AriaHealth.com

1-877-808-ARIA

Virus, bacterias y parásitos del tracto digestivo

¿Qué son los virus, las bacterias y los parásitos?

Los virus, bacterias y parásitos son organismos vivos que nos circundan. Se encuentran en el agua y la tierra, en las superficies de los alimentos que comemos y en las superficies que tocamos, como las mesadas del baño o la cocina. Algunas bacterias viven en nuestro cuerpo y no nos ocasionan problemas. Otros tipos de bacterias (al igual que los parásitos y virus) pueden ocasionarnos algunas enfermedades si ingresan en nuestro organismo. Las bacterias y los virus pueden vivir fuera del cuerpo humano (por ejemplo, en una mesada), a veces durante muchas horas o días. Sin embargo, los parásitos requieren un huésped viviente para poder sobrevivir.

Por lo general, las bacterias y los parásitos se pueden eliminar con antibióticos. Por el contrario, los antibióticos no pueden destruir a los virus. Se puede administrar medicamentos a los niños con enfermedades virales para aliviarlos, pero los antibióticos no son eficaces para tratar estas infecciones.

Las bacterias, los virus y los parásitos pueden causar una amplia variedad de enfermedades y pueden infectar cualquier parte del cuerpo. Los virus a menudo son responsables de las enfermedades respiratorias (tales como un resfriado común) y enfermedades digestivas (tales como diarrea). Las bacterias pueden infectar cualquier parte del cuerpo, pero a menudo causan diarrea cuando invaden el tracto digestivo.

¿Qué es la diarrea?

Diversas bacterias, virus y parásitos pueden causar diarrea. Los niños también pueden padecer diarrea sin tener una infección, como en los casos en que la diarrea es consecuencia de alergia a alimentos o a la ingesta de algunos medicamentos (tales como antibióticos). Se considera que un niño tiene diarrea cuando las heces son más frecuentes y más flojas y acuosas que lo habitual.

Los niños con diarrea pueden presentar síntomas adicionales, como náuseas, vómitos, dolor de estómago, dolor de cabeza o fiebre.

¿Cómo entra un niño generalmente en contacto con las bacterias, los virus o los parásitos que causan diarrea?

  • Al tocar las heces de una persona infectada (como cuando tocan pañales sucios).

  • Al tocar un objeto contaminado con las heces de una persona infectada y después ingerir los gérmenes, lo cual generalmente ocurre al llevar la mano contaminada a la boca (puede suceder en una guardería o en el hogar, en las zonas donde juegan los niños que usan pañales).

  • Al ingerir alimentos o agua contaminados.

¿Por qué es un problema la infección con estos organismos?

Los virus, las bacterias y los parásitos que invaden el tracto digestivo suelen ocasionar diarrea. Cuando un niño sufre diarrea, pierde grandes cantidades de agua, lo cual puede producir deshidratación. Los niños se deshidratan mucho más rápido que los adultos y esto puede derivar en problemas graves si el líquido no se repone. También es posible que las infecciones causadas por parásitos y algunos tipos de infecciones causadas por bacterias requieran tratamiento con medicamentos.

Además, los niños con un sistema inmune severamente debilitado corren el riesgo de contraer enfermedades más graves. Los síntomas pueden ser más severos y ocasionar una enfermedad grave. Algunos ejemplos de personas con un sistema inmune debilitado incluyen a personas con VIH/SIDA, pacientes con cáncer y trasplantados que toman ciertos medicamentos inmunosupresores, y personas con enfermedades hereditarias que afectan al sistema inmune.

Bacterias, virus y parásitos comunes que causan diarrea

Bacterias

 

E. coli

Descripción

Escherichia coli O157:H7 es solo una de las cientos de cepas de la bacteria Escherichia coli (E. coli). La mayoría de las E. coli son inofensivas y viven en los intestinos de humanos y animales sanos. E. coli, sin embargo, produce una poderosa toxina que puede causar una infección grave. (La combinación de letras y números en el nombre de la bacteria se refiere a los marcadores específicos encontrados en su superficie y la distingue de otros tipos de E. coli.)

