AriaHealth.com

1-877-808-ARIA

Diabetes y la salud bucal

La diabetes que no se controla adecuadamente puede conducir a enfermedades periodontales (de las encías) en las personas tanto jóvenes como mayores. Las enfermedades periodontales son infecciones de las encías y los huesos que sostienen los dientes en su lugar.

La diabetes y las enfermedades periodontales (de las encías)

Debido a los cambios de los vasos sanguíneos que se producen con la diabetes, los vasos sanguíneos engrosados pueden perjudicar la eficiencia del flujo de nutrientes y la eliminación de desechos de los tejidos corporales. Este deterioro del flujo sanguíneo puede debilitar las encías y los huesos, haciéndolos más susceptibles a la infección.

Además, si la diabetes está mal controlada, el aumento de los niveles de glucosa en los fluidos de la boca alentará el crecimiento de bacterias que pueden causar enfermedad de las encías. Por otro lado, la enfermedad periodontal no controlada puede hacer que sea más difícil el control de la diabetes.

Un tercer factor, fumar, es dañino para la salud buscan aun para las personas que no tienen diabetes. Sin embargo, una persona con diabetes que fuma está en un riesgo mucho mayor para la enfermedad de las encías que una persona que no tiene diabetes.

Junto con la falta de higiene bucal, la diabetes puede conducir a la gingivitis, la primera etapa de la enfermedad periodontal, o periodontitis, que es la enfermedad de las encías grave.

¿Cuáles son los signos y síntomas de la enfermedad periodontal?

Los siguientes son los signos y síntomas de la enfermedad de las encías más comunes. Sin embargo, cada individuo puede experimentarlos de una forma diferente. Los signos y síntomas pueden incluir:

  • Encías sensibles, enrojecidas e hinchadas

  • Sangrado durante el cepillado y/o uso del hilo dental

  • Retracción de las encías

  • Dientes flojos o que separan

  • Mal aliento persistente

  • Dentaduras postizas que ya no encajan

  • Pus entre los dientes y las encías

  • Un cambio en la mordida y la alineación de la mandíbula

Los signos y síntomas de la enfermedad de las encías pueden parecerse a los de otras afecciones o problemas médicos. Consulte a un dentista u otro especialista de la salud bucal para su diagnóstico.

¿Cuáles son los diferentes tipos de enfermedad periodontal?

Los diferentes tipos de enfermedad periodontal generalmente se clasifican según la etapa a la cual la enfermedad ha avanzado hasta el momento de la evaluación, incluyendo:

  • Gingivitis. En la gingivitis, la forma más leve de la enfermedad periodontal, las encías es probable que estén enrojecidas, hinchadas y sensibles, y que sangren con facilidad durante la limpieza diaria y el uso de hilo dental. El tratamiento por un dentista y el cuidado apropiado y coherente en el hogar ayudan a resolver los problemas asociados con la gingivitis.

  • Periodontitis leve. La gingivitis no tratada conduce a la periodontitis leve. Esta etapa de la enfermedad de las encías muestra evidencia de la evolución de las bolsas periodontales (encías se separan de los dientes, provocando que la grieta entre los dientes y las encías se profundice) y pérdida temprana de hueso alrededor de los dientes. Es necesaria la atención médica inmediata para evitar una mayor erosión de los huesos y daño de las encías.

  • Periodontitis moderada a avanzada. Esta etapa más avanzada de la enfermedad de las encías muestra la pérdida significativa de hueso y tejido, la profundización de las bolsas periodontales, y, posiblemente, la retracción de las encías que rodean los dientes. Los dientes pueden aflojarse y necesitar su extracción (remoción).

