AriaHealth.com

1-877-808-ARIA

Descripción general de la cirugía de la mano

¿Qué es la cirugía de la mano?

La cirugía de la mano es un término amplio que incluye una vasta gama de diferentes tipos de cirugías de la mano. Los cirujanos plásticos que realizan cirugía de la mano intentan restaurar no sólo el funcionamiento de la mano, sino que también tratan de maximizar la apariencia estética de la mano. La cirugía de la mano se puede realizar por muchas razones incluyendo, entre otras, las siguientes:

  • Traumatismo en la mano

  • Cambios reumáticos en las estructuras de la mano

  • Deformidades congénitas (presentes al nacer)

  • Infecciones

¿Cuáles son los distintos tipos de cirugía de la mano?

Existen muchos tipos diferentes de cirugía que pueden realizarse en la mano, dependiendo de la causa subyacente del problema. La siguiente es una breve descripción general de algunos de los tipos de cirugía que pueden realizarse:

  • Injertos de piel. Los injertos de piel consisten en reemplazar o unir piel a una parte de la mano que no tiene piel. El tipo más común de lesión que requiere un injerto de piel son las amputaciones o lesiones de la yema del dedo. Los injertos de piel se realizan tomando un pedazo de piel sana de otra zona del cuerpo (llamada zona donante) y colocándolo en la zona que no tiene piel.

  • Colgajos de piel. Un colgajo de piel es similar a un injerto de piel, en el cual se toma una parte de la piel de otra zona. Sin embargo, con un colgajo de piel, la piel que se extrae tiene su propio suministro de sangre. La sección de piel utilizada incluye los vasos sanguíneos, la grasa y los músculos esenciales. Los colgajos se utilizan cuando una zona sin piel no tiene un buen suministro de sangre debido a la ubicación, al daño en los vasos sanguíneos o daño considerable en el tejido.

  • Fijación y reducción cerrada. Esta técnica se puede utilizar cuando hay una fractura en una parte de la mano, incluyendo los dedos. Este tipo de cirugía intenta volver a alinear el hueso fracturado y luego inmovilizar la zona durante la fase de curación. La inmovilización se puede realizar con dispositivos internos como alambres, varillas, férulas y yesos.

  • Reparación de tendones. Los tendones son las fibras que unen el músculo al hueso. La reparación de los tendones sigue siendo un desafío quirúrgico debido a la estructura del tendón. Las lesiones de los tendones se pueden producir debido a una infección, un traumatismo o una ruptura espontánea. La reparación de un tendón se puede clasificar como primaria, primaria retrasada, o secundaria. La reparación primaria de una lesión aguda normalmente se completa dentro de las 24 horas después de la lesión. La reparación primaria retrasada generalmente se realiza unos pocos días después de la lesión, pero mientras aún haya una abertura en la piel de la herida. Las reparaciones secundarias pueden realizarse de dos a cinco semanas o más tarde después de la lesión. Las reparaciones primarias suelen consistir en la corrección quirúrgica directa de la lesión, mientras que las reparaciones secundarias pueden incluir injertos de tendones (insertar tendones de otras partes del cuerpo en lugar del tendón dañado) u otros procedimientos más complejos.

  • Reparación de nervios. Los tres nervios principales que inervan la mano son el nervio cubital, el nervio mediano y el nervio radial. El daño en estos nervios provocado por una lesión puede producir una disminución de la capacidad de mover la mano y de la sensibilidad. Algunas lesiones de los nervios pueden curarse por sí solas, mientras que otras requieren cirugía. En general, el mejor momento para reparar los nervios que están asociados con otras lesiones más complicadas es aproximadamente unas tres a seis semanas después de la lesión. La cirugía para investigar un nervio dañado que no presenta complicaciones provocadas por otras lesiones se suele realizar poco tiempo después del traumatismo, para aumentar las probabilidades de recuperación completa. Si el nervio se separa, se puede reparar volviéndolo a unir directamente al otro extremo del nervio, o utilizando un injerto de nervio (insertando nervios de otras zonas del cuerpo en lugar del nervio dañado) para reparar la sección dañada.

  • Fasciotomía. Este procedimiento se realiza para ayudar a tratar los síndromes compartimentales. Un compartimiento es un espacio anatómico tridimensional en el cuerpo que está rodeado de fascia o hueso y contiene arterias, nervios y venas. Un síndrome compartimental es una condición que se produce cuando hay un aumento de la presión del tejido intracompartimental dentro de un espacio del cuerpo, generalmente causado por un traumatismo, que puede interferir con la circulación a los tejidos del cuerpo y destruir el funcionamiento. En la mano, el síndrome compartimental puede producir un dolor mayor y severo, debilidad de los músculos y eventualmente, un cambio en el color de los dedos y de la base de las uñas.
    La fasciotomía es el tratamiento de las etapas tempranas de los síndromes compartimentales. Se hacen incisiones quirúrgicas en la mano o en el brazo para permitir la liberación de las presiones que está aumentando dentro del cuerpo. En este momento, se puede eliminar cualquier tejido dentro del cuerpo que ya esté dañado. Una fasciotomía ayudará a prevenir una disminución mayor del funcionamiento y del daño de la extremidad afectada.

  • Drenaje quirúrgico y, o desbridamiento. Nuestras manos están constantemente en riesgo de sufrir una lesión y una infección. Las infecciones de la mano son una razón frecuente por la cual la gente busca tratamiento. El tratamiento de las infecciones de la mano puede incluir reposo, uso de calor, elevación, antibióticos y cirugía. El drenaje quirúrgico se puede utilizar si hay un absceso en la mano para ayudar a quitar el almacenamiento de pus. El desbridamiento o la limpieza de una herida para prevenir una infección mayor y para ayudar a estimular la curación se puede utilizar si la infección o la herida es severa.

  • Reemplazo de articulaciones. Este tipo de cirugía, también llamada artroplastia, se puede utilizar en las personas que tienen artritis severa en la mano. Esto consiste en reemplazar una articulación que ha sido destruida por el proceso de la enfermedad por una articulación artificial. Esta articulación artificial puede estar hecha de metal, plástico, goma de silicona o del propio tejido corporal del paciente (como por ejemplo, un tendón).

  • Reimplantación. Este tipo de cirugía reemplaza los dedos o las manos que han sido amputados por accidente, normalmente por algún tipo de traumatismo. La reimplantación utiliza microcirugía, que es una cirugía compleja y precisa que se realiza con aumento. Algunas lesiones severas pueden necesitar más de una cirugía para la recuperación óptima.

¿Cuáles son los riesgos de la cirugía de la mano?

La mayoría de las cirugías conlleva los riesgos de la anestesia y de hemorragia. Los riesgos adicionales asociados con la cirugía dependen mucho del tipo de cirugía que se vaya a realizar y pueden incluir, entre otros, los siguientes:

  • Infecciones

  • Curación incompleta

  • Pérdida de sensibilidad o movimiento de la mano o los dedos

  • Se pueden formar coágulos de sangre

Quick Find