Los Centros para la Prevención y el Control de las Enfermedades ("CDC", por sus siglas en inglés) reconocen la E. coli como una enfermedad transmitida por los alimentos. La infección a menudo ocasiona diarrea con sangre, cólicos, vómitos y fiebre.

Transmisión

La mayoría de las enfermedades causadas por E. coli están asociadas con la ingesta de carne de res molida contaminada y poco cocinada. E. coli vive en los intestinos del ganado sano y, si bien la cantidad de organismos necesarios para causar la enfermedad todavía no se conoce, se sospecha que es muy pequeña. La carne se contamina durante la faena y los organismos pueden mezclarse totalmente en la carne cuando se pica. La carne contaminada tiene un aspecto y un olor normales. Otras vías de transmisión de E. coli incluyen las siguientes:

  • El contacto de persona a persona en familias y guarderías u otros establecimientos para el cuidado también pueden ser lugares donde puede producirse la transmisión de la bacteria.

  • La bacteria presente en las ubres de la vaca o en el equipo de ordeñe podría pasar a la leche no procesada y causar la infección.

  • La infección también podría ocurrir después de nadar en agua contaminada con desechos cloacales o al beber esta agua.

  • Se ha confirmado que los jugos no pasteurizados, tales como la cidra de manzana, también pueden causar la infección.

Las bacterias en las heces de diarrea de personas infectadas pueden transmitirse de una persona a otra si los hábitos de higiene o lavado de manos son inadecuados. Esto es común particularmente entre los niños que empiezan a caminar a quienes no se les enseñó a usar el baño. Los familiares y compañeros de juegos de estos niños corren el riesgo de infectarse.

Los niños de corta edad generalmente eliminan el organismo en las heces durante una semana o dos después de que se curó la enfermedad.

Prevención

Las recomendaciones de los CDC para la prevención de una infección incluyen las siguientes:

  • Cocine bien la carne de res molida o hamburguesas. Asegúrese de que la carne cocinada tenga un color gris o marrón (no rosado) en todas partes, que cualquier jugo sea transparente y que el interior esté caliente.

  • Usando un termómetro digital de lectura instantánea para la carne, la temperatura de la carne debe alcanzar como mínimo 160 ºF.

  • Si le sirven una hamburguesa medio cruda en un restaurante, devuélvala.

  • Consuma solo leche y productos lácteos pasteurizados. Evite la leche no procesada.

  • Consuma solo jugos y cidras pasteurizadas.

  • Asegúrese de que las personas infectadas, especialmente los niños, se laven las manos cuidadosamente, con frecuencia y usando jabón para reducir el riesgo de diseminar la infección.

  • Beba agua de la red municipal que haya sido tratada con los niveles adecuados de cloro u otros desinfectantes eficaces.

  • Evite tragar agua de un lago o piscina mientras nada.

  • Lávese bien las manos después de usar el baño.

  • Las personas con diarrea no deben realizar lo siguiente:

    • Nadar en piletas o lagos públicos.

    • Bañarse con otras personas.

    • Preparar alimentos para otras personas.

 

Salmonela

Descripción

La salmonela es una bacteria que causa infección en los intestinos y provoca diarrea y cólicos de 12 a 72 horas después de la infección. En los Estados Unidos se informan más de 1 millón de casos de infección por salmonela cada año. La enfermedad generalmente dura de cuatro a siete días, y la mayoría de las personas se recupera sin tratamiento.

Sin embargo, algunas personas experimentan una diarrea tan severa que necesitan ser hospitalizadas. En esos pacientes, la infección por salmonela puede diseminarse desde los intestinos hacia el torrente sanguíneo y después a otras partes del cuerpo, y puede causar la muerte, a menos que la persona reciba tratamiento inmediato con antibióticos. Los bebés y las personas con sistemas inmunes alterados son más propensos a desarrollar una enfermedad severa.

Transmisión

La salmonela puede propagarse a través de lo siguiente:

  • Comer alimentos crudos contaminados con heces de animales.
    Los alimentos contaminados generalmente tienen un aspecto y olor normales. Los alimentos contaminados a menudo son de origen animal, tales como la carne de res, de aves, la leche o los huevos, pero todos los alimentos, incluidas las verduras, pueden contaminarse. Muchos alimentos crudos de origen animal con frecuencia están contaminados, pero afortunadamente, una cocción completa mata la salmonela.

