AriaHealth.com

1-877-808-ARIA

Linfedema después de una mastectomía

¿Qué es el sistema linfático?

El sistema linfático está compuesto por muchos vasos que llevan linfa a través del cuerpo. Originada en muchos órganos y tejidos, la linfa es un fluido claro, sin color, que contiene agua y unas pocas células sanguíneas. Este sistema integra su sistema inmunitario y ayuda a proteger y a mantener el ambiente líquido del cuerpo por medio de la filtración y el drenaje de la linfa y los productos de desecho que vienen de cada región del cuerpo.

Durante una tumorectomía o mastectomía, es frecuente que se extirpen algunos de los nódulos linfáticos de la axila. Estos ganglios (también llamados glándulas linfáticas axilares) drenan los vasos linfáticos de la región de los antebrazos, la mayor parte del seno, el cuello y la axila. Los ganglios linfáticos ayudan a filtrar el exceso del fluido, las bacteria y los derivados de las infecciones.

¿Qué es el linfedema?

Cuando el patrón normal de drenaje de los ganglios linfáticos se trastorna o se daña (frecuentemente durante la cirugía para quitar los ganglios linfáticos), el brazo puede hincharse mucho. La radiación también puede provocar la hinchazón del brazo. Esta hinchazón, consecuencia de una acumulación anormal de fluido excesivo, se llama linfedema. Puede aparecer en un brazo, el pecho o la zona del seno del lado de la cirugía.

Cuando los nódulos linfáticos de la axila se han extirpado, una mujer tiene un riesgo más alto de presentar linfedema. Puede aparecer inmediatamente después de la cirugía, o meses o años después. No todas las mujeres que se realizan una mastectomía experimentarán linfedema.

Hay varios tipos de linfedema. El tipo agudo, temporal y leve ocurre unos pocos días después de la cirugía y usualmente dura un período corto de tiempo. El tipo agudo y más doloroso se puede presentar aproximadamente entre los cuatro y los seis meses después de la cirugía. Sin embargo, el tipo más común de linfedema se da despacio y sin dolor, y puede ocurrir de 18 a 24 meses después de la cirugía.

¿Cómo se diagnostica el linfedema?

No hay un examen de diagnóstico específico para el linfedema. El médico tomará su historia clínica y realizará un examen físico. La historia clínica puede incluir preguntas acerca de lo siguiente:

  • Cirugías realizadas

  • Problemas después de las cirugías

  • Comienzo de los síntomas (¿Cuándo apareció la hinchazón?)

  • Antecedentes del edema (hinchazón grave)

  • Medicamentos actuales

  • Otras afecciones como presión arterial alta, enfermedad del corazón o diabetes

¿Cuáles son los síntomas del linfedema?

El síntoma principal del linfedema es la hinchazón del brazo afectado. El grado de hinchazón puede variar. Algunas personas pueden experimentar una hinchazón grave (o edema); el brazo afectado está varias pulgadas más grande que el otro. Otras experimentarán una forma más leve del edema; el brazo afectado está sólo un poco más grande que el otro.

Además de la hinchazón del brazo afectado, los siguientes son los síntomas más comunes del linfedema. Sin embargo, cada individuo puede experimentar los síntomas de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • Sensación de llenura o tirantez en el brazo afectado, el pecho o la zona de la axila

  • Malestar o dolor en el brazo afectado

  • Hinchazón en la mano (una señal podría ser que sus anillos ya no le caben)

  • Debilidad en el brazo afectado

Los síntomas del linfedema pueden parecerse a otras afecciones. Consulte con su médico para obtener un diagnóstico.

Tratamiento para el linfedema

El tratamiento para el linfedema depende de la gravedad y la extensión de la afección. La prevención y el control del linfedema cumplen una función importante en la aparición de esta afección ya que no existe cura.

El tratamiento puede incluir lo siguiente:

  • Ejercicio. El ejercicio ayuda a recuperar la flexibilidad y la fuerza, además de mejorar el drenaje. Su médico y/o su fisioterapeuta le recomendarán los ejercicios específicos.

  • Vendas. Usar una manga de compresión hecha especialmente para usted, o una venda elástica podría ayudar a prevenir la acumulación de los fluidos.

  • Bomba de brazo. Aplicar una bomba en el brazo ayuda con frecuencia a aumentar la circulación de los fluidos en los vasos linfáticos, y previene que estos fluidos se acumulen en el brazo.

  • Dieta. Seguir una dieta bien equilibrada y controlar el peso del cuerpo es una parte importante del tratamiento.

  • Mantenga el brazo elevado. Sostener el brazo elevado por encima del nivel del corazón, siempre que sea posible, permite que la gravedad ayude a drenar el fluido acumulado.

  • Prevenga las infecciones. Es importante tomar medidas preventivas, como el buen cuidado de la piel, para proteger el brazo afectado de las infecciones y de la ruptura de la piel.

Los pacientes que sufren de cáncer del seno que mantienen un buen cuidado de la piel y hacen ejercicio apropiadamente después de la mastectomía tienen menos probabilidad de presentar linfedema.

Cómo prevenir y controlar el linfedema

La protección del brazo hinchado es muy importante después de la cirugía del seno. Un sistema linfático con mal drenaje puede causar que el brazo afectado sea más susceptible a las infecciones y menos sensible a las temperaturas extremas. Las personas con lifedema deberían evitar cualquier lesión o infección y deberían tener conciencia de aquellas actividades que ponen demasiada presión en el brazo afectado. Las medidas de protección para prevenir lesiones e infecciones incluyen lo siguiente:

  • Asegúrese de que todas las inyecciones que le den y de que todas las muestras de sangre se tomen del brazo que no está afectado.

  • Evite usar camisones o ropa con elástico en las mangas.

  • Cargue su cartera o paquetes pesados con el brazo que no está afectado.

  • Use una afeitadora eléctrica cuando se vaya a rasurar las axilas.

  • Evite las quemaduras de sol y de otro tipo en el brazo afectado.

  • Asegúrese de que todos los exámenes de la presión arterial se hagan en el brazo que no está afectado.

  • Use guantes cuando esté haciendo algo de jardinería y cuando esté usando detergentes fuertes para el hogar.

  • Limpie la piel del brazo afectado diariamente y use loción. Cuando se esté secando el brazo, hágalo suavemente pero de una forma minuciosa.

  • Mantenga el brazo elevado cuando sea posible.

  • Haga ejercicio regularmente para mejorar el drenaje, pero primero consulte con su médico o con su fisioterapeuta.

  • Haga una dieta bien equilibrada con poco sodio.

  • Evite las temperaturas extremas, bien sea el calor o el frío, como las compresas calientes o frías.

  • Cuide sus uñas apropiadamente y evite cortar sus cutículas.

  • Limpie todas las cortaduras con jabón y agua, y después aplique un ungüento bactericida y una venda esterilizada.

  • Proteja sus dedos de las punzadas con agujas y con objetos afilados. Use un dedal cuando esté cosiendo.

  • Evite los movimientos vigorosos, repetitivos en contra de resistencia (como estregar, halar o empujar) con el brazo afectado.

  • Notifique a su médico inmediatamente si presenta cualquier señal de infección, como enrojecimiento, calor, aumento de la hinchazón o fiebre.

Pregunte a su médico qué medidas puede tomar para tratar de prevenir el linfedema. Si efectivamente el problema aparece, avise a su médico de inmediato. Usted podrá tomar medidas para tratar de que no empeore.

Quick Find