AriaHealth.com

1-877-808-ARIA

Colangitis

¿Qué es la colangitis?

La colangitis es una inflamación del sistema de conductos biliares, por lo general relacionada con una infección bacteriana. El sistema de conductos biliares es un sistema de drenaje que transporta la bilis desde el hígado y la vesícula hasta la zona del intestino delgado llamada duodeno. La infección puede ser repentina o de carácter crónico.

¿Cuál es la causa de la colangitis?

Existen varias condiciones que pueden provocar una infección en el sistema de conductos biliares. La principal causa de la colangitis es la obstrucción o el bloqueo en alguna parte del sistema de conductos biliares. El bloqueo puede ser consecuencia de cálculos, un tumor, coágulos de sangre, estrechamiento producido por un procedimiento quirúrgico, inflamación del páncreas o invasión parasitaria. Otras causas incluyen el contraflujo de bacterias provenientes del intestino delgado, una infección sanguínea (bacterioemia) o la consecuencia de un procedimiento de diagnóstico, como el examen endoscópico. La infección ocasiona presión por acumulación en el sistema de conductos biliares.

¿Cuáles son los síntomas de la colangitis?

Los síntomas de la colangitis pueden ser de moderados a severos. A continuación, se enumeran los síntomas más comunes de la colangitis. Sin embargo, cada individuo puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir los siguientes:

  • Dolor en el cuarto superior derecho del abdomen.

  • Fiebre.

  • Escalofríos.

  • Ictericia (color amarillo de la piel y de los ojos).

  • Orina oscura.

  • Heces de color arcilla.

  • Presión baja de la sangre.

  • Letargo.

  • Disminución del nivel de alerta.

Los síntomas de la colangitis pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Consulte siempre a su médico para el diagnóstico.

¿Quiénes están en riesgo de contraer la colangitis?

La colangitis se presenta más comúnmente en las mujeres que en los hombres. La aparición por lo general ocurre después de los 55 años. Las personas con mayor riesgo son los que han padecido previamente cálculos biliares.

¿Cómo se diagnostica la colangitis?

El dolor que produce la colangitis a menudo se parece al ocasionado por los cálculos biliares. Además del examen físico y la historia médica completa, los procedimientos para diagnosticar la colangitis pueden incluir los siguientes:

  • Exámenes de sangre, que incluyen los siguientes:

    • Recuento de sangre completo (su sigla en inglés es CBC).  Mide la cantidad de glóbulos blancos que puede haber aumentado debido a la infección.

    • Exámenes de la función del hígado.  Serie de exámenes de sangre especiales que pueden determinar si el hígado funciona correctamente.

    • Cultivos de sangre (para determinar si hay una infección en la sangre).

  • Colangiografía.  Examen de rayos X de los conductos biliares mediante una tintura de contraste intravenosa (su sigla en inglés es IV).

  • Colangiografía percutánea transhepática (su sigla en inglés es PTC) . Se introduce una aguja a través de la piel en el hígado donde se encuentra depositado el medio de contraste y las estructuras de los conductos biliares pueden ser visualizadas en una placa de rayos X.

  • Colangiopancreatografía endoscópica retrógrada (su sigla en inglés es ERCP).  Procedimiento que permite al médico diagnosticar y tratar problemas del hígado, la vesícula biliar, los conductos biliares y el páncreas. El procedimiento combina rayos X y el uso de un endoscopio, un tubo con luz, largo y flexible. El endoscopio se introduce por la boca y la garganta del paciente, y luego a través del esófago, el estómago y el duodeno. El médico puede examinar el interior de estos órganos y detectar cualquier anomalía. Luego se pasa un tubo a través del endoscopio y se inyecta un medio de contraste que permite que los órganos internos aparezcan en una placa de rayos X.

  • Colangiopancreatografía por resonancia magnética (su sigla en inglés es MRCP). Procedimiento que utiliza imágenes de resonancia magnética (MRI) para obtener imágenes de los conductos biliares. La máquina utiliza ondas de radio e imanes para escanear órganos y tejidos internos. 

  • Ecografía (también llamada sonografía).  Técnica de diagnóstico de imágenes que usa ondas sonoras de alta frecuencia para crear una imagen de los órganos internos. Las ecografías se usan para visualizar los órganos internos del abdomen como hígado, bazo y riñones, y para evaluar el flujo sanguíneo a través de varios vasos.

Quick Find