AriaHealth.com

1-877-808-ARIA

Helicobacter pylori en niños

Ilustración del tracto digestivo de un adolescente
Haga clic en la imagen para ampliarla.

¿Qué es el Helicobacter pylori (H. pylori)?

El H. pylori es una bacteria con forma de espiral que se encuentra en el estómago y que (junto con la secreción de ácido) daña el tejido estomacal y duodenal, y causa inflamación y úlceras pépticas. El H. pylori causa la mayoría de las úlceras.

¿Cómo causa daño el H. pylori?

Se cree que la forma y características del H. pylori causan el daño que deriva en úlceras.

Debido a su forma y a la manera de moverse, la bacteria puede penetrar la mucosa protectora del estómago, donde produce la inflamación. La inflamación hace que las células estomacales sean más susceptibles a los efectos nocivos del ácido y la pepsina, y esto deriva en la formación de llagas o úlceras en el estómago u duodeno (primera parte del intestino delgado).

Por motivos que no se comprenden totalmente, el H. pylori también puede estimular al estómago para que produzca más ácido.

¿Cuáles son las causas de una infección por H. pylori?

Los investigadores no conocen las causas que llevan a que ciertas personas desarrollen H. pylori. Se cree que el H. pylori se transmite por vía oral de una persona a otra a través del contacto cercano (al besar) o través del contacto fecal-oral. La mayoría de las personas están expuestas a esta bacteria durante la niñez.

¿Cuáles son los síntomas del H. pylori?

Los siguientes son los síntomas más comunes del H. pylori. Sin embargo, cada persona puede experimentar los síntomas de manera diferente.

Una vez producida la infección con H. pylori, se puede desarrollar gastritis (una inflamación del revestimiento del estómago). Sin embargo, la mayoría de las personas nunca tendrá síntomas ni problemas relacionados con la infección. Cuando se presentan síntomas, pueden incluir los siguientes:

  • Malestar abdominal, el cual puede:

    • causar dolor sordo y persistente;

    • presentarse de 2 a 3 horas después de comer;

    • aparecer y desaparecer durante varios días o semanas;

    • producirse en medio de la noche cuando el estómago está vacío;

    • aliviarse al comer o tomar medicamentos antiácidos.

  • pérdida de peso;

  • falta de apetito;

  • hinchazón;

  • eructos;

  • náuseas;

  • vómitos.

Los síntomas de H. pylori pueden asemejarse a los de otros trastornos y problemas médicos. Consulte con el médico de su hijo para obtener un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica el H. pylori?

Además de un examen e historia clínica completos, otros exámenes pueden incluir los siguientes:

  • Exámenes de sangre. Estas pruebas identifican anticuerpos que indican la presencia de la bacteria.

  • Análisis de heces. Esta prueba identifica evidencias de la bacteria en las heces.

  • Exámenes del aliento. Esta prueba determina la presencia de carbono después de beber una solución que contiene urea. La presencia de carbono indica la liberación de ureasa del H. pylori.

  • Análisis de tejidos. Se extirpa tejido durante una endoscopia. La endoscopia o EGD es un procedimiento que permite que el médico observe el interior del esófago, el estómago y el duodeno. Un tubo delgado y flexible con luz, denominado endoscopio, se introduce por la boca y la garganta, luego por el esófago, el estómago y el duodeno. El endoscopio permite al médico observar el interior de esta área del cuerpo, así como introducir instrumentos a través del endoscopio para tomar muestras de tejido con el fin de realizar biopsias (si fuera necesario). Este tejido se utiliza para lo siguiente:

    • detectar la presencia de la enzima ureasa;

    • examinar la bacteria presente bajo microscopio;

    • iniciar una prueba de cultivo para desarrollar más bacterias a fin de examinarlas.

Tratamiento del H. pylori

El médico de su hijo determinará el tratamiento específico según lo siguiente:

  • la edad, el estado general de salud y la historia médica de su hijo;

  • la magnitud de la enfermedad;

  • la tolerancia que su hijo tenga a determinados medicamentos, procedimientos o terapias;

  • las expectativas para la evolución de la enfermedad;

  • su opinión o preferencia.

El tratamiento puede incluir lo siguiente:

  • antibióticos para eliminar la bacteria;

  • medicamentos para suprimir la producción de ácido, incluidos lo siguientes:

    • Bloqueadores H2. Estos medicamentos reducen la cantidad de ácido que produce el estómago al bloquear la histamina, un potente estimulante de la secreción de ácido.

    • Inhibidores de la bomba de protones. Estos medicamentos bloquean por completo la producción de ácido al anular la bomba de ácido del estómago, que es el paso final de la secreción de ácido.

    • Protectores del revestimiento del estómago. Protegen el revestimiento del estómago del ácido y ayudan a eliminar las bacterias.

Quick Find