AriaHealth.com

1-877-808-ARIA

Síndrome de Li-Fraumeni

El riesgo de cáncer de seno y muchas otras formas de cáncer aumenta en presencia del síndrome de Li-Fraumeni (LFS, por sus siglas en inglés), una afección cancerosa de patrón genético autosómico dominante. Se diagnostica LFS cuando una familia presenta todas las siguientes características:

  • Sarcoma antes de los 45 años de edad

  • Un pariente de primer grado, como alguno de los padres, hermanos o hijos con cáncer antes de los 45 años

  • Un pariente de primer o segundo grado (tíos o abuelos) con cáncer antes de los 45 años o sarcoma a cualquier edad

La mayoría de los casos de LFS (alrededor del 70%) son causados por mutaciones en un gen del cromosoma 17 conocido como TP53, que codifica la proteína p53. Otra forma de síndrome de Li-Fraumeni es causada por mutaciones en el gen CHEK2 y una tercera ubicación (locus) del LFS se identificó en el cromosoma 1q23. Las mutaciones en el TP53 implican un riesgo más alto de inicio temprano de cáncer de seno, sarcoma en la niñez, osteosarcoma, tumores cerebrales, leucemia y carcinoma corticosuprarrenal.

Las personas que tienen una mutación en el TP53 tienen una probabilidad del 50% de presentar uno de los cánceres relacionados antes de los 40 años de edad y una probabilidad del 90% de presentar cáncer antes de los 60 años. El cáncer de seno parece ser el mayor riesgo para las mujeres, pero se cree que menos del 1% de todos los cánceres de seno están relacionados con el LFS. Los casos de cáncer de seno de las mujeres afectadas por este síndrome generalmente se presentan en aquellas que están en el período premenopáusico.

El TP53 es un gen supresor de tumores, que generalmente controla el crecimiento y la muerte celulares. Es necesario que ambas copias de un gen supresor de tumores estén alteradas, o hayan mutado, para que una persona tenga cáncer en el futuro. En el caso del LFS, la primera mutación se hereda de la madre o del padre y, por lo tanto, está presente en todas las células del cuerpo. Esto se conoce como mutación germinal. Si una persona que tiene una mutación germinal tendrá cáncer y el lugar donde el cáncer o los cánceres aparezcan dependerá del lugar (qué tipo de célula) donde se presente la segunda mutación. Por ejemplo, si la segunda mutación está en un seno, entonces se puede presentar cáncer allí. Si está en el hueso, se puede formar un osteosarcoma. El proceso del desarrollo de un tumor de hecho requiere mutaciones en muchos genes que controlan el crecimiento. La pérdida de ambas copias del p53 es solo el primer paso del proceso. Se desconoce qué es lo que causa estas mutaciones adicionales. Las posibles causas incluyen exposición ambiental química, física o biológica o errores aleatorios de la replicación celular.

Algunos individuos que han heredado una mutación germinal en el gen TP53 nunca presentan cáncer porque nunca adquieren la segunda mutación necesaria para desactivar la función del gen y comenzar el proceso de formación tumoral. Esto puede hacer parecer que el cáncer se saltea generaciones de una familia, cuando, en realidad, la mutación está presente. Sin embargo, las personas que tienen una mutación, independientemente de si presentan cáncer, tienen una probabilidad de 50/50 de trasmitirla a la próxima generación.

También es importante recordar que el gen TP53 no está ubicado en los cromosomas del sexo. Por lo tanto, las mutaciones se pueden heredar de la línea materna o paterna de la familia.

Quick Find