  • Estar en contacto con reptiles. Los reptiles (tales como las iguanas y tortugas) son particularmente propensos a transportar la salmonela y las personas deben lavarse las manos inmediatamente después de tocarlos, incluso si el reptil está sano. Los adultos también deben vigilar que los niños se laven las manos después de estar en contacto con un reptil.

Prevención

Puesto que los alimentos de origen animal representan la mayor amenaza de contaminación con salmonela, no coma huevos, carne de aves o de res crudos o poco cocidos. Recuerde que algunas salsas y postres usan huevos crudos en su elaboración, así que tenga precaución, sobre todo en países extranjeros. Además, siga estas recomendaciones de los CDC:

  • Asegúrese de que la carne de ave y de res, incluidas las hamburguesas, estén bien cocidas y no tengan un color rosa en el medio.

  • No consuma leche o productos lácteos crudos o no pasteurizados.

  • Lave bien las frutas y verduras antes de comerlas.

  • Evite la contaminación cruzada de los alimentos. Las carnes no cocidas deben mantenerse separadas de las frutas y verduras, los alimentos cocidos y los alimentos listos para el consumo.

  • Todos los utensilios, incluidas las tablas para cortar, los cuchillos, los mostradores, etc. deben lavarse minuciosamente después de manipular los alimentos no cocinados.

  • Lávese bien las manos antes de manipular alimentos y entre la manipulación de alimentos diferentes.

  • Lávese bien las manos después del contacto con las heces.

  • Lávese bien las manos después de haber entrado en contacto con cualquier reptil, ya que los reptiles son especialmente propensos a tener salmonela.

Virus

 

Rotavirus

Descripción

El rotavirus es la causa más común de diarrea severa en niños y produce la muerte de más de 500.000 niños por año en todo el mundo.

En los Estados Unidos, la enfermedad se produce con más frecuencia en el invierno, con epidemias anuales que se presentan desde diciembre hasta junio. Los índices más altos de enfermedad se registran en bebés y niños de corta edad, y la mayoría de los niños de los Estados Unidos se infectan antes de los 5 años. Los adultos también pueden infectarse, si bien la enfermedad suele ser leve.

El periodo de incubación de la enfermedad del rotavirus es de aproximadamente dos días. La enfermedad se caracteriza por vómitos y diarrea líquido durante tres a ocho días, y con frecuencia presenta fiebre y dolor abdominal. La inmunidad después de la infección no es completa, pero las infecciones repetidas suelen ser menos severas que la infección original.

Transmisión

El rotavirus puede transmitirse de la siguiente manera:

  • Al ingerir accidentalmente el virus tras contraerlo al tocar superficies contaminadas con heces de una persona infectada, como juguetes, instalaciones del baño, cambiadores y cubos de pañales.

  • A través de la ingestión de alimentos contaminados o agua contaminada, como el tipo de agua que se encuentran en una piscina pública.

Prevención

Una vacuna contra el rotavirus aprobada por la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos ("FDA", por sus siglas en inglés) en 1998 fue retirada del mercado en 1999 por una asociación entre la vacuna y un mayor riesgo de invaginación en bebés de un año o menos. Sin embargo, no se estableció una relación directa con la vacuna como causa de la invaginación.

La FDA aprobó una nueva vacuna en 2006. El riesgo de invaginación de la vacuna se evaluó en un ensayo clínico de gran alcance con más de 30.000 niños y no se detectó un aumento del riesgo. El fabricante de la vacuna continuará supervisando de cerca la seguridad de la vacuna en estudios clínicos adicionales. Algunos estudios, si bien no todos, indican que puede haber un mínimo riesgo de invaginación, pero los beneficios superan los posibles riesgos y los CDC continúan recomendando la vacunación habitual de bebés contra el rotavirus.

El lavado de manos es un medio muy importante de prevención de la diseminación del rotavirus. El lavado de manos cuidadoso y frecuente puede prevenir la propagación de la infección a otras personas.

Los CDC recomiendan lo siguiente:

  • Los adultos deben lavarse las manos después de usar el baño, después de ayudar a un niño a usar el baño, después de cambiar pañales y antes de preparar, servir o ingerir alimentos.

