AriaHealth.com

1-877-808-ARIA

Cáncer de pulmón

¿Qué es el cáncer de pulmón?

El cáncer de pulmón es un tipo de cáncer que generalmente comienza en el recubrimiento de los bronquios (las vías aéreas principales de los pulmones), pero también puede iniciarse en otras áreas de los pulmones, como los bronquiolos o los alvéolos. Es la principal causa de muerte por cáncer en hombres y mujeres. En 2013, se esperan aproximadamente 228,000 nuevos casos de cáncer de pulmón, según la Sociedad Americana de Cáncer.

Sistema respiratorio
Haga clic en la imagen para ampliarla

Se cree que el cáncer de pulmón se desarrolla a lo largo de varios años.

Casi todos los cánceres de pulmón son carcinomas, un cáncer que comienza en el recubrimiento o cobertura de los tejidos de un órgano. Las células tumorales de cada tipo de cáncer de pulmón crecen y se diseminan de manera diferente, y cada tipo requiere un tratamiento específico.

Los cánceres de pulmón generalmente se dividen en 2 tipos:

  • Cáncer de pulmón de células no pequeñas. Este tipo es mucho más común que el cáncer de pulmón de células pequeñas, con alrededor del 85% al 90% de todos los casos. Los 3 tipos principales de cáncer de pulmón de células no pequeñas se denominan por el tipo de células en el tumor:

    • Carcinoma de células escamosas (también llamado carcinoma epidermoide). En ocasiones comienza en los bronquios, cerca de la región media de los pulmones.

    • Adenocarcinoma.Este tipo generalmente comienza junto a los bordes externos de los pulmones. Es el tipo más común de cáncer de pulmón en personas que nunca han fumado.

    • Carcinoma de células grandes. Este es un grupo de cánceres con células grandes de aspecto anormal. Estos tumores pueden comenzar en cualquier lugar de los pulmones y tienden a crecer rápidamente.

  • Cáncer de pulmón de células pequeñas. Este tipo a veces se llama cáncer de célula de avena porque las células cancerosas pueden parecerse a la avena cuando se ven con un microscopio, crecen rápidamente y se diseminan rápidamente a los otros órganos. Hay dos etapas de cáncer de pulmón de células pequeñas:

    • Limitada. En esta etapa, el cáncer generalmente se encuentra solo en 1 pulmón. También puede haber cáncer en los ganglios linfáticos cercanos, en el mismo lado del pecho.

    • Extensivo.En esta etapa, el cáncer se ha diseminado más allá del tumor primario en el pulmón a otras partes del cuerpo.

Es importante descubrir qué tipo de cáncer de pulmón tiene una persona. Los diferentes tipos de carcinomas, que afectan a diferentes regiones del pulmón, pueden causar diferentes síntomas y se tratan de forma diferente.

¿Cuáles son los síntomas del cáncer de pulmón?

Los siguientes son los síntomas más comunes del cáncer de pulmón. Sin embargo, cada persona puede presentar los síntomas de manera diferente.

El cáncer de pulmón generalmente no causa síntomas cuando comienza a desarrollarse, pero suelen presentarse cuando el tumor comienza a crecer. La tos es el síntoma más común del cáncer de pulmón. Otros síntomas incluyen:

  • Dolor constante en el pecho

  • Dificultad para respirar

  • Ronquido en el pecho

  • Infecciones recurrentes en el pulmón, como neumonía o bronquitis

  • Flema con sangre o de color oscuro

  • Ronquera

  • Un tumor que ejerce presión sobre los vasos sanguíneos grandes cerca del pulmón puede causar hinchazón del cuello y la cara.

  • Un tumor que ejerce presión sobre ciertos nervios cerca del pulmón puede causar dolor y debilidad en el hombro, el brazo o la mano.

