AriaHealth.com

1-877-808-ARIA

Quemaduras del ojo por productos químicos

¿Qué son las quemaduras por productos químicos?

Las quemaduras con productos químicos ocurren cuando un niño lleva algún tipo de sustancia química al ojo. Es una emergencia médica, por lo que el niño debe recibir atención médica inmediata. Si no se actúa con prontitud y precisión, las quemaduras con productos químicos pueden causar la pérdida de la visión o incluso la pérdida del ojo Los productos de limpieza domésticos constituyen una causa frecuente de este tipo de lesión.

¿Cuáles son los síntomas de las quemaduras por productos químicos?

Los siguientes son los síntomas más comunes de las quemaduras del ojo por productos químicos. Sin embargo, cada niño puede experimentar los síntomas de manera diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • dolor agudo en el ojo,

  • quemazón en el ojo, y

  • lagrimeo del ojo afectado.

Los síntomas de una quemadura del ojo con productos químicos pueden asemejarse a los de otros trastornos oculares o problemas médicos. Siempre debe consultar a su médico para obtener un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica una quemadura por productos químicos?

Normalmente, el diagnóstico se realiza en base a una historia médica completa y a un examen físico del ojo de su hijo. Para realizar el examen, es probable que se coloque en el ojo un anestésico local en gotas.

Tratamiento de quemaduras por productos químicos

El tratamiento específico para las quemaduras de ojo con producto químico será determinado por su médico según:

  • la edad, el estado de salud y la historia médica de su hijo;

  • el alcance de la lesión;

  • la tolerancia que su hijo tenga a determinados medicamentos, procedimientos o terapias;

  • las expectativas de la evolución de la afección; y

  • su opinión o preferencia.

La mayoría de los niños que sufren una quemadura química son tratados en una sala de emergencias. Su hijo puede ser atendido por un oftalmólogo (médico que se especializa en el cuidado integral de los ojos). El tratamiento incluye el lavado inmediato del ojo con solución salina durante aproximadamente 20 a 30 minutos. Es probable que se coloque en el ojo un anestésico local en gotas antes del lavado para reducir el dolor. El ojo generalmente se mantendrá abierto con un instrumento especial para asegurarse de que la solución salina penetre. Algunos niños quizá deban ser sedados con anestesia general para poder efectuar el procedimiento.

Quick Find