arterial. A medida que la enfermedad del riñón progresa, los cambios físicos en los riñones suelen producir un aumento en la presión sanguínea.

La hipertensión no controlada puede hacer que el progreso hacia la quinta etapa de la nefropatía diabética ocurra más rápidamente.

El nivel alto de azúcar en sangre de la diabetes también ocasiona daños en el riñón de distintas y complicadas maneras. La mayoría de este daño se dirige a los vasos sanguíneos que filtran la sangre para producir la orina.

¿Puede prevenirse la nefropatía diabética?

El comienzo y el progreso de la nefropatía diabética puede retrasarse por medio del manejo intensivo de la diabetes y sus síntomas, con la inclusión de medicamentos para reducir la presión sanguínea.

¿Cómo puede detectarse a tiempo la nefropatía diabética?

Debe realizarse exámenes de orina periódicamente para detectar la presencia de una proteína llamada albúmina. Normalmente no debe haber albúmina en la orina. Si se detecta una pequeña cantidad de albúmina en la orina es un signo de que hay daño precoz en el riñón.

¿Cuál es el tratamiento para la nefropatía diabética?

Su médico determinará el tratamiento específico para la nefropatía diabética sol según lo siguiente:

  • su edad, estado general de salud e historia clínica;

  • qué tan avanzada se encuentre la enfermedad;

  • su tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias;

  • las expectativas para la trayectoria de la enfermedad;

  • su opinión o preferencia.

El tratamiento puede incluir una o más de las siguientes opciones:

  • una dieta adecuada;

  • el ejercicio;

  • monitoreo y control estricto de los niveles de glucosa en la sangre, frecuentemente con inyecciones y medicamentos de insulina;

  • medicamentos usados para disminuir la presión arterial;

  • tratamiento para la hipertensión con inhibidores ECA o con bloqueadores de los receptores de la angiotensina (ARA). Este tratamiento es especialmente efectivo para retrasar el avance de la nefropatía diabética.

En un principio, el tratamiento para la ERT suele incluir diálisis para limpiar la sangre. A largo plazo cabe considerar la posibilidad de un trasplante de riñón.

Quick Find