AriaHealth.com

1-877-808-ARIA

Tratamiento de piel envejecida o dañada por el sol

¿Qué es el fotoenvejecimiento?

La exposición excesiva al sol a una edad temprana puede hacer que la persona luzca mayor de lo que es. Las arrugas prematuras o el daño de la piel por exposición al sol se denomina "fotoenvejecimiento". La diferencia entre esta afección y el envejecimiento natural son las siguientes: aspereza, sequedad, presencia de pecas, decoloración, piel curtida y arrugas profundas.

Tratamiento para piel dañada por el sol

La mejor forma de reducir los efectos del fotoenvejecimiento depende de:

  • La edad, estado de salud general e historia clínica del paciente

  • Gravedad del daño de la piel

  • Tipo de daño de la piel

  • Tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias

  • La opinión o preferencia del paciente

Nadie puede evitar el proceso de envejecimiento natural, porque a medida que la piel se afina, aparecen líneas y arrugas. Los lunares, cicatrices y marcas de nacimiento tienden a cambiar a medida que envejecemos. Además, el daño por el sol acumulado empeora el envejecimiento de la piel. Si bien el mercado ofrece numerosas cremas antiedad, los signos pronunciados de envejecimiento y daño solar a veces hacen necesario someterse a procedimientos dermatológicos más invasivos, entre los que se incluyen los siguientes:

  • Toxina botulínica tipo A. Una inyección de toxina botulínica (complejo de proteína) en ciertos músculos los inmoviliza e impide que se formen arrugas y surcos. El uso de esta toxina también atenúa las arrugas existentes.

  • Exfoliación química. La exfoliación química se realiza con frecuencia para tratar pieles dañadas por el sol, pieles con pigmentación irregular y cicatrices superficiales. Consiste en desprender la capa superior de la piel mediante la aplicación de un producto químico. Al retirar la capa superior, la piel se regenera y, en general, su apariencia mejora.

  • Aumento de tejido blando o inyecciones de colágeno. Se inyecta un relleno de tejido blando debajo de la piel para reemplazar el colágeno natural perdido. Existe una gran variedad de rellenos disponibles. El colágeno en general se utiliza para tratar arrugas, cicatrices y líneas de expresión.

  • Dermoabrasión. La dermoabrasión puede utilizarse para reducir al mínimo cicatrices pequeñas, irregularidades menores en la superficie de la piel, cicatrices quirúrgicas y cicatrices de acné. Como su nombre lo indica, consiste en eliminar las capas superiores de la piel mediante un aparato eléctrico que "raspa" la piel. Cuando la piel se cura luego del procedimiento, la superficie queda con una apariencia más fresca y suave.

    Una versión menos agresiva de la dermoabrasión es la microdermoabrasión, que utiliza partículas más pequeñas aplicadas mediante un tubo al vacío para eliminar piel envejecida y estimular el crecimiento de piel nueva. Este procedimiento es ideal para lesiones leves y moderadas, y es posible que sea necesario repetirlo varias veces.

  • Terapia por luz pulsada intensa (IPL). La terapia IPL se diferencia de la terapia por láser en que suministra diversas longitudes de onda de luz con cada pulsación (los láseres suministran solo una longitud de onda). La ILP es un tipo de terapia no ablativa*.

  • Reafirmación de la piel con rayos láser. La reafirmación con rayos láser utiliza luz de alta energía para "quemar" la piel dañada. Puede utilizarse para reducir al mínimo arrugas y cicatrices finas. Una opción más novedosa de este tratamiento es la reafirmación no ablativa*, que utiliza láser y energía eléctrica sin dañar las capas superficiales de la piel.

*Los procedimientos dermatológicos no ablativos no eliminan la capa epidérmica (superficial) de la piel. Los procedimientos ablativos sí remueven las capas superficiales de la piel.   

Quick Find