  • Los niños deben lavarse las manos después de usar el baño, después de que se les cambien los pañales (el adulto debe lavar las manos de los bebés o niños pequeños), y antes de los refrigerios o comidas.

  • Las superficies de los juguetes, el baño y de preparación de alimentos deben desinfectarse con frecuencia, especialmente si hubo un niño enfermo en el hogar.

  • Use pañales con cubierta externa impermeable que pueda contener las heces líquidas o la orina, o use ropa interior plástica.

  • Asegúrese de que los niños usen ropa sobre los pañales.

Parásitos

 

Giardia

Descripción

En los últimos 15 años, la Giardia lamblia se reconoció como una de las enfermedades transmitidas por el agua más frecuente en humanos en los Estados Unidos. La Giardia es un parásito diminuto que vive en los intestinos de personas y animales. El parásito se transmite en las evacuaciones intestinales de una persona o animal infectados. Se encuentra en todas las regiones de los Estados Unidos y en todo el mundo.

Los niños que usan pañales y asisten a guarderías, los viajeros internacionales, los excursionistas y otras personas que beben agua no tratada de fuentes contaminadas corren mayor riesgo de desarrollar la infección con Giardia. Varios brotes de la infección que se manifiestan en toda una comunidad se asocian con la ingesta de agua contaminada con Giardia.

Transmisión

La gente contrae la infección después de ingerir accidentalmente el parásito. La Giardia se encuentra en el suelo, los alimentos, el agua o las superficies.

Algunas de las maneras en que las personas pueden infectarse con Giardia incluyen las siguientes:

  • Comer alimentos no cocidos contaminados con Giardia;

  • Tragar agua de piscinas, lagos, ríos, manantiales, estanques o arroyos contaminados con aguas cloacales o heces humanas o animales;

  • Ingerir accidentalmente el parásito tras contraerlo al tocar superficies contaminadas con heces de una persona infectada, como juguetes, instalaciones del baño, cambiadores y cubos de pañales.

Prevención

Los CDC recomiendan lo siguiente:

  • Lavarse las manos con agua y jabón después de usar el baño y cambiar pañales, y antes de manipular alimentos;

  • Lavar y pelar todas las frutas y verduras crudas antes de comerlas;

  • Evite beber agua de lagos, ríos, manantiales, estanques o arroyos, a menos que se haya filtrado y tratado químicamente.

  • Hervir el agua para beber durante un minuto para matar el parásito Giardia. De esta manera se garantiza agua para beber segura durante brotes en la comunidad causados por agua contaminada.

  • Al viajar o acampar en países donde el suministro de agua no es seguro, evite beber agua del grifo sin hervir y evite comer alimentos crudos lavados con agua del grifo sin hervir. Las bebidas gaseosas embotelladas o en latas, el agua carbonatada, las bebidas frutales pasteurizadas y el café o té bien calientes se pueden beber con seguridad.

Si su hijo padece Giardia, evite que nade en piscinas durante dos semanas después de que la diarrea o las heces líquidas hayan desaparecido. La Giardia es muy resistente al cloro y se transmite en las heces de personas infectadas durante varias semanas después de que los síntomas desaparecen.

 

Criptosporidium

Descripción

El Criptosporidium, a menudo denominado "cripto" es un parásito diminuto que puede vivir en el intestino de personas y animales. El parásito está protegido por una concha externa que le permite sobrevivir fuera del cuerpo durante periodos prolongados y es muy resistente a la desinfección con cloro.

Transmisión

El Criptosporidium puede propagarse a través de lo siguiente:

  • Ingerir accidentalmente cualquier cosa que haya entrado en contacto con las heces de una persona o animal;

  • Tragar agua contaminada de piscinas, tinas, lagos, ríos, manantiales, estanques o arroyos contaminados con aguas cloacales o heces humanas o animales;

  • Comer alimentos no cocidos y contaminados;

  • Contraer Criptosporidium al tocar superficies contaminadas con heces de una persona infectada (como juguetes, instalaciones del baño, cambiadores y cubos de pañales).

Prevención

Los CDC recomiendan lo siguiente:

  • Su hijo debe lavarse las manos con agua y jabón después de usar el baño, después de cambiarle los pañales y antes de comer o ayudar a preparar alimentos.