Tratamiento de la enfermedad periodontal

Su dentista determinará el tratamiento específico para su enfermedad periodontal con base en:

  • Su edad, su estado general de salud y su historia clínica

  • La gravedad de la enfermedad

  • Su tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias

  • Sus expectativas para el curso de la enfermedad

  • Su opinión o preferencia

El tratamiento puede incluir cualquiera, o una combinación de, los siguientes:

  • Retiro de sarro y la placa debajo de las encías. La limpieza profunda (también llamado raspado y alisado radicular) puede ayudar a eliminar la placa y el sarro debajo de la encía y el tejido infectado en las primeras etapas de la enfermedad, mientras suaviza las superficies radiculares de los dientes dañados. Las encías pueden entonces volverse a unirse a los dientes.

  • Medicamentos. Se pueden colocar medicamentos antibacterianos por vía tópica en las bolsas periodontales o tomarse por vía oral.

  • Cirugía. Cuando la enfermedad está avanzada, se limpiarán las áreas infectadas debajo de las encías y se reformarán o reemplazarán los tejidos. Los tipos de cirugía incluyen procedimiento de regeneración mediante la reducción de los bolsillo, injerto de tejido blando o alargamiento de la corona.

La diabetes y otros problemas bucales

La diabetes también puede causar otros problemas bucales, tales como:

  • La candidiasis bucal. La candidiasis bucal es una infección micótica de la boca, se presenta con mayor frecuencia en personas con diabetes debido a los niveles altos de glucosa (azúcar) en la saliva. El hongo prospera en glucosa.

  • La sequedad en la boca. La sequedad en la boca (a menudo un síntoma de la diabetes no detectada) significa que la boca no tiene suficiente saliva para mantenerse mojada. La saliva es necesaria para ayudar a digerir los alimentos y prevenir la infección y la caries dental mediante el control de bacterias y hongos. La boca seca puede hacer que saborear, masticar y tragar los alimentos sea más difícil, y puede impedir el habla. Además, la sequedad bucal puede causar infecciones de la boca y la caries dental.


Aunque cada individuo puede experimentarlos de una forma diferente, los síntomas de sequedad en la boca pueden incluir saliva pegajosa, boca seca, labios secos, sensación de ardor en la boca o en la lengua, y llagas o infección en la boca.

Siempre consulte a su médico o dentista para obtener un diagnóstico.

El tratamiento para la boca seca depende de la causa de la afección. La boca seca puede ser consecuencia de medicamentos, la enfermedad, el tratamiento del cáncer y daño a los nervios. Algunos consejos para prevenir los síntomas de la boca seca incluyen:

  • Tome sorbos frecuentes de agua o fluidos sin azúcar.

  • Evite la cafeína.

  • Beba más líquido durante las comidas.

  • Evite los alimentos salados o muy picantes.

  • Evite el tabaco y el alcohol.

  • Use un humidificador por la noche.

  • Mastique chicle sin azúcar o caramelos sin azúcar.

La prevención de la enfermedad periodontal y otros problemas bucales

El cuidado apropiado de sus dientes y encías puede ser de gran ayuda en la prevención de la aparición de problemas de la boca asociadas con la diabetes. Los siguientes consejos para cepillarse los dientes y usar hilo dental son recomendados por el Instituto Nacional de Investigación Dental y Craneofacial (National Institute of Dental and Craniofacial Research):

Cepillado

  • Cepíllese dos veces al día con un cepillo suave, con cerdas de nylon redondeadas y pasta dental con fluoruro.

  • Utilice movimientos circulares pequeños y movimientos hacia atrás y hacia adelante cortos (evitar los movimientos hacia adelante y hacia atrás bruscos).

  • Cepíllese la lengua frecuentemente.

Use hilo dental

  • El hilo dental debe ser de aproximadamente 18 pulgadas de largo con cada uso diario.

  • No utilice un movimiento de "aserrado" entre los dientes.

  • Curve el hilo alrededor de cada diente y raspe arriba y hacia abajo varias veces, desde debajo de la encía a la parte superior del diente.

  • Enjuáguese después de usar el hilo dental.

Quick Find