  • Fiebre sin causa conocida

Al igual que otros tipos de cáncer, el cáncer de pulmón puede causar:

  • Fatiga

  • Pérdida de apetito

  • Pérdida de peso

  • Dolor de cabeza

  • Dolor en otras partes del cuerpo no afectadas por el cáncer

  • Fracturas de hueso

Otros síntomas pueden ser causados por las sustancias producidas por las células del cáncer de pulmón, lo que se llama síndrome paraneoplásico. Por ejemplo, algunas células de cáncer de pulmón producen una sustancia que provoca una disminución brusca en el nivel de sodio en la sangre, lo que puede causar muchos síntomas, entre ellos, confusión y hasta un estado de coma.

Ninguno de estos síntomas son un signo seguro de cáncer de pulmón. Solo un médico puede confirmar si los síntomas de un paciente son provocados por un cáncer u otro problema. Consulte a su médico para obtener un diagnóstico.

¿Cuáles son los factores de riesgo del cáncer de pulmón?

Un factor de riesgo es cualquier cosa que aumente las posibilidades de una persona de tener una enfermedad, como el cáncer. Cada tipo de cáncer tiene diferentes factores de riesgo. Muchos factores de riesgo hacen que una persona sea más propensa a desarrollar cáncer de pulmón:

  • Fumar es la principal causa del cáncer de pulmón; se cree que casi un 80% de las muertes por cáncer de pulmón son por fumar.

Otros factores de riesgo son:

  • Humo de segunda mano. Esto se refiere a respirar el humo que producen otras personas.

  • Radón. Gas radioactivo que no puede verse, no tiene gusto ni olor. Es producido por la descomposición natural del uranio. Pueden encontrarse niveles altos de radón en algunas casas y otras edificaciones, especialmente en los cimientos.

  • Exposición al asbestos.

  • Talco. Si bien no se confirmó que haya un riesgo mayor de tener cáncer de pulmón por el uso del talco cosmético en polvo, algunos estudios realizados en mineros y moledores de talco sugieren un riesgo alto de cáncer de pulmón y otras enfermedades respiratorias por su exposición al talco en cantidades industriales. El talco en polvo está hecho de talco, un mineral que, en su forma natural, puede contener asbestos; sin embargo, por ley, todos los productos con talco de uso doméstico (para bebés, para el cuerpo y polvos para el rostro) deben estar libres de asbestos desde 1973.

  • Agentes causantes de cáncer en el lugar de trabajo, entre ellos:

    • Minerales radioactivos, como el uranio

    • Arsénico

    • Cloruro de vinilo

    • Cromato de níquel

    • Productos de carbón

    • Gas mostaza

    • Cloro metil éter

    • Escape de diesel

  • Antecedentes personales o familiares de cáncer de pulmón

  • Contaminación del aire. En algunas ciudades, la contaminación del aire puede aumentar levemente el riesgo de tener un cáncer de pulmón.

¿Cómo se diagnostica el cáncer de pulmón?

Además de una historia clínica completa para comprobar los factores de riesgo y los síntomas, y un examen físico para proporcionar otra información sobre los signos del cáncer de pulmón y otros problemas de salud, los procedimientos que se usan para diagnosticar el cáncer de pulmón (o ayudar a determinar si se ha diseminado) pueden incluir:

  • Radiografía de tórax. Este procedimiento busca masas o manchas en los pulmones.

  • Exploración por tomografía computada (también TC o TAC). Es un procedimiento de diagnóstico por imágenes que usa una combinación de radiografías y tecnología computarizada para producir imágenes horizontales o axiales (que suelen llamarse capas) del cuerpo. Una TC muestra imágenes detalladas de cualquier parte del cuerpo, incluidos los huesos, los músculos, la grasa y los órganos, tales como los pulmones. Las TC son más detalladas que las radiografías generales.

  • Citología del esputo. Un estudio de las células de la flema (moco) con un microscopio.

  • Toracentesis. Una aguja grande que se introduce a través de la piel en la pared del pecho para retirar líquido, que luego se envía al laboratorio para analizar si hay células cancerosas.