  • Evite el agua o los alimentos que puedan estar contaminados.

  • Lave o pele todas las frutas y verduras crudas antes de dárselas a su hijo.

  • Evite beber agua de lagos, ríos, manantiales, estanques o arroyos, a menos que se haya filtrado y tratado químicamente.

  • Hierva el agua para beber durante un minuto para matar el parásito Criptosporidium. De esta manera se garantiza agua para beber segura durante brotes en la comunidad causados por agua contaminada.

  • Al viajar o acampar en países donde el suministro de agua no es seguro, evite beber agua del grifo sin hervir y evite comer alimentos crudos lavados con agua del grifo sin hervir.

  • Evite nadar en piscinas si su hijo tiene Criptosporidium y durante al menos dos semanas después de que desaparezca la diarrea. El Criptosporidium puede transmitirse en las heces y el agua contaminada durante varias semanas después de que los síntomas hayan desaparecido. Esto ocasionó varios brotes de Criptosporidium entre usuarios de piscinas. El cripto puede sobrevivir en piscinas con cloro durante varios días.

¿Puede mi hijo infectarse con gérmenes de los alimentos?

Casi todos experimentan una enfermedad transmitida por los alimentos en algún momento de su vida. Al contrario de lo que indica la creencia popular, las enfermedades transmitidas por los alimentos pueden ocurrir cuando los alimentos se preparan en un restaurante o en el hogar. Si el alimento se manipula y prepara de manera segura, la mayorías de las enfermedades pueden evitarse.

Todos los alimentos pueden contener bacterias naturales y el almacenamiento o la manipulación inadecuados permiten su crecimiento. Además, los alimentos pueden contaminarse con bacterias de otras fuentes que pueden provocar enfermedades. Los alimentos contaminados o no lavados pueden ser muy peligrosos, especialmente para los niños. De acuerdo con los CDC, las enfermedades transmitidas por los alimentos causan la muerte de 3000 personas de todas las edades por año. También causan fiebre, cólicos, vómitos y diarrea a unos 48 millones de estadounidenses.

Cuatro consejos importantes de los CDC para prevenir la contaminación de los alimentos

  • Sea cauteloso al comprar alimentos:

    • Cuando esté en una tienda de productos alimenticios, tome los alimentos perecederos como carne, huevos y leche al final de la compra, de manera que se mantengan frescos.

    • Lleve los alimentos directamente a su hogar, para que no echen a perder en un automóvil caliente.

    • Evite la leche cruda o no pasteurizada.

    • Debido a que los huevos, la carne, los mariscos y las aves tienen más probabilidades de contener bacterias, no permita que sus jugos caigan sobre otros alimentos.

  • Almacene los alimentos correctamente:

    • Guarde los huevos, carne cruda, carne de aves y mariscos en la nevera.

    • La temperatura de la nevera debe regularse entre 32 ºF y 40 ºF.

    • Un freezer debe estar a una temperatura de 0 ºF o menos.

    • Limpie y desinfecte periódicamente la nevera y el freezer.

    • Use envases para evitar la contaminación de otros alimentos o superficies de la cocina. No guarde alimentos descubiertos en la nevera o el freezer.

  • Tome precauciones especiales al elaborar y cocinar los alimentos:

    • Lávese las manos y limpie y desinfecte las superficies de la cocina antes, durante y después de manipular, cocinar y servir los alimentos.

    • Descongele los alimentos en un plato, ya sea en la nevera o en un microondas, pero no sobre la mesada.

    • Cocine los alimentos inmediatamente después de descongelarlos.

    • Use platos y utensilios diferentes para los alimentos crudos y para los alimentos cocidos.

    • Lave las frutas y verduras crudas antes de comerlas.

  • Enfríe y guarde correctamente las sobras después de servir los alimentos:

    • Debido a que las bacterias nocivas se desarrollan a temperatura ambiente, mantenga los alimentos calientes y fríos a esa temperatura. Esto es especialmente importante durante los días de campo y buffets.

    • No deje alimentos perecederos afuera durante más de dos horas.

    • Refrigere o congele inmediatamente las sobras de comida en recipientes poco profundos o envueltas en bolsas.

Quick Find