  • Biopsia con aguja. Se guía una aguja delgada dentro de la masa mientras se observan los pulmones en una fluoroscopía o TC, y se extrae una muestra de la masa para evaluarla en el laboratorio patológico con un microscopio.

  • Broncoscopía. Examen de los bronquios (las vías aéreas principales de los pulmones) con un tubo flexible (broncoscopio) que se pasa a través de la boca o la nariz. La broncoscopía ayuda a evaluar y diagnosticar problemas pulmonares, evaluar bloqueos, obtener muestras de tejidos y/o fluidos, y/o ayuda a extraer cuerpos extraños.

  • Ultrasonido endobronquial. Examen donde se pasa un broncoscopio con un pequeño transductor ultrasónico en la punto a través de la tráquea para ver los ganglios linfáticos en el mediastino (espacio entre los pulmones). Si se observan ganglios linfáticos agrandados, puede introducirse una pequeña aguja por el broncoscopio a través de la pared de la vía aérea para obtener muestras de los ganglios para analizarlas.

  • Mediastinoscopía. Proceso en el cual se hace un pequeño corte en el cuello para poder obtener una muestra de tejido de los ganglios linfáticos (ganglios mediastínicos) a lo largo de la tráquea y del tubo bronquial mayor para evaluar bajo un microscopio.

  • Toracoscopía. Procedimiento en el cual se hace un pequeño corte en el lado de la pared del pecho por donde se introduce un pequeño tubo con una cámara de video en el extremo. Esto le permite al médico ver la parte exterior de los pulmones y la pared del pecho y obtener una muestra de cualquier área anormal para ver bajo un microscopio.

  • RM, TEP o exploraciones óseas. Estos procedimientos se hacen para determinar si el cáncer se ha diseminado desde el lugar de inicio a otras partes del cuerpo.

También pueden usarse otras pruebas y procedimientos.

Tratamiento para el cáncer de pulmón

El tratamiento específico para el cáncer de pulmón lo determinará el médico según:

  • Su edad, salud general y antecedentes clínicos

  • El tipo de cáncer de pulmón

  • La magnitud de la enfermedad

  • Su tolerancia a medicamentos, procedimientos o tratamientos específicos

  • Expectativas de evolución de la enfermedad

  • Su opinión o preferencia

Según el tipo y la etapa, el cáncer de pulmón puede tratarse con cirugía, quimioterapia u otros medicamentos, radioterapia, tratamientos localizados, como la terapia con láser, o una combinación de tratamientos. El tratamiento combinado o de modalidad múltiple hace referencia a tener más de un tipo de tratamiento.

El tratamiento para el cáncer de pulmón incluye uno o más de los siguientes:

  • Cirugía. La cirugía forma parte del tratamiento para los cánceres de pulmón en etapa temprana. El tipo de cirugía depende del tamaño y la ubicación del tumor, la extensión del cáncer, la salud general del paciente y otros factores. Muchas cirugías se hacen con una incisión larga a un lado del pecho, conocida como toracotomía. Algunos tumores en etapa temprana pueden tratarse con cirugía torácica asistida por video (VATS, por sus siglas en inglés), que utiliza varias incisiones pequeñas (en lugar de una grande) y herramientas quirúrgicas largas especiales. Los tipos de cirugía incluyen:

    • Resección segmentaria o en cuña. Se extrae solo una pequeña parte del pulmón.

    • Lobectomía. Extracción de todo un lóbulo del pulmón.

    • Neumonectomía. Extracción de todo el pulmón.

    • Resección en manguito. Extracción de una parte del bronquio, después de lo cual el pulmón vuelve a unirse a la parte que queda del bronquio.

  • Radioterapia. La radioterapia es el uso de radiación de alta energía para matar las células cancerosas y reducir los tumores. La radiación también puede usarse con quimioterapia para tratar el cáncer de pulmón. Hay dos formas de aplicar la radioterapia:

    • Radiación externa (terapia con haz de luz externo). Es un tratamiento que precisamente envía niveles altos de radiación directamente a las células cancerosas. La máquina es controlada por el radioterapeuta. Dado que la radiación se usa para matar las células cancerosas y para reducir tumores, deben usarse blindajes especiales para proteger el tejido que rodea el área de tratamiento. Los tratamientos de radiación son indoloros y generalmente duran pocos minutos.

    • Radiación interna (braquiterapia, radiación por implante). La radiación se administra desde dentro del cuerpo, lo más cerca del cáncer posible. Las sustancias que producen radiación, llamadas radioisótopos, pueden tragarse, inyectarse o implantarse directamente en el tumor. Algunos implantes radiactivos se denominan semillas o cápsulas. La radiación interna implica administrar una dosis más alta de radiación en un plazo de tiempo más corto que con la radiación externa. Algunos tratamientos de radiación interna permanecen en el cuerpo temporalmente. Otros tratamientos internos se dejan en el cuerpo de forma permanente, aunque la sustancia radiactiva pierde la radiación en un período de tiempo breve. En algunos casos, se usan ambos tratamientos de radiación, interno y externo.

  • Quimioterapia. Es el uso de medicamentos anticancerígenos para tratar las células cancerosas. En la mayoría de los casos, la quimioterapia actúa al impedir que las células cancerosas crezcan o se reproduzcan. Los diferentes grupos de medicamentos actúan de distinta forma para combatir las células cancerosas. El oncólogo recomendará un plan de tratamiento para cada persona. La quimioterapia puede administrarse antes que otros tratamientos, después de otros tratamientos o solo para el cáncer de pulmón.

  • Terapia fotodinámica (PDT, por sus siglas en inglés). Es un tipo de tratamiento con láser que implica la inyección de sustancias químicas fotosensibilizadoras en la sangre. Las células de todo el cuerpo absorben las sustancias químicas. Las sustancias químicas se reúnen y permanecen más tiempo en las células cancerosas que en las células sanas. En el momento justo, cuando las células sanas que rodean al tumor pueden estar relativamente libres de las sustancias químicas, la luz de un láser puede enfocarse directamente al tumor. A medida que las células absorben la luz, una reacción química destruye las células cancerosas. Para el cáncer de pulmón, la luz se entrega a través de un broncoscopio (un tubo flexible pequeño con una luz en el extremo) que se introduce a través de la boca o la nariz.

  • Terapia dirigida. Estos son medicamentos dirigidos a partes específicas de las células cancerosas o células cercanas que las ayudan a crecer. Hasta ahora, estos medicamentos solo han sido útiles para algunos cánceres de pulmón de células no pequeñas. Por ejemplo, a medida que los cánceres crecen, forman nuevos vasos sanguíneos que los nutren. Los investigadores que bloquearon el crecimiento de estos vasos sanguíneos llegaron al desarrollo de los medicamentos llamados antiangiogénicos. Bevacizumab es 1 de ellos. Se descubrió que es útil para prolongar la supervivencia de algunos pacientes con cáncer de pulmón avanzado. Se usa con el tratamiento de quimioterapia estándar. También pueden ser útiles los medicamentos con otros objetivos específicos, como crizotinib, erlotinib y cetuximab.

Hay nombres específicos para el orden en que se administra el tratamiento. El tratamiento neoadyuvante se refiere a la administración de radioterapia o quimioterapia antes de la cirugía. Si se administra uno o ambos tratamientos antes de la cirugía, puede ser útil para reducir el tumor, dado que un tumor más pequeño es más fácil de extraer en una cirugía.

La quimioterapia o radioterapia después de la cirugía se llama tratamiento adyuvante. El objetivo del tratamiento adyuvante es matar las células cancerosas que pueden haber quedado después de la cirugía. Aunque no haya signos de células cancerosas, el médico puede sugerir el tratamiento adyuvante para reducir el riesgo de que el cáncer vuelva a aparecer o se disemine.

Hay ensayos clínicos en curso para las opciones de prevención y tratamiento para el cáncer de pulmón, entre ellos, la terapia fotodinámica y la quimioprevención.

